Río Cuarto | Ley | Salud | conocimiento

Kinesiólogos denuncian que crece el ejercicio ilegal de la profesión

Presentaron una nota ante el Concejo Deliberante para advertirle lo que está sucediendo en la ciudad, principalmente, en algunos centros de estética. Quieren que el Municipio adhiera a una ley provincial

A través de una nota presentada ante el Concejo Deliberante, el Colegio de Kinesiólogos y Fisioterapeutas de la provincia de Córdoba en Río Cuarto advirtió sobre el crecimiento de la práctica ilegal de la profesión en algunos establecimientos de la ciudad.

El escrito lleva la firma del licenciado Daniel Osvaldo Nebelung, vocal de la asociación gremial, y advierte sobre los riesgos para la salud de la ciudadanía.

“La presente nota tiene por finalidad poner en vuestro conocimiento la honda preocupación de esta junta ejecutiva acerca de la presencia de un elevado número de situaciones irregulares que ponen en juego la salud de nuestra comunidad. Se constata el incremento, cada vez más notorio, de centros de estética donde se ofrecen servicios llevados a cabo por personas que no poseen título habilitante correspondiente”, alertaron.

La nota está siendo evaluada por los concejales, pero aún no trascendió si le darán lugar al pedido realizado.

Más adelante, los profesionales indicaron que les llegan demandas de numerosos colegas que, por el motivo antes expuesto, ven seriamente afectada su actividad profesional.

“El problema es de larga data, pero es evidente que los efectos negativos generados por el intrusismo han ido en aumento. Tan es así que se llegó a la promulgación de la Ley Provincial 10752 ‘Creación de Registros de Profesiones Matriculadas’, tendiente a poner en conocimiento de la comunidad las listas correspondientes a los matriculados habilitados para el ejercicio profesional”, agregaron.

Qué piden

Más allá de poner en conocimiento la situación que se está viviendo, desde el colegio que agrupa a los kinesiólogos pidieron que el Concejo le dé tratamiento legislativo a la adhesión del Municipio a las disposiciones de la ley provincial 6222 de “Ejercicio de las profesiones y actividades relacionadas con la salud humana en general” y a los decretos en vigencia que reglamentan su ejercicio.

Finalmente, cabe decir que, a modo de recaudo, el paciente puede pedir la documentación necesaria que acredite que la persona que lo va a atender sea efectivamente un profesional de la salud, con el objetivo de evitar inconvenientes a futuro por una práctica mal hecha.