Tranquera Abierta | Francia | Argentina | Margarita Melo de Vaquer

Margarita Melo de Vaquer: "Hay que lograr un país unido en la diversidad"

Centrada hoy en el trabajo forestal de un establecimiento agropecuario, dice que siempre supo que quería ser independiente

“Al recibirme de licenciada en Ciencias Económicas en la Universidad Católica Argentina, en 1986, fui a realizar una pasantía de un año al Banco Credit Lyonnais en Paris”, así arranca Margarita contando su historia. Cuando regresó a Argentina, ingresó en el Banco Tornquist - Credit Lyonnais. En 1990, momento de las privatizaciones, desde la entidad bancaria trabajó asesorando a France Telecom en la privatización de Entel.

“Con 28 años y acabando de tener a mi primera hija, me nombran al frente de la representación de France Telecom en Argentina. En 1995, por el trabajo de mi marido, nos vamos a vivir con nuestros tres pequeños hijos y esperando el cuarto a Ginebra-Suiza. Al regresar al país, poco a poco me fui acercando a la actividad agrícola ganadera donde comienzo a trabajar en el sector Forestal de Rincón de Corrientes SA”, explica sobre su primer vínculo con el campo. Fue a través de una amiga, Gilberte Beaux; “ella tiene una explotación agropecuaria en la provincia de Corrientes, me pidió que colaborara con ella en el desarrollo de las forestaciones que estaba comenzando a realizar en su campo. Le respondí que no sabía nada de árboles, me miró y me dijo, eso no importa, vas a aprender”.

Margarita Melo de Vaquer aún permanece en esa provincia de la Mesopotamia argentina, y hoy es la responsable de la actividad forestal de Rincón de Corrientes. “Pertenece a mis padres, mayores, además acompaño a mi marido en nuestra propia producción agrícola ganadera en la cuenca del Salado, Udaquiola, Provincia de Buenos Aires”.

Su llegada a Marianne

La Asociación Marianne (AM) es una asociación de mujeres franco argentinas, profesionales y referentes en sus áreas de acción. Nació en 2010 con el patrocinio institucional de la Embajada de Francia en nuestro país, con el objetivo de promover los lazos entre Argentina y Francia, mediante mujeres emprendedoras en los negocios, las ciencias, las artes y la cultura. Actualmente congrega a más de 160 integrantes de ambas nacionalidades.

“Al inicio de la Asociación Marianne (AM) 2010, el entonces Ministro Económico de la Embajada de Francia Yves de Ricaud, me invitó a ser parte de un pequeño grupo de mujeres argentinas y francesas que estaban vinculadas profesionalmente con Francia y/o Argentina”, cuenta de su ingreso a esta asociación que presidió por dos períodos.

Hasta ese momento Margarita ya había vivido en Francia, durante dos años en su adolescencia y esto le significó retomar ese contacto. “Fue una experiencia que me pareció muy enriquecedora”.

“Asumí la presidencia de la asociación junto con mi coequiper, la vicepresidente Laurence Thouin, un grupo de mujeres extraordinarias que aceptaron integrar la Comisión Directiva, dispuestas a dar de su tiempo y trabajar en post de la Marianne, siempre con el apoyo del entonces Embajador de Francia Jean Pierre Azvazadourian. Fueron tres años de mucho trabajo y dedicación. La asociación siguió creciendo en número de socias, exposición, comenzó a proyectarse como asociación civil sin fines de lucro, a pensar y redactar el estatuto, y por supuesto a consolidarse cada vez más”.

Ser mujer

Casada hace 31 años con Juan Vaquer, a quien ella misma definió como su “coequiper en la vida”, juntos tienen 4 hijos. “Siempre tuve en claro que quería ser independiente, quería estudiar y trabajar. Es por ello que puse mis energías y mi esfuerzo en alcanzar esos objetivos”.

Es única hija mujer entre tres hermanos varones. “Habiendo tenido una madre y un padre que jamás mi hicieron sentir diferente a mis hermanos, brindándome las mismas oportunidades de estudio y desarrollo personal, nunca me sentí menos que mis hermanos. Fue de más grande que supe que había familias en las cuales se educaban de manera diferente a los hijos por ser varón o mujer. En la facultad, en el banco, en el mundo agropecuario donde estudié, trabajé y sigo trabajando la mayoría son hombres”, cuenta sin embargo no tiene nada que decir respecto de tratos diferentes por ser mujer.

¿Cuál es su opinión sobre la situación del país?

Como dice un antiguo dicho Africano: ‘Si quieres ir rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado’. Debemos pensar, conversar, discutir qué país queremos construir. Tenemos que sentarnos alrededor de la misma mesa; políticos, empresarios, sindicalistas; con el objetivo de discutir, escuchar y consensuar la Argentina por la cual trabajaremos. Debemos aprender a construir un país unido en el cual se respete la diversidad, la pluralidad.