Rostros y Rastros Fabiana Renault | Emprendeton 2020 | Cordoba

Colaborativo, innovador y ahora también versátil; así es el ecosistema emprendedor

Siempre vinculados entre sí, ahora de manera virtual, los emprendedores siguen desarrollando herramientas para crecer; algunos cambiaron, otros se unieron pero no paran. Sostenerse durante la pandemia fue el desafío

Fabiana Renault es Licenciada en Publicidad y Analista de Comunicación Social, dice que le apasionan los procesos de innovación y la llaman formadora de mentes creativas. Brindo charlas Ted en muchas oportunidades y dirige su propia consultora 'Creativos Extramuros'.

Ella fue una de las personas detrás de la organización del último Emprendeton 2020 de la provincia de Córdoba, cuya premiación se realizó la semana pasada. Oriunda de Capital Federal, asegura que pronto adquiere la doble nacionalidad para ser también cordobesa.

“El emprendedor a esta altura es un héroe porque se sostuvo durante toda la pandemia como pudo, y en este sentido el Emprendetón 2020, Hackeando la nueva (A) normalidad, fue un mimo para apoyarlo como podemos”, comienza diciendo la especialista.

El emprendedor tiene eso de vincularse todo el tiempo, ¿cómo hicieron este año?

Yo soy porteña aunque en cualquier momento soy cordobesa también, el emprendedor del interior tiene esa característica, el porteño, de CABA, es más individualista, más solitario, más mezquino, y eso me parece que es un poco impulsado por las gestiones, por los ministerios que piensan en provocar eso, piensan en generar una comunidad y construir un vínculo, eso es un poco lo que pasa.

¿De qué se trató Emprendetón 2020?

Fue un desafío en una convocatoria a pensar ideas que ayuden al ecosistema emprendedor para volver a brillar luego de todos estos meses de aislamiento y de tener que remarla. Es un hackathon para el ecosistema emprendedor, que en la virtualidad tiene toda una nueva dinámica pero fue maravilloso, un éxito, se llegaron a ideas maravillosas y la magia que aconteció en esto de pensamiento colaborativo fue increíble. De movida es un premio que se reparte entre un equipo, es un equipo el que gana y no una persona, eso ya habla de un aprendizaje sobre eso.

Hay que entender que acá la cuestión es juntos y dándonos una mano entre todos, porque solos no va a funcionar.

Los emprendedores se anotan más allá de sus pymes y conforman equipos en esa jornada. Contános cómo es la dinámica del evento.

Cada emprendedor tiene su emprendimiento que puede estar en tres estadios, o está pensando su proyecto, o lo está actuando y le va bárbaro, o lo está actuando y está en crisis, porque por ejemplo todos aquellos que tenían comercios la pasaron mal porque no pudieron abrir, o por tener empleados.

Esos tres estados de emprendedores, cada uno con su realidad, se dio cita en un encuentro en el que participamos todos juntos de manera on-line, trabajamos con Google Sprint, en realidad fue una adaptación de esa metodología, porque supone trabajar cinco días seguidos y en este caso lo hicimos en una jornada, hay que entender que aprendimos que no se resiste tanto como para encontrarse cinco días seguiros de manera virtual, por lo que adaptamos la herramienta y no trabajar solos, pero todos juntos, porque trabajamos con un documento colaborativo que se vota y se van tirando ideas, propiciando el hacer más que algo que sea maravilloso.

(Durante la jornada) Se van resolviendo cuestiones de pequeños estadios y vas siendo conducido por facilitadores, yo tengo un equipo que son alumnos o ex alumnos de formaciones que dirijo que se copan con esto de entrenar la creatividad, entrenando su modo facilitador.

Ellos manejan la herramienta, los emprendedores llegan y son conductores por los facilitadores. Se trabaja durante un lapso de tiempo hasta que llegan a una idea, la cual se envía a una persona que canaliza todas las ideas de nuevo, edita todas las ideas ganadoras y se arma un documento para el jurado. El jurado vota de la misma manera on-line y se llega a un veredicto.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCI9lboeg-9e%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAJlQrkGC5FBrIiS1lCcwOA4zVX7XYV9VA9qXRQ4q8K8gfv4uZAsjeDJYZBZC9p5ivd0Li1noKGK5Ac0AgXg0tjo3tfOisgSNnxmP75v7SCsST5i4pZAyBfL3lhHc4Pfnc6yhCsLZBaCyJKpLZA3DkFZBm7emrOD9hRa8W2K2kWS
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por @fabiana_renault

Es una metodología ágil que te anima a pensar creativamente sin el sesgo o la timidez de creer que no somos creativos, de que no se nos ocurren cosas, porque la misma metodología te lleva y si o si llegas a ideas maravillosas, depende claro del planteo del problema y de la habilidad de los facilitadores. Ese es el gran desafío de coordinar este tipo de eventos.

¿Crees que este año, a los emprendedores, les significó una adaptabilidad aun mayor que la habitual?

Yo creo que este año fue una madurez para todos, pero más para el emprendedor porque en general es un camino de mucha soledad el del emprendedor, no tiene un jefe al cual reclamar, no tiene una persona de finanzas que le ayude, tiene pequeñas estructuras , son pymes, son familias, necesitan bastante poco. Un emprendedor pasa un tiempo en volverse Mercado Libre, pero en el inicio esa soledad está caracterizada por esto del pensamiento colaborativo.

¿Los momentos de crisis son propicios para desarrollar nuevas ideas?

El principal obstáculo que tiene generar un emprendimiento es salir de la zona de confort. Si yo me quedo con que soy empleado, tengo un sueldito aunque no soy millonaria pero me paga la jubilación, me quedo así porque esa zona de confort me mantiene tranquila.

El emprendedor presupone saltar esa zona de confort, esa es la decisión más difícil, todos soñamos con no tener más jefe, poder manejar nuestros horarios, soñamos con recibir un ingreso justo, pero la realidad es que la otra realidad, la del sueldito asegurado, la del pensar chiquito, te juega en contra.

En circunstancias como esta, que no te quedo otra que bailar la música que sonaba, uno puede jaquear ese temor de salir de la zona de confort, porque no te queda otra, mucha gente se quedó sin trabajo, mucha gente cuyo emprendimiento no lo pudo implementar tuvo que salir a sumarse a otro emprendimiento, o pegar un “volantazo”. Eso es lo que yo creo que pasa, no tengo la verdad absoluta, no hubo opción de si me quedo o no en la zona de confort. Eso hizo y hace que las crisis sean tan impulsadoras de lo nuevo.

Fabiana Renault está más que convencida que el mundo emprendedor es un mundo muy rico porque tiene hambre de la buena, “hambre creativa, hambre de más y mucha inteligencia emocional conduciendo todos los escenarios”. Cuenta además que participó, junto a María Soledad Kempa, del desarrollo de un certificado de innovación humana para el Ministerio de Promoción del Empleo y de la Economía Familiar de la provincia de Córdoba. “Si hay algo que surgió en esta pandemia es esa empatía creativa; o “empatizamos” y nos volvemos humanos o nos fundimos, o entendemos que necesitamos del otro y el otro nos necesita y esto es circular o quedamos “centripetados” por la misma cadencia de la economía que está en crisis claramente ”.

Algunas ideas

Si después de esta inyección de motivación te dan ganas de crear, te dejamos a continuación algunos caminos que pueden ser disparador para ideas innovadoras.

Primero hay que animarse y estar dispuesto a correr riesgos, a equivocarse y aprender de los errores.

Ser curioso. Tener capacidad de observación. Las buenas ideas muchas veces surgen de mirar a nuestro alrededor, de preguntarnos todo y de ser curiosos. Te proponemos que ejercites esta cualidad y no dejes de preguntarte por lo que ves a tu alrededor, ni de observar detenidamente eso que te llama la atención.

Arriesgarse. Para innovar hay que animarse, recorrer nuevos caminos e intentar nuevas soluciones que en algunas oportunidades fallarán, pero en otras no.

Confiar en uno mismo. Es habitual que las personas más innovadoras sean optimistas. Los pesimistas suelen encontrar su camino lleno de piedras y obstáculos, muchas veces autoimpuestos.

Amigarse con el gris. Estamos acostumbrados a pensar en forma binaria. Algo es de una forma o de otra, blanco o negro. Para desarrollar nuestro lado innovador hay que pensar los grises.

Conocer gente diferente. Formar equipos con perfiles heterogéneos siempre es una muy buena idea cuando se quiere innovar, ya que las opiniones diferentes vuelven a las discusiones mucho más ricas e interesantes.

Tener momentos de distensión. Cuando la mente esta despejada surgen ideas creativas. Generar estos espacios de ocio y relax para una mete dispuesta a la innovación.

FERNANDA BIRENI