Río Cuarto | Educación | CIN | UBA

Para la rectora Rovera es "inadmisible" el aumento de fondos solo para la UBA

La funcionaria, que integra el comité ejecutivo del CIN, cuestionó el acuerdo del Gobierno con esa casa de altos estudios porque discrimina a las del interior. "Entristece ver este tipo de decisiones", declaró al respecto

La rectora de la Universidad Nacional de Río Cuarto, Marisa Rovera, calificó de “inadmisible” el aumento de fondos que el gobierno nacional acordó exclusivamente con la UBA, dejando afuera al resto de las unidades académicas del país. En tal sentido, cuestionó la discriminación que sufre el interior frente a la capital, pero rescató el hecho de que el Ejecutivo nacional avaló con esta decisión los porcentajes de aumento que viene pidiendo la educación superior.

Rovera, que integra el comité ejecutivo del CIN, definió ayer como “muy preocupante” la situación que se planteó con el acuerdo por el que la secretaría de Educación le actualiza los fondos de funcionamiento a la UBA en un 270 %, pero no al resto de las universidades.

En declaraciones a Radio Universidad de Río Cuarto, expresó: “Entristece ver este tipo de decisiones, porque, como dice el comunicado del comité ejecutivo del CIN en relación a este tema, hubo un acuerdo, una actualización de los gastos de funcionamiento para la UBA del 270 por ciento, a lo que se le suma un 300 por ciento en lo que hace a hospitales universitarios. Y al resto de las universidades, nada”, señaló.

En este punto, Rovera rescató un aspecto positivo del entendimiento con la UBA y es que, en su opinión, “claramente, se admite que hay un desfinanciamiento. Y se decide reforzar ese funcionamiento con una única universidad”.

Sin embargo, rápidamente aclaró que la resolución se basa “en el desconocimiento de todo un sistema, que legitima la educación pública a nivel nacional:el 85 por ciento de los estudiantes universitarios están en el resto de las universidades públicas del país”.

En términos globales, y en la misma tónica del comunicado del CIN, la rectora Rovera cuestionó fundamentalmente que se desconozca a las universidades del interior del país.

“Es inadmisible la decisión que se ha tomado en este sentido. Siempre hemos sostenido, entre todos los rectores y rectoras, avanzar con el diálogo y con el respeto, porque entendemos que son principios, son convicciones. Esto no es un sálvese quien pueda, sino que estamos justamente defendiendo un sistema que representa a todos los argentinos. No desconocemos lo que representa la Universidad de Buenos Aires, pero tenemos que velar por todas las universidades, del norte al sur, de este a oeste de todo el país”, señaló en declaraciones formuladas a Radio Universidad de Río Cuarto.

Los reclamos

Finalmente, recordó que el sistema de educación superior ya expresó en la marcha del 23 de abril sus reclamos.

“No sólo focalizamos en lo que hace a los fondos de financiamiento, sino también en respaldar el salario de los trabajadores, las becas estudiantiles y también el fortalecimiento del sistema científico tecnológico. Y, por supuesto, todo lo que tiene que ver con obra pública e insfraestructura, que hace a la funcionalidad de las instituciones”, dijo Rovera.

“Es delicado atar los fondos a que apoyen una ley”, dijo Negretti

Luis Negretti, rector de la Universidad Nacional de Villa María, aseguró que la entrega de fondos para las universidades quedó atada a la suerte de la Ley Bases y apuntó por esto al gobierno nacional. En este sentido, sostuvo que así se plantea un escenario “delicado, difícil, terminal”.

- ¿Cómo entiende esta decisión de aumentarle los fondos a una de las universidades y dejar afuera al resto?

- Todas las conjeturas que pueden hacerse tienen que ver con los temas de agenda en la actualidad. Evidentemente, aquí hay una discusión de fondo que se está dando en el Congreso. Celebramos que se le resuelva el problema de la UBA, celebramos que se reabra el proceso organización de la Universidad Nacional de Río Tercero, pero en todos los casos vemos que detrás de estas decisiones hay precisamente actores de carácter político: legisladores, diputados, senadores. Incluso, la Unión Civica Radical sacó un comunicado diciendo que había acordado con Francos solucionar el problema de los gastos el funcionamiento de la Universidad. Y lo que se comunicó fue únicamente a través de las resoluciones del exministerio (de Educación) que lo que se resolvía era el problema de la UBA, únicamente. Flagrantemente, se ha realizado una acción que resuelve una pequeña parte del problema, porque la UBA representa menos de 15 por ciento del total del sistema universitario.

- ¿Quiere decir que esta decisión sobre el reparto de fondos para las universidades está atada a la discusión de la Ley Bases?

- Bueno, ahora están diciendo que no es así, pero es evidente que no es cierto. En ese sentido, las universidades somos autónomas, si bien somos espacios democráticos, somos apartidarios. Podemos tener visiones distintas, pero la situación presupuestaria de la Universidad es una realidad. Lo delicado, lo difícil, lo terminal es atarlo a que un gobernador, un grupo de legisladores o un partido político apoyen una ley. Es algo que no ha sucedido nunca en la historia del sistema universitario al menos no en la historia de los últimos 40 años de que recuperamos la democracia.

El Gobierno negó discriminar a las universidades del interior

Tras el acuerdo entre la Secretaría de Educación y la Universidad de Buenos Aires (UBA), el vocero presidencial, Manuel Adorni, negó que haya "discriminación" a otras universidades y dijo que el diálogo con las distintas casas de estudio está abierto.

El funcionario informó que la Secretaría de Educación llegó a un acuerdo con la Universidad de Buenos Aires (UBA) "para aumentar 270% los gastos de funcionamiento y 300% las partidas para los hospitales que dependen de la casa de altos estudios".

Asimismo, aclaró que el Gobierno mantiene diálogo con todos los rectores y autoridades de las distintas universidades con el objetivo de "ajustar los presupuestos y necesidades a lo que cada uno les pasa".

"No es lo mismo al UBA con su volumen y su propia dinámica de lo que puede ser alguna otra universidad. Es razonable", aclaró tras las críticas de un sector de la comunidad a raíz de la decisión de la casa de estudios de suspender la emergencia educativa.

Para el vocero del presidente Javier Milei, "no hay ningún tipo de discriminación entre universidades", sino que "con todas se está terminando de diseñar el ajuste presupuestario porque cada una tiene particularidades que se deben atender de manera individual".

Yacobitti: acuerdo “provocador”

El vicerrector de la Universidad de Buenos Aires, Emiliano Yacobitti, reconoció que el acuerdo financiero al que arribó con el Gobierno "es provocador" para el resto de las casas de altos estudios y aclaró que la institución porteña "no se comprometió a dejar de reclamar".

"La UBA forma parte del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), pero cada universidad también dialoga por separado con el Gobierno", sostuvo.

En declaraciones radiales, el dirigente radical admitió que "es provocador aumentarle sólo a la UBA" y remarcó que la casa de altos estudios porteña "no se comprometió a dejar de reclamar, bajo ningún punto de vista".

Para intentar disminuir la polémica generada, indicó que "ahora el CIN no va a tener que discutir más cuánto es el ajuste por inflación, porque el Gobierno ya lo reconoció".

Movilización y paro

Por su parte, los gremios universitarios del país acordaron un paro el 23 de mayo y una jornada de protesta el 22. Es por la falta de respuesta del Gobierno Nacional al cumplirse un mes de la masiva marcha nacional, anunció el Frente Sindical Universitario.