Río Cuarto | las | facturas | reclamos

Quejas al Ersep y al Enargas por las facturas de electricidad y gas natural

La Defensoría del Pueblo envió reclamos formales a las empresas y a los entes reguladores por las estimaciones de consumo que se hicieron durante la cuarentena. Se detectaron montos inusualmente elevados

Las facturas de los servicios públicos volvieron a generar quejas y reclamos. Tantos que la Defensoría del Pueblo decidió presentar notas formales ante los entes reguladores. En concreto, el planteo es que, con la excusa de la cuarentena, las empresas no salieron a hacer mediciones sino que realizaron estimaciones y, en muchos de los casos, los montos que llegaron a los hogares están muy por encima de los consumos de los meses anteriores.

El defensor del Pueblo, Ismael Rins, no sólo remitió notas al Ersep y al Enargas sino que, además, realizó los mismos reclamos ante los directorios de Epec y de Ecogas.

La empresa concesionaria del serivicio de gas natural tiene una historia conflictiva con las estimaciones en Río Cuarto. En octubre de 2018 la firma fue multada por el ente regulador por enviar al menos 1.000 facturas realizadas sobre la base no de mediciones reales, sino estimadas. La sanción llegó después de una auditoría que realizó el Enargas por un reclamo de la Defensoría. A los hogares llegaban montos altísimos que revelaron el mecanismo de la estimación: desde el ente regulador señalaron después que esa metodología sólo puede utilizarse en casos excepcionales.

Cuando comenzó la cuarentena, el gobierno nacional habilitó a las empresas de servicios a determinar las facturas sobre la base de estimaciones. Pero el reproche de la Defensoría del Pueblo es que las cifras que se incluyen ahora en las boletas están por encima de lo que la gente venía consumiendo.

En las cuatro notas que remitió, el defensor del Pueblo, Ismael Emiliano Rins, señala: “Hemos detectado a través de múltiples reclamos y consultas que llegan diariamente a la Defensoría del Pueblo porque durante el período de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (Aspo) han sido emitidas y distribuidas facturas con consumos estimados por montos muy superiores a los del consumo correlativo de los meses inmediatamente anteriores”.

Y agrega: “Dicha circunstancia nos parece sumamente grave y atenta contra los derechos de los usuarios y consumidores previstos en la ley 24.240, puesto que a dicha circunstancia debe sumarse que no se receptan reclamos de los usuarios a través de, por ejemplo, atención telefónica. Pero se agrava aún más con la distribución de sendas intimaciones de deuda que amenazan con el corte del servicio. Pues no debemos olvidar que muchas familias se encuentran confinadas en su hogar sin generear ingresos que les permitan cancelar dichas obligaciones, por lo cual es imprescindible no generar más angustia y desazón en los usuarios”.

Uno de los argumentos de las empresas de servicios es que el decreto del confinamiento obligatorio establece que haya sólo guardias mínimas; por lo tanto, sostienen, no se pudieron hacer las mediciones en las calles para reducir los riesgos de contagio.

“Sorprende el accionar en virtud de que las actividades exceptuadas y autorizadas de Aspo son específicamente las de guardias mínimas para el funcionamiento del servicio -los reclamos por facturación deberían ser alcanzados por las mismas- y, por otro, si se encuentran exceptuadas las actividades destinadas a la medición real de los consumos de servicio, deberían exceptuarse las actividades de distribución de intimaciones de deudas, cuyo único objetivo es amedrentar a la población -sobre todo la más vulnerable- llevándole un profundo malestar e incertidumbre que se acrecienta con las condiciones imperantes. En definitiva, considero que, si es correcto que no se mida el consumo real para cuidar la vida y la salud de las personas, idéntico criterio debe utilizarse para la distribución de facturas e intimaciones”, precisó Rins en su escrito.

Por eso, reclamó además que por los próximos 30 días dejen de enviarse, tanto desde Ecogas como desde Epec, las intimaciones de cortes del servicio.

Las intimaciones se están produciendo a pesar de que públicamente se anunció -y existe incluso un decreto presidencial- la interrupción de los cortes.