La Municipalidad de Córdoba continúa con los operativos de control de espectáculos públicos y corrobora el cumplimiento de las sanciones impuestas.

En los últimos días se restituyeron las fajas de clausura del local de Punta Alvear, que habían sido retiradas en diversas oportunidades, violando reiteradamente la disposición municipal efectuada una semana atrás.

En este punto se estableció una custodia permanente, compuesta por personal de la Guardia Urbana y Fiscalización y Control, para asegurar el cierre del establecimiento.

La restitución de la faja también se efectuó en Madero, un espacio clausurado en reiteradas ocasiones por procedimientos de Control y Fiscalización municipal, entre los que destaca el secuestro de equipos por un monto de $5 millones.

Fiesta ilegal

Por otro lado, se desarticuló una fiesta clandestina organizada en un domicilio de barrio Ameghino Sur.

El operativo surgió a razón de denuncias de los vecinos por ruidos molestos. Funcionarios y personal del área municipal de Fiscalización y Control, en forma coordinada con fuerzas policiales y la Guardia Urbana, corroboraron que además de no contar con la habilitación correspondiente, la fiesta ponía en riesgo la integridad de los asistentes al realizarse en un espacio sin las medidas de seguridad.

El establecimiento no contaba con servicio médico, salidas de emergencia, ni medidas de seguridad en la pileta.

Desalojaron a más de 300 personas (incluidos menores de edad). Secuestraron equipos de sonido, luces y bebidas alcohólicas destinadas a la comercialización, dato que se corrobora por la lista de precios publicada a los asistentes.

Los controles son parte del plan de la Municipalidad de Córdoba para desarticular eventos y convocatorias que no cumplen con las normativas vigentes. Sobre cada establecimiento se realiza seguimiento para que no reabran sin las correspondientes medidas.