Río Cuarto | Justicia Federal | Coronavirus | vacuna

La Justicia Federal declaró su incompetencia en el caso de la vacuna robada

El juez federal Carlos Ochoa entendió que no es competencia de ese fuero la investigación iniciada por la denuncia contra una enfermera. Ahora la causa regresará a la Justicia provincial.

Tras la denuncia contra una enfermera que habría robado una vacuna contra el coronavirus para colocársela a su novio, la Justicia Federal declaró su incompetencia para investigar el caso y el expediente deberá retornar a la Justicia provincial.

Así lo resolvió en las últimas horas el juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, según confirmaron fuentes judiciales a Puntal.

La presentación judicial había sido presentada hace más de un mes en los Tribunales locales y recayó en la Fiscalía de Primera Nominación, no obstante la jueza de Control, Luciana Alba, resolvió que la investigación correspondía al fuero federal.

Finalmente, con el dictamen de Ochoa será entonces la Justicia de Córdoba la que deba entender en el caso.

El 7 de abril, el Municipio dio a conocer la irregularidad y la denuncia formulada. Según manifestaron, una enfermera que participaba del operativo de vacunación retiró una dosis y la destinó a su novio.

enfermera g 2.
La enfermera dio su versión en exclusiva con Puntal.

La enfermera dio su versión en exclusiva con Puntal.

La mujer denunciado brindó luego su versión de lo sucedido a Puntal y a la vez sostuvo que hubo otros faltantes de dosis, y que además se había vacunado a personas que no estaban en las listas. En ese sentido, señaló que los inoculados fueron allegados a funcionarios. La enfermera justificó la colocación de esa vacuna, para que no se echara a perder.

Frente a estas declaraciones, en el Ejecutivo Municipal rechazaron esas acusaciones y consideraron que esas expresiones tenían una intencionalidad política.

En medio de los cruces a través de declaraciones periodísticas, el Juzgado de Control declaró que el caso era de competencia federal, pero además consideró que además de investigarse a la enfermera debía revisarse todo el proceso de vacunación.