Río Cuarto | casos | internados | invierno

Tras la baja en los casos, esperan tranquilidad para febrero y marzo

Desde el Municipio destacaron que la merma en los contagios se ha consolidado y que la tasa de positividad cayó a la mitad. Confirmaron que seguirán reforzando la vacunación y dijeron que quedan pocos internados

Tras la baja de casi el 40% en el número de casos de coronavirus en la ciudad que se registró en la última semana epidemiológica (se pasó de 2.359 positivos a 1.446, es decir, 913 menos), en el Municipio creen que los meses de febrero y marzo transcurrirán con tranquilidad en cuanto a la cantidad de infectados. El doctor Isaac Pérez Villareal, subsecretario de Salud, aseguró a Puntal que la merma en los contagios es una tendencia consolidada.

“En las últimas semanas se observa una baja en los casos. En la ciudad ocurrió lo mismo que en Europa y Sudáfrica. Es decir, por la variante Ómicron, se produjo un ascenso rápido en la curva y ahora se está dando una caída pronunciada. Lo cierto es que vemos una tendencia que se viene afianzando. Si bien se pensaba que con el recambio turístico podía darse un repunte en los casos, eso no sucedió”, indicó Pérez Villareal.

Al mismo tiempo, el funcionario dijo que el nivel de positividad cayó del 52% al 25%, por lo que también es un dato para destacar.

“Tenemos menos gente testeándose y la tasa de positividad está en el 25%. Si bien es un número que está por encima del 10% sugerido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), estamos muy por debajo del pico de la tercera ola, momento en el que el nivel llegó al 52%. Esperamos estar pronto por debajo del 20% para tener cierta tranquilidad”, explicó.

-¿Qué se espera para febrero y marzo en cuanto a los casos?

-Nosotros esperamos cierta tranquilidad. Por el momento, no se conocen nuevas cepas. A la vez, estamos apuntando mucho a la vacunación en los más chicos para que tengan el esquema completo para la vuelta a clases. También se está dando el refuerzo con la tercera dosis a los adolescentes de 12 a 17 años. Lo que ha demostrado la tercera ola es que la vacuna nos protegió para evitar complicaciones. Hubo más casos que en la segunda ola, pero las internaciones y los fallecimientos fueron menos. En general, los cuadros que se complicaron corresponden a personas que no estaban vacunadas o que no tenían los esquemas completos.

-¿Es probable que tengamos una nueva ola hacia el invierno?

-El invierno siempre es complejo. Por lo general, el virus cobra más fuerza con el frío, como sucedió en Europa. Sin embargo, con esta cepa, nosotros tuvimos en verano la tercera ola casi en simultáneo con el pico de contagios en Europa, a diferencia de lo sucedido con la primera y la segunda ola, que se dieron en invierno. Hay que esperar para saber lo que sucederá en el invierno que viene en la Argentina. Por lo pronto, debemos continuar con la utilización del barbijo, el distanciamiento social y el lavado de manos.

-¿Hay muchos internados por Covid en la ciudad?

-Hay internados, pero no son muchos. La mayoría de los pacientes están internados por otras patologías.

-¿Hay posibilidad de avanzar con terceras dosis en niños de 3 a 11 años?

-Ni la Nación ni la Provincia se han expresado sobre ese punto. Por ahora, en esa franja etaria, nos estamos enfocando en que se complete el esquema de dos dosis. Hemos salido a la búsqueda de los niños que faltan vacunarse. En ese marco, casi mil niños se han inoculado en estas dos semanas. Asimismo, vamos a estar en La Casa del Sol de barrio Oncativo para seguir con el operativo, al igual que en los dispensarios, y está siempre disponible el Polideportivo Municipal.

-Desde la Universidad dijeron que sería interesante contar con un vacunatorio en el campus para inmunizar a las personas que aún no lo han hecho, ¿hay posibilidades de que eso ocurra?

-Siempre estamos dispuestos a dialogar. La realidad es que el puesto de vacunación habilitado funciona en el Polideportivo Municipal. Habría que evaluar si son muchas las personas dentro de la Universidad que aún no se han vacunado o que todavía tienen que completar sus esquemas. Si son pocos, es más sencillo que se trasladen al vacunatorio habilitado que poner en marcha otro punto de vacunación, teniendo en cuenta las distintas modalidades que existen con respecto a los tipos de vacunas y los cuidados que hay que tener con cada una de ellas.

Nicolás Cheetham. Redacción Puntal