Río Cuarto | Carne | medidas | Mesa de Enlace

"Vamos a una pérdida de stock y la gente va a pagar más cara la carne"

El presidente de Cartez, Javier Rotondo, manifestó que el cupo establecido por el Gobierno y la prohibición de exportar los cortes más populares tendrán el efecto contrario al buscado. Indicó que se analizan medidas de fuerza

Javier Rotondo, presidente de Cartez, rechazó enfáticamente las medidas anunciadas por Gobierno para el mercado de la carne y aseguró que el resultado será una pérdida de stock y precios más caros en los mostradores.

El gobierno nacional prohibió la exportación de los cortes populares y más consumidos en el país y estableció un cupo del 50% con respecto a las ventas realizadas al exterior el año pasado.

Mensaje Directo: Javier Rotondo - Vuelven las exportaciones de carne con cupo

- ¿Qué efectos va a tener el anuncio?

- Se pretendió, de manera muy desprolija y a último momento, convocar a la Mesa de Enlace nacional. Hay que aclarar, porque se han dicho muchas cosas, que la Mesa de Enlace nacional asistió a una reunión, no a un anuncio. Se venía pregonando la necesidad de buscar un diálogo por éste y por otros temas, así que en un gesto de mucha madurez y grandeza la Mesa de Enlace asistió. Pero no convalidó el anuncio. Cuando asistís a un diálogo es eso, fijación de posiciones. En este caso fueron a escuchar directamente un esbozo más enmascarado en lo que ellos denominan un plan ganadero absolutamente inaplicable.De hecho ni siquiera lo anunciaron. Se dieron 30 días y llamaron a una mesa más, una de las tantas, para intentar desactivar y prolongar en el tiempo medidas unilaterales que generan un daño total a la producción ganadera y que van a generar el efecto contrario al que se busca. Por lo tanto, la sensación es de mucha frustración, preocupación y de alerta. Los productores están muy molestos porque esto significa indudablemente ir hacia una pérdida de stock, un desincentivo y, lo más triste de todo, el consumidor va a pagar más cara la carne. En una economía inflacionaria no va a bajar la carne. La verdad es que no tiene sentido:prohíben exportar lo que no se exporta. Por ejemplo: el asado, ¿decime qué porcentaje de las 900 mil toneladas exportadas en el 2020 corresponden a matambre, vacío, costilla, tapa de asado, cuadrada o paleta, que son los cortes que dicen haber suspendido? Es un contrasentido que esconde viejas recetas de sectores de la cadena que logran sus acuerdos prebendarios, muy cortitos. Es una parte de los frigoríficos de mayor volumen exportador los que se van a quedar con el negocio de la vaca china en un 50 por ciento. ¿Quién pierde? El productor criador, que es el pequeño productor de menos de 100 vacas, que representa al 80 por ciento de los ganaderos argentinos. Sacaron de la cancha a pymes frigoríficas del interior que habían empezado a disputar el mercado de la vaca china. Por lo tanto, ganaron pocos y perdimos la mayoría.

No se sincera el problema real que es la pérdida de poder adquisitivo. No se sincera el problema real que es la pérdida de poder adquisitivo.

- ¿Por qué decís que el efecto va a ser el contrario y que en el mostrador la carne va a aumentar en vez de bajar?

- En los próximos 15 días vamos a ver a funcionarios sacándose fotos en las heladeras de las carnicerías del conurbano festejando con bombos y platillos que la carne bajó por un acuerdo de precios. Ahora bien, si nosotros tenemos una inflación de 4 por ciento mensual, si la luz sigue aumentando, si el combustible con el que se transporte la carne sufre 12 aumentos en el año, ¿qué va a pasar con el precio de la carne? ¿Va a bajar?Entonces, no sinceramos el problema real de la situación de distorsión, que es la pérdida de poder adquisitivo del salario y el impuesto inflacionario. Por lo tanto, se quiere de manera electoralista, en un año donde se definen muchas cosas, dar pan y circo, cómo decían los romanos, carne seudobarata por poco tiempo. Lo que pasa es que las elecciones son en noviembre y falta mucho para noviembre. Y es un contrasentido escuchar al ministor de Desarrollo Productivo (Matías Kulfas) decir que quieren mediante un plan llegar a las 5 millones de toneladas de producción. Es lo lógico, pero se logra con más producción y mayor producción se logra con menos carga tributaria y más exportaciones que generen más divisas e integración de cortes para el consumo interno. Hacemos todo lo contrario. Y Alberto Fernández fue el que negoció los cupos con los frigoríficos en el 2006 cuando Néstor Kirchner cerró las exportaciones. O sea, sabe muy bien que esto va a fracasar porque él es uno de los responsables de que en Argentina se perdieran 10 millones de cabezas.

- El Gobierno dice que la intención del Plan Ganadero es incrementar la producción. ¿Qué debería pasar para que ese objetivo se plasme?

- Hacer todo lo opuesto de lo que anunciaron. Fácil. Es muy sencillo. No hace falta ser economista:tenemos en promedio el mismo stock ganadero de hace 50 años. En los 70, Argentina tenía 27 o 28 millones de habitantes, hoy somos 47 millones y producimos las mismas vacas. Explicame si hubo algún incentivo con estos bombos y platillos de planes ganaderos;nunca los hubo. La única alternativa es producir más y para producir más hay que tener incentivos. Andate a Uruguay, Paraguay o Brasil, mirá cómo incentivan la producción de animales más pesados; en la misma cantidad de animales más kilos. Por eso, el asado no se exporta;es marginal la exportación de asado. El 80 por ciento del consumo de la producción argentina se sigue consumiendo en Argentina;entonces explicame si la carne va a bajar con esta medida. Por lo tanto, hay que incentivar, hay que favorecer a los pequeños y medianos productores que retengan vientres, hay que darles previsibilidad al negocio. Es cierto que China cambió el paradigma de la comercialización de la carne. Pero había en el precio de la vaca la posibilidad de que ese pequeño ganadero deje vaquillonas, invierta en inseminación, produzca terneros de mayor calidad para que los invernadores o feedloteros engordadores les metan más kilos, para que haya previsibilidad en el negocio, que haya una competencia y puja por la exportación y el precio. Pero no, el corto plazo, la desesperación en un año electoral predominan. Kulfas comete un horror al decir que la carne aumentó el 100 por ciento. La carne no se puede medir en un año;es un proceso de tres años desde que el ternero nace hasta que se faena.En ese período de 36 meses, distribuí el incremento de la carne y está muy por debajo de la inflación;por lo tanto son datos engañosos y le meten al ciudadano común esto de que te cuido, que vas a comer carne, vas a comer carne barata y la historia reciente dice que es todo lo contrario.

- ¿Se analizan medidas de fuerza?

- Sí, la verdad es que la Mesa de Enlace ha tenido esta actitud de asistir al diálogo pero el margen desde las bases y las confederaciones es bastante chico. Hay mucha frustración, mucha bronca porque se repiten viejas recetas, se va a concentrar la producción ganadera, se va a optar por la agricultura en aquellos que volvieron a los planteos mixtos. Entonces, no hay mucho margen, hay mucha desazón. Vamos a ser muy respetuosos de lo que nuestras rurales de base, en el caso de Cartez, digan. Hay una serie de asambleas previstas y probablemente se endurezcan algunas medidas.

Marcos Jure - Redacción Puntal