Salud | hepatitis | Reino Unido | Virus

La misteriosa hepatitis infantil sigue preocupando a los investigadores

Los casos de inflamación del hígado entre los niños en algunos países se han mantenido estables, pero en el Reino Unido parecen haber aumentado, lo que lleva a algunos a sugerir una contribución del coronavirus

Revista Nature

En los meses transcurridos desde que los médicos del Reino Unido dieron la voz de alarma sobre casos misteriosos de hepatitis que parecían afectar a niños pequeños, los investigadores se han esforzado por determinar la causa, y una posible conexión con la pandemia de coronavirus ha sido una de las principales hipótesis.

Pero el 17 de junio, investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU publicaron datos que sugerían que, al menos en ese país, las tasas de hepatitis, o inflamación del hígado, de causa desconocida, no habían cambiado desde 2017 entre los niños de 11 años o menos de 1. A pesar de esos resultados, los CDC continúan explorando posibles conexiones con la pandemia.

Causas conocidas y desconocidas

La hepatitis en los niños tiene varias causas conocidas, incluida la infección por virus como la hepatitis A y la exposición a ciertos medicamentos, como el paracetamol. Pero cada año, ocurren algunos casos de hepatitis pediátrica sin explicación.

A principios de abril, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) notificó al público un aparente aumento en el número de niños pequeños con inflamación hepática grave. En ese momento, la agencia reportó 60 casos posibles en niños menores de 10 años en 2022. Los médicos suelen ver unos 20 casos de este tipo al año en el Reino Unido.

Desde principios de este año, más de 250 niños del Reino Unido han tenido hepatitis y, para el 26 de mayo, se había informado a la Organización Mundial de la Salud un total de aproximadamente 650 casos en 33 países. Doce de los niños británicos requirieron un trasplante de hígado; ninguno ha muerto. En los Estados Unidos, 11 de 296 niños que se creía que tenían la afección han muerto.

Infecciones por adenovirus

En el Reino Unido y los Estados Unidos, muchos de los niños con esta misteriosa inflamación del hígado también tenían un miembro de una familia infectado con virus comunes conocidos como adenovirus. Esto ha llevado a la especulación de que la hepatitis es causada por un adenovirus. Pero aunque esta es la principal hipótesis de la UKHSA, no es muy popular. Los investigadores han señalado la falta de controles estadísticos: las infecciones por adenovirus a menudo alcanzan su punto máximo en el invierno y la primavera, y se desconoce cuál fue la tasa de infección entre los niños que no desarrollaron hepatitis. También hay una falta de precedentes: no se sabe que los adenovirus causen hepatitis en niños con sistemas inmunológicos saludables.

Conexión COVID

“Aunque ninguna de las hipótesis es un claro ganador todavía, el momento del aparente brote de hepatitis sugiere fuertemente alguna conexión con la pandemia”, dice el virólogo William Irving de la Universidad de Nottingham, Reino Unido. El aumento de casos podría ser consecuencia del daño directo de una infección anterior por SARS-CoV-2, una exposición reducida a los virus durante el confinamiento o respuestas inmunitarias aberrantes desencadenadas por el coronavirus. Una cosa que está clara es que la condición no está relacionado con la vacunación contra el COVID-19: solo un puñado de niños en el Reino Unido que desarrollaron hepatitis habían sido vacunados.

Diagnósticos ocultos

Algunos países, incluidos Israel y el Reino Unido, ahora han pedido a los médicos que informen a las autoridades de salud pública los casos de hepatitis pediátrica que no se explican por causas conocidas, para ayudar a rastrear la afección. Esto, sumado a la variedad de estudios de investigación que se han lanzado para rastrear la causa de la afección, podría arrojar luz sobre el puñado de casos misteriosos de inflamación hepática pediátrica que aparecían cada año, ya sea que estén o no relacionados con COVID-19.

Accedé al artículo.