Río Cuarto |

Hospital: tras una marcha sin precedentes, trabajadores alertan por un paro de 3 días

Cientos de personas se congregaron en los alrededores del San Antonio de Padua y enumeraron las exigencias para dar marcha atrás con las medidas de fuerza. Durísimas críticas al gobierno provincial

En una jornada histórica, los trabajadores del Nuevo Hospital San Antonio de Padua cumplieron un paro de 24 horas y se movilizaron ayer por un aumento salarial y condiciones laborales dignas. A media mañana, cientos de personas se concentraron en el ingreso al nosocomio por calle Rosario de Santa Fe y desde allí recorrieron los alrededores del edificio en un abrazo simbólico.

Seguidamente, los referentes de los agentes de salud leyeron un comunicado y anticiparon que, de no recibir una respuesta concreta por parte de las autoridades provinciales, la semana que viene se realizará un paro de 72 horas, como profundización de las medidas de fuerza.

“La situación de la salud pública provincial es grave. Tenemos servicios colapsados y trabajadores con pésimas condiciones salariales y laborales. Además, hay un altísimo nivel de precarización”, dijeron.

“El gobierno provincial no reconoció nuestro trabajo durante la pandemia. Nos llamaron esenciales y héroes, pero nunca se nos reconoció. No contamos con un salario digno y justo. Tenemos contratos basura, sueldos de pobreza y jubilaciones de hambre, y pretenden conformarnos con un aumento que sigue por debajo de la línea de la pobreza”, remarcaron.

“No vamos a aceptar que nos dividan. Nuestro reclamo es por un salario digno para todas y todos los trabajadores”, puntualizaron.

Seguidamente, indicaron que “cotidianamente sufrimos aprietes y amenazas de superiores y funcionarios”, y cuestionaron el rol del Sindicato de Empleados Públicos (SEP).

“Para poder implementar esta política (de ajuste), han contado con la complicidad del legislador oficialista José Pihén, titular del SEP, que dice ser representante de los trabajadores, pero está del otro lado del mostrador. Por eso, les decimos que no nos representan”, manifestaron.

“Es hora de modificar la política sanitaria del gobierno de Schiaretti. Una política que ya fracasó porque, además de los trabajadores y trabajadoras, quienes sufren estas situaciones son los usuarios y usuarias que ven resentida la atención. Por eso, nuestras luchas no pretenden sólo mejorar las condiciones salariales y laborales, sino que también buscan cambiar el rumbo de la política sanitaria de la provincia, para que se fortalezca el sistema público con más personal e infraestructura”, agregaron los trabajadores, quienes calificaron el momento que se está viviendo de “histórico” y de “un verdadero Cordobazo de la salud”.

Petitorio

Luego de leer el comunicado, puntualizaron una a una las exigencias para dar marcha atrás con las medidas de fuerza. En ese sentido, aclararon que no están dispuestos a esperar hasta fin de año, por lo que, en caso de que no haya ninguna propuesta firme en las próximas horas, la semana que viene pararán durante tres días, además de continuar con asambleas y cortes de calles. A continuación, los principales requerimientos realizados:

-Recomposición salarial del 200% del básico, ajustable al proceso inflacionario, con el objetivo de que ningún trabajador esté por debajo de la línea de la pobreza.

-Pase a planta permanente de los contratados y monotributistas.

-Blanqueo de las sumas que hoy se pagan como no remunerativas.

-Bono en diciembre de $ 150 mil.

-Incorporación de todas las profesiones universitarias al grupo ocupacional uno.

-Unificación de las dos leyes de salud con incorporación de los compañeros de la 7.233 a la 7.625.

-Recuperación del 82% móvil del básico para el cálculo de las jubilaciones.

-Reconocimiento laboral para los residentes.

-Desconocimiento del Sindicato de Empleados Públicos como único interlocutor ante el gobierno provincial.

Gutiérrez atribuyó los reclamos al “fenómeno de la hiperinflación”

El diputado nacional de Hacemos por Córdoba, Carlos Gutiérrez, un hombre cercano al gobernador Juan Schiaretti, analizó ayer el conflicto desatado en el sector de la salud de la provincia y aseguró que los reclamos tienen que ver con el “fenómeno de la hiperinflación”.

“Cuando suceden estas cosas, ni hay que esconder la cabeza debajo de la tierra como hace el avestruz, ni tampoco hay que dar rienda suelta a la idea de que estamos frente a una situación que prácticamente impregna el funcionamiento de los sistemas”, afirmó Gutiérrez.

“Hay acá un problema muy sencillo y es el sustrato sobre el que está montado toda esta cuestión. A los argentinos, producto de las pésimas políticas económicas que se han llevado adelante y del fenómeno de la hiperinflación, no hay sueldo que les alcance. Entonces, es lógico que empiecen a aparecer reclamos en distintos sectores”, agregó el diputado.

Nicolás Cheetham. Redacción Puntal