Tranquera Abierta | faena | Carne | pollo

Pese a la ventaja de precio frente a la carne bovina, cae la faena de pollo

Muestra una contracción a nivel nacional de 5,4% en el primer trimestre. La demanda igual se mantuvo elevada por el significativo encarecimiento de los cortes de vaca, que ha desviado a los consumidores hacia el sustituto más barato

A pesar de la clara conveniencia en el precio del pollo por sobre la carne vacuna, la faena avícola en la Argentina mostró una contracción en lo que va del año del 5,4% frente a igual período de 2020. Así lo destacó un trabajo realizado por la Fundación Mediterránea y que estuvo a cargo de Nicolás Torre.

“Tras varios meses de incertidumbre para productores e industriales avícolas, por baja de precios en la carne destinada a mercado interno y externo durante los últimos 2 años –y por ende para el pollo vendido por el productor- (en términos reales), en el comienzo de 2021 se observa una contracción preocupante de la producción de carne avícola”, comienza destacando el estudio.

En concreto, la faena de pollos exhibe una contracción a nivel nacional de 5,4% durante el primer trimestre del año en relación a igual período del año pasado, según datos publicados por la Dirección de Porcinos, Aves de Granja y No Tradicionales, del Ministerio de Agricultura de la Nación.

La Provincia de Entre Ríos, líder con el 51,9% de la producción nacional, faenó –promedio mensual- 30,8 millones de cabezas, evidenciando una contracción del 4% con respecto igual período de 2020. Buenos Aires (segunda en importancia; con el 34,2%) faenó 20,3 millones de cabezas (caída del 10,7% interanual). Santa Fe, con 4,9% de la torta nacional, faenó 2,9 millones de cabezas (creció 10,2% ). Córdoba, por su parte, con 3,8% del total nacional, faenó 2,25 millones de cabezas (cayó 0,3%). Río Negro, por su parte, con 2,7% de la faena nacional, alcanzó 1,62 millones de cabezas (alza del 1,1%).

“En el resto del país, que representa el 2,4% de la faena nacional, se faenó 1,44 millones de cabezas (aumento del 1,6%). En líneas generales, se observa una mejor distribución de la faena hacia industrias aviares localizadas fuera de la ‘zona núcleo’ (Entre Ríos y Buenos Aires), pero con una faena agregada inferior a la observada en 2020”, explica el trabajo de Torre.

“Para comprender mejor el cambio de tendencia que se produjo en la faena durante el comienzo de 2021, es relevante hacer un breve comentario sobre lo que viene sucediendo con el consumo, precio de la carne aviar, los salarios y el valor de las exportaciones avícolas. Durante los últimos 12 meses (marzo/marzo), la carne de pollo destinada al mercado interno aumentó un 51%, contra una suba de salarios del orden del 35%. La demanda de carne aviar continuó sostenida en vistas de que la carne bovina incrementó su valor en 75% durante el mismo período; la carne de cerdo, en tanto, aumentó un 52%”, detalló la Mediterránea.

En términos de salario, el poder de compra de los consumidores (cantidad de kilos de carne adquiribles con un salario mensual), considerando un salario por trabajador registrado del sector privado (desestacionalizado) de 75.750 pesos durante primer trimestre de 2021, permite la compra de 445 kilos de pollo. Comparando contra igual período de 2020, donde se podían adquirir 519 kilos, la pérdida de poder adquisitivo del salario registrado a kilogramos de pollo es de un 14%.

“Recordar que el encarecimiento de la carne bovina ha desviado a los consumidores hacia el sustituto más barato (pollo)”, remarcó.

“En el frente externo, los precios de exportación se encuentran en mínimos en los últimos 12 años (US$ 1.332 la tonelada). Esta realidad, sumada a la interna, se traduce en una transitoria merma de las exportaciones de productos aviares del 10%”, explica Torre.