Deportes | Ghiglione | Rugby | Córdoba

Ghiglione: "Para mí es un orgullo y un privilegio ser el head coach de los Dogos"

El riocuartense dialogó con Puntal tras su designación al mando del seleccionado de Córdoba

Entre los muchos lujos que se da el rugby riocuartense, está el tener al entrenador del seleccionado mayor de Córdoba. Los Dogos vuelven a competir y Diego Ghiglione será el encargado de comandar sus destinos deportivos. “Es un orgullo. Yo lo siento como una distinción y un privilegio. No solo para mí, sino también para Urú Curé”, dice el ex head coach de La Lechuza, que seguirá al mando de la coordinación general de selecciones de la Unión Cordobesa de Rugby. “Es un desafío muy lindo que vamos a encarar de la mejor manera”, afirma mientras se toma un respiro, después de haber despuntado el vicio, jugando al otro deporte que lo apasiona, el fútbol.

“El rugby de Córdoba es de los mejores del país. Yo creo que es el número uno detrás del de la Urba (Unión de Rugby de Buenos Aires) y es una gran responsabilidad para mí y para todos dejarlo siempre lo más arriba posible”, comenta Ghiglione sobre lo que implica su designación. Respecto de lo que implicará el nuevo proceso, señala que tendrá la continuidad de lo que se viene haciendo desde el 2019. Cabe recordar que este año, el ex-Urú, comandó a los Doguitos (seleccionado juvenil) hacia la conquista del Campeonato Argentino de la categoría, algo que no ocurría desde el 2001.

“Sé que tengo un gran plantel. Córdoba tiene una inmensa cantidad de buenos jugadores. Lo vemos en el porcentaje de nombres de acá que juegan en Los Pumas y en los distintos seleccionados argentinos. Eso es algo muy importante para nosotros”, comenta Ghiglione. Añade que conoce a la mayoría de los protagonistas del actual Top 10 y sabe con el material que cuenta para trabajar. Obsesivo y amante del rugby como pocos, pasa los domingos observando los videos de los cinco encuentros que se disputan por fecha.

A la hora de explicar las razones de esa buena cantidad de jugadores, Ghiglione destaca la competitividad del rugby cordobés. “Yo cuando estaba en Urú Curé ya lo decía. Acá cualquiera le puede ganar a cualquiera. Es todo muy parejo y eso hace que el nivel de exigencia sea permanentemente alto”, explica.

Si bien hubo competencia en el 2021, recién en la temporada actual, los clubes de Córdoba han podido trabajar sin los inconvenientes generados por la pandemia. Sobre ese tema, Ghiglione señala que recién ahora se está viendo lo mejor de cada uno de los equipos. “Al principio noté algunas dudas respecto de los ADN de cada uno de los clubes. Pero después se fueron acomodando y hoy se puede reconocer las identidades propias de lo que es el rugby de Córdoba”, comenta. Añade que a Urú Curé lo ve en ese camino. “Creo que fue de menor a mayor y hoy está mostrando su calidad. Yo soy un fanático del club y siempre quiero que le vaya bien. Ojalá pueda mejorar el puesto en el que terminó el torneo pasado”, indica.

Su paso por Urú Curé no solo dejó muchos títulos, sino también la aparición de varias camadas de jugadores, con nombres que hoy muestran su calidad en el rugby profesional, como es el caso de Diego Galetto y Lautaro Casado en Italia. “Yo soy un admirador de ellos. Disfruto mucho y soy un poco egoísta porque me siento parte de lo que consiguieron”, señala Ghiglione. Ese disfrute no se da solo con ver lo que hacen los que están en el exterior, sino también con los que siguen jugando en el club. “También me da un poco de tristeza no ver en cancha a Gaspar Oberti, Nicolás Achilli o Gonzalo Semmartín, porque uno sabe lo que le pueden aportar al club”, precisa.