Provinciales | Llaryora |

Robótica, inglés y programación, en el nuevo proyecto educativo cordobés

El gobierno de la capital provincial apunta a subir el nivel académico en los colegios municipales. El criterio se vio reflejado en la nueva currícula, que incorpora y hace hincapié en la educación digital

Mejorar el nivel académico de los alumnos que concurren a las escuelas municipales de Córdoba. Ese fue el objetivo y lo sigue siendo en la gestión de Martín Llaryora. Igualar para arriba, hacer que los chicos de las zonas periféricas de la ciudad accedan a la mejor educación.

La nueva currícula que instrumentó la Municipalidad, a través del programa PIEnsA, orienta la intencionalidad formativa en educación digital, programación y robótica, en la enseñanza del inglés y la incorporación de espacios para la integración y profundización de saberes en todas las salas y grados, como así también en la innovación de las Ciencias, Tecnología, Artes, Matemática y en Comunicación.

Llaryora:“Este plan educativo permite avanzar en un modelo pedagógico transformador”.

Comprende un abordaje interdisciplinario de los contenidos y formatos pedagógicos innovadores para la tarea de enseñar como taller, proyectos y laboratorio, entre otros.

“Este proyecto educativo que busca innovar en ciencias, tecnologías, artes y comunicación permite avanzar en un modelo pedagógico transformador. No se trata de una simple reforma en algunas de las dimensiones del acto pedagógico, se trata de pensar la escuela como un todo, de manera integral”, explica el intendente Martín Llaryora.

“El proyecto surge de un trabajo en conjunto con directivos, docentes, supervisores y técnicos de la Secretaría. Poder hacerlo requiere de docentes preparados para el desafío. Que sepan transmitir con pasión estos nuevos conocimientos. En este sentido, la tarea de los educadores fue muy importante porque requirió que ellos se capaciten, reaprendan conceptos y puedan volcarlos en las aulas", agrega el secretario de Educación, Horacio Ferreyra.

De la mano de la incorporación de estas nuevas herramientas, claves para el futuro de cada niño, está la firme decisión del Ejecutivo municipal de avanzar en infraestructura, con la construcción de aulas amplias, modernas, cómodas, para poder así acompañar este nuevo proceso de conocimiento con más horas en las aulas y que estudiar sea más sencillo para todos.

Además, el sistema educativo municipal reabrió una escuela cerrada en la gestión anterior. Se trata de la escuela Antonio Sobral, ubicada en el barrio Parque del Este, ex Sangre y Sol.

Esta institución educativa estuvo cerrada desde 2007.

También se inauguró un nuevo jardín en barrio Congreso: “Trapito” es el flamante edificio que alberga a los más chiquitos de esta populosa barriada del sur de la Capital. La infraestructura y las nuevas tecnologías son la inversión más grande que tuvo la educación municipal, luego de la construcción de las escuelas.

Se responde así al espíritu fundacional que tuvo el intendente Ramón Bautista Mestre, quien, con el regreso de la democracia, tuvo la visión de llevar la educación a los barrios más periféricos de la ciudad capital.