Río Cuarto | empresa | mercado | productores

Nuevo rechazo del campo a la idea de intervenir el mercado granario

Aseguran que los productores serán los grandes perdedores ante esta iniciativa, que celebrarán en un comienzo sectores que se benefician con granos baratos. Pero advierten que en el mediano plazo faltarán trigo y maíz

Las entidades del agro salieron ayer a cuestionar la reflotada idea del Gobierno de intervenir en el mercado de granos a través de la empresa Vicentin, cuyo principal acreedor es el Banco Nación, y luego de un guiño del máximo tribunal santafesino.

Mediante un comunicado, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) criticó la propuesta del presidente Alberto Fernández de crear una empresa testigo para el mercado de los alimentos a partir del proceso de quiebra de la cerealera Vicentin.

“Respetuosamente le decimos al señor Presidente que vea al país real, al de todos los días, al que vive la gente, no la política, entonces esperamos tenga respuestas, no del país que imaginan o le cuentan, sino el que transitamos con pesar en estos tiempos inciertos”, enfatizó CRA.

La nota agrega: “Las declaraciones del Presidente de la República en un medio nacional, sus particulares dichos sobre aspectos de política futura y el sospechoso silencio sobre los temas centrales de la realidad cotidiana, nos asombran, nos preocupan y nos dejan la sensación extendida que vamos sin rumbo y que quienes gobiernan nos tratan como seres no pensantes y que no vemos el oscuro tiempo que transitamos”.

“Sumidos en una inflación sin freno, aún en la risueña guerra que le declarara el primer mandatario, sin perspectiva real de su descenso, con brecha cambiaria cada vez más grande, sin crédito externo, con emisión descontrolada, gasto público creciente, con paritarias que nunca alcanzan, cientos de productores, transportistas y ciudadanos penando por un poco de gasoil, el Presidente nos habla de reformas judiciales, de Corte Suprema de decenas de miembros, de política internacional, con pretensión de protagonista, todas frases vacías, que se chocan con el presente que abraza a todos los argentinos”, añade el texto.

El comunicado indica que "en ese marco de ausencia de plan de gobierno, sin gestión, ni rumbo, reaparece como una letanía la idea de tener una empresa testigo en el comercio de granos, no conforme con toda la intervención que han instaurado solo para sembrar desconfianza y para quitar valor al productor, ahora se anuncia otro dislate”.

“Intentaron un mamarracho con la empresa Vicentin, tenemos patente la conferencia de prensa en que anunciaron la idea de apropiarse de ella y ahora pretenden más de lo mismo”, añade el comunicado de CRA.

El vicepresidente de la entidad, el cordobés Gabriel De Raedemaeker, destacó a Puntal que “hay un intento por meterse en el negocio que va a generar un gran perjuicio a los miles de productores de granos del país y un negocio fenomenal para el Gobierno”, indicó.

Para el dirigente de Oliva, “tendrá la posibilidad de fijarles un menor precio por su producción a los productores y de pagarles además con atraso y desdoblamiento cambiario. Eso va a terminar con un impacto muy grande en caída de área sembrada en trigo y maíz”, alertó.

De Raedemaeker advirtió también que esto puede ser acompañado por algunos sectores que a priori “se podrían beneficiar por estas medidas de bajar fuerte el precio de los granos en el mercado interno a costa de los productores, pero que a la larga será un perjuicio para todo el país porque no vamos a tener ni trigo ni maíz”, sugirió. Por último el vice de CRA indicó: “No es impensado que además se quiera eliminar a la competencia y quedemos rehenes de esta empresa testigo”.