Se trata del reporte número 318 del Departamento de Información Agronómica la entidad cordobesa, titulado "Córdoba. Avanza la cosecha de los cultivos estivales 2020/21" que detalla el estado respecto de los siguientes cultivos: maíz, soja, sorgo, maní y girasol además de sumar un breve reporte meteorológico.

Maíz

Se sembró una superficie de 2.548.800 hectáreas, dato que incluye toda la superficie maicera, es decir, maíz para grano, maíz forrajero y maíz para picado, y este valor representa un 1 % más que la campaña 2019/20. Del total del área sembrada, el 11 % se planificó con destino forrajero. Del maíz con fin de cosecha de grano, se espera que se pierda un 5 %, principalmente por las escasas precipitaciones. De esta manera, se obtiene una superficie cosechable de 2.171.900 ha. A medida que avanza el ciclo del cultivo, las estimaciones son más ajustadas, estimando un rendimiento ponderado promedio de 84,6 qq/ha, siendo un 3 % superior al de la campaña precedente.

El volumen de producción esperado rondaría 18.369.400 tn, represando un 6 % menos que la campaña 2019/20. El 100 % del maíz temprano se encuentra finalizando su ciclo, en madurez fisiológica, mientras que los lotes sembrados en fechas tardías aún están en llenado de grano, entre grano lechoso y grano dentado. El avance de cosecha a nivel provincial alcanza el 12 %.

Soja

Se estima una superficie sembrada de 4.319.000 hectáreas, lo cual representa un 1 % menos que la campaña 2019/20. Del total del área sembrada, el 1 % se proyecta como área perdida. Se obtiene así, una superficie cosechable de 4.226.600 ha. Ajustando las estimaciones, se prevé un rendimiento ponderado promedio de 33,6 qq/ha, siendo un 3 % superior al de la campaña precedente.

El volumen de producción esperado rondaría 14.207.200 tn, representando un 2 % más que la campaña 2019/20. El avance de cosecha alcanza el 16 % en toda la provincia.

Sorgo

Se prevén 120.600 hectáreas sembradas para la campaña 2020/21, lo cual representa una variación interanual positiva del 25 %. Este total incluye toda la superficie sorguera: sorgo para grano, forrajero y para picado. Del total de las hectáreas sembradas, el 36 % se planificó inicialmente como forraje y se espera una pérdida del 1 % de la superficie con destino a grano, por lo que el área cosechable se estima en 76.800 ha.

El rendimiento ponderado promedio podría ser de 55,2 qq/ha, 8 % superior en comparación con la campaña precedente. La producción se prevé en 424.500 toneladas, valor que representa un 27 % superior respecto a la campaña 2019/20.

Maní

Se estima una superficie sembrada de 266.200 hectáreas en toda la provincia, valor que representa un 2 % más que la campaña 2019/20. Del total, se espera que se pierda un 4 %, por lo que la superficie cosechable se estima en 255.400 ha. El rendimiento en caja sucio y húmedo podría ser de 39,0 qq/ha, variación interanual negativa en el orden del 13 %.

La producción en caja del cultivo se prevé en 996.400 toneladas, valor que representa un aumento del 22 % respecto a la campaña 2019/20. Solo el 5 % de los lotes se encuentra aun atravesando la última etapa del periodo de definición de rendimiento, mientras los restantes se encuentran finalizando su ciclo. El avance de arrancado es del 6 % de la superficie cosechable y hasta el momento, la cosecha es menor al 1 %.

Girasol

Se estima una superficie sembrada 26.500 hectáreas, de las cuales se prevé que se pierda un porcentaje menor al 1 %, por lo que la superficie cosechable rondaría 25.600 ha. Habiendo atravesado el período crítico en enero, durante el cual el registro pluviométrico superó al promedio histórico, se espera que el rinde alcance 26 qq/ha, obteniendo una producción de 66.500 toneladas.

Los lotes que aun quedan en pie se encuentran próximos a ser cosechados, encontrándose la cosecha casi finalizada en todo el territorio provincial. El cultivo se mantiene en condiciones generales entre excelentes y buenas.

Aquí el informe completo.

Contexto climático

Durante el trimestre enero-marzo, se desarrollaron precipitaciones variables a lo largo del territorio. Mientras que algunos departamentos lograron alcanzar o superar al promedio histórico, en otras zonas no se registraron los suficientes milimetrajes para llegar al mismo.

El contenido de agua en el suelo a un metro de profundidad al 15 de abril es variable en toda la provincia, presentando los mayores contenidos hacia el centro este del territorio.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, no se esperan precipitaciones de importancia en la provincia para la semana comprendida entre el 27 de abril al 3 de mayo.