Río Cuarto | Fifra | Precios | faena

Tras el acto del Gobierno con frigoríficos, Fifra insiste con la baja de retenciones

Crecen las exportaciones pero con fuerte merma de los precios internacionales de la carne. Una parte de la industria se comprometió a proveer asado económico para las fiestas, pero se concentraría en el conurbano

En el acto en el que participó de manera virtual el presidente Alberto Fernández, y en el que se anunció una fuerte inversión en la cadena cárnica de la Argentina, combinada con una promesa de asado económico para las fiestas de fin de año, estuvo un sector de la industria frigorífica, especialmente el vinculado a los mayores exportadores del país.

Poco menos de 24 horas más tarde, desde Fifra (la federación que reúne a los frigoríficos de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos; la región centro) se lanzó una editorial en la que se insiste con la necesidad de bajar retenciones para el sector, hoy ubicadas en el 9%. Según trascendió, era una decisión que tenía cierto consenso con el Gobierno, pero a último momento se cayó y nunca prosperó.

Hoy el sector admite que hay un mercado interno firme, ubicado todavía por arriba de los 50 kilos por habitante por año de carne vacuna, y un volumen de exportación creciente. Aunque hay algunas alarmas: los precios internacionales cayeron de manera significativa en el último año y entonces el balance final de ingreso de divisas termina siendo negativo pese a la mayor cantidad de embarques. A eso se suma que en la punta de la cadena el incremento del maíz mete presión sobre los precios de todos los eslabones.

“Tal como lo venimos diciendo el inicio del año China compra más cantidad pero a menos valor. Con el rebrote de Europa también cayeron las ventas y los precios de lo que se envía al viejo mundo. Estas circunstancias que afectan al mercado externo pueden llegar a aminorar la producción que viene sostenida”, explicó en la editorial la Federación.

La entidad detalló que la faena de octubre con 22 días hábiles fue de 1,26 millones y resultó la más alta del año, pero se redujo el promedio diario respecto a septiembre. “De proyectar estos valores cerraríamos el año con una faena alrededor de 14 millones de animales”, indica el texto firmado por su presidente, Daniel Urcía.

Y agrega: “El mercado interno se mantiene firme y bien abastecido por las carnes principales, con un maíz que ha duplicado su precio y hace que las distintas producciones requieran de nuevos valores de equilibrio”, advierte.

Para finalmente enfocarse en lo tributario: “Por la razón anterior y ante la situación de los mercados externos, desde el sector seguimos insistiendo con la reducción de los derechos de exportación a efectos de dotar de competitividad a los actores de la cadena cárnica”.

En los planteos por mejorar la competitividad sin efecto fiscal, Fifra solicitó a los diputados la inclusión del servicio de faena en la ley de IVA con alícuota reducida en el presupuesto, “pero lamentablemente no fue considerada. El pedido fue realizado a todos los diputados de los partidos de las provincias de Entre Ríos, Santa Fé y Córdoba”, recordó el escrito.

“También es preocupante la suba de ingresos brutos en muchas provincias. Está harto demostrado que es un impuesto acumulativo y distorsivo, que encarece la carne, genera artimañas evasoras o elusivas y resta competitividad”, finalizó.