Espectáculos Feria del Libro | Córdoba |

Amor incondicional en la Feria del Libro de Córdoba

La escritora local Laura Sánchez de Ravetta presentó su segundo libro en la 36° edición del evento literario de La Docta

El jueves, en la jornada inaugural de la 36º edición de la Feria del Libro Córdoba, la escritora local Laura Sánchez de Ravetta, presentó su segundo libro, Amor incondicional, en un panel del que formaron parte Lucrecia Gambone con su libro Fibromialgia, Luciana Pozzer con Más allá del peso, Daniela Kaplan con Mandarinas al sol, Pablo Roggio con El hombre que llegó al centro de la tierra y Mariana Santini con Y por qué yo no.

En diálogo con Puntal, Ravetta expresó las sensaciones vividas en la Capital provincial: “La Feria se lleva a cabo en varios lugares alternativamente y nosotros estuvimos en la peatonal, en 9 de Julio y General Paz que ahí está una de las librerías de la editorial El Emporio, editora de los libros que presentamos. Así que fue ahí. Muy lindo, había un artista callejero que nos retrató a todos. La respuesta del público muy bien, fue una muy linda charla, descontractura. Durante casi hora y media todos tratamos de exponer de por qué escribimos, de qué trata cada libro y fundamentalmente qué mensaje queremos dejar”.

Y amplió: “Después de la presentación hablábamos con mi familia sobre el mensaje que transmitimos. Si bien cada uno aborda una problemática distinta, una es una nutricionista, otra que es couching, yo que escribí a partir de una situación de duelo, otro que apunta a cómo cuando uno quiere puede cumple los cumplir, otra que también sufrió duelo… Creo que el mensaje de todos es que siempre tengamos sueños, esperanza en la vida, que uno puede alcanzar todo eso que desea, siempre con una actitud muy positiva. Otros lo llaman sueños, metas, objetivos, yo para mí lo llamo el sentido de la vida. En lo que nos mueve, en la motivación. Y obviamente que ese sentido de la vida, la motivación o el sentido de la vida dentro de uno, nadie nos lo puede legar, nadie nos lo puede indicar, sino que está en nosotros, ¿Sí? Y ese sentido de la vida es esa motivación, es incorporarse nuevamente a la vida, seguir viviendo con una sonrisa, ponerse de pie, ayudando a otro, porque en el otro uno se va ayudando a sí mismo, ese es un poco el sentido. Que es muy difícil de lograr cuando uno está en duelo o está intentando salir del duelo, pero creo que sí, que se puede, siempre se puede, en ninguno de nosotros está esa cuestión de decir ‘no, esto yo no lo hago porque no puedo’. No. Yo creo que si otros pueden, uno también puede. Ese fue un poco el mensaje final de todo lo que vivimos en la charla”.

libro2.jpeg

Reseña

Laura escribió para la reseña del libro:

“Amor Incondicional es un camino de sanación a través de la escritura. Cuando muere un ser amado nos sentimos vacíos, el dolor nos invade y nos quedamos sin base bajo nuestros pies. El duelo por un hijo no se cierra, la herida cicatriza, se vuelve a sonreír, y a vivir de otra manera. Solo el amor puede re-conectarnos nuevamente con la vida.

El Amor Incondicional es lo único que nos sostiene, porque no es posible dejar atrás el dolor, si no miramos en silencio en nuestro interior, para luego salir del egocentrismo, ya que encerrados en el capullo nunca nos re-construiremos.

Elaborar un duelo resiliente significa, optar por una actitud positiva, aceptar la realidad, re-significar la vida y lograr un proceso de sanación. Nunca se vuelve al estado anterior, ya que es un desafío existencial y esencial, que nos conduce a una profunda transformación interior. Mi mayor desafío ha sido aprender a amar sin condiciones, vivir con la presencia permanente de la ausencia y transformar el dolor en amor.

Se puede volver a vivir de una manera diferente, con una re-significación de valores, con un proyecto significativo de vida, y con el amor de nuestra hija en el corazón. Deseo que estas palabras ayuden a trascender el dolor, a vivir con ilusión, y sentir que la vida vuelve a tener sentido, porque el Amor Incondicional por un hijo nunca muere. Lo trasciende todo, incluso la muerte. Mi Niña adorada, no importa la distancia que nos separe, siempre habrá un cielo que nos una… Nos volveremos a encontrar cuando el cielo me invite a volar…”

tapa libro.jpeg

Contratapa

La editorial expresa en la contratapa del libro:

“Este libro nos invita a reflexionar sobre la paradoja entre el duelo que no se cierra y de volver a sonreír a medida que la herida cicatriza. Luego que en su anterior obra nos brindara su testimonio sobre las capacidades diferentes de su hija y del duelo por la pérdida a los 26 años, Laura nos plantea ahora, el después de esa experiencia. El texto llevará al lector a transitar un camino, que lo transportará desde un sentimiento de vacío, hacia un proyecto de vida basado en el amor. De la desesperanza y la impotencia, a la transformación del dolor en amor. Metas alcanzables para la autora, que sin negar la imposibilidad de volver al estado anterior, acepta la realidad y se reconecta con la vida, intentando sanar la herida. Un texto que interpela acerca del amor incondicional. ¿Puede amarse de tal forma a quien ya no está presente?. Pleno de interrogantes, paradojas y de aparentes contradicciones. Reflexivo, positivo, y esperanzador, con el Amor incondicional como bandera y con la presencia permanente de Florencia, dentro de una ausencia que no es tal”.