Tranquera Abierta | exportaciones | Gobierno | Mesa de Enlace

La Mesa de Enlace rechaza cupos y piensa en protestas

Mientras esperan las medidas, las entidades participaron de un encuentro con los grandes frigoríficos en la sede de Coninagro

Las entidades del campo trazaron una línea y remarcaron que si la medida que tome el Gobierno para reabrir las exportaciones afecta el precio de la hacienda en pie, pueden activarse protestas y ceses en la comercialización no sólo de carne vacuna, sino también de otros productos surgidos del agro.

Fue una de las decisiones que tomaron los integrantes de la Mesa de Enlace, que se juntaron el miércoles a la noche en la sede de Coninagro con los representantes del Consorcio Exportador ABC que reúne a los principales frigoríficos del país. Ese sector industrial es el que está negociando con el Gobierno las nuevas disposiciones que se conocerían en las próximas horas y que terminan de pulirse en el Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas, acompañado por la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

“Queda en evidencia que la producción, los productores y los integrantes de la Comisión de Enlace quedan fuera de cualquier conversación con el Gobierno. Fue necesario juntarse con los frigoríficos para ponernos al tanto de qué se está hablando y cuál es la solución que el Gobibierno ve para levantar las restricciones a las exportaciones”, se quejó Gabriel De Raedemaeker, vicepresidente de CRA.

“Habría algún recorte en las autorizaciones de exportación. Esto quiere decir que habría reapertura pero con restricciones para cortes que van al consumo interno como vacío, matambre, asado. Eso llevaría a disminuir las exportaciones un 40% con respecto a los meses previos al cepo.Pero insistimos en que esto no es oficial”, agregó.

Y remarcó: “Desde las entidades lo que se manifestó claramente es que un acuerdo de esa naturaleza no sería aceptado por la producción porque va a repercutir en el precio al productor, más allá de que se diga que no. Va a generar un quebranto en los precios que los frigoríficos y exportadores van a pagar a los productores y sí se pidió que la producción sea incorporada a la mesa de negociación”.

“Estamos viendo que la sensación de los productores es que no se van a dejar llevar por delante con medidas como la que se conocen y están ya pidiendo acciones de protesta como el cese de comercialización, pero abarcativas a otras producciones además de la carne. Hay una sensación de cansancio que se quiere manifestar. Si la decisión afecta el precio de la hacienda, habrá una reacción”, advirtió De Raedemaeker.