Martín Guzmán | Cámara Argentina de Etanol de Maíz | Brasil

Biocombustibles: advierten a Guzmán que están en situación "insostenible"

Las cámaras que agrupan al sector se manifestaron en una carta que enviaron al ministro de Economía, que ahora controla la Secretaría de Energía. Le plantearon la imposibilidad de sostenerse con alza de costos y precios congelados.

El conjunto de cámaras productoras de biocombustibles de Argentina se unieron para enviarle una carta al ascendente ministro de Economía Martín Guzmán en la que le advierten que el tiempo se agota y la situación de las industrias es insostenible porque vienen atravesando 9 meses de precios congelados de su producción y costos que se mantienen en constante alza.

Allí están las fábricas de biodiésel, que permanecen paradas, y las de bioetanol, que producen a partir de maíz y de caña de azúcar, y que se sostienen con entrega acotada. En ambos casos denuncian pérdidas económicas significativas que alientan un escenario terminal. De hecho, en las últimas horas también trazaron un paralelismo con la etapa del “alconafta”, en los ‘80 junto con Brasil. Argentina abandonó ese camino mientras que el gigante sudamericano perseveró y hoy es una potencia mundial en ese sector. Desde 2006 el país intentó retomarlo y con éxito en una primera etapa que permitió “más de 1.000 millones de dólares de inversión en decenas de plantas localizadas en economías regionales de todo el país, 40.000 empleos, millones de toneladas de CO2 ahorradas por menor impacto ambiental, reemplazo de octanos cancerígenos, y sustitución de importaciones por miles de millones de dólares”, resumieron.

Pero también señalaron que “a este ‘milagro económico y ambiental’ hay que sumarle el valor agregado de los coproductos, como la proteína de maíz para alimentación animal (burlanda), glicerina, energía eléctrica renovable, fertilizantes naturales, entre otros, integrando así la actividad en su conjunto en la economía circular”.

Y luego explicaron que tras “unos años de razonable implementación de la ley, las fallas de regulación y la ausencia del Estado se hicieron presentes, dejando a esta nueva industria a la deriva en momentos en las que atraviesa una tormenta perfecta: a una caída de 25% de la demanda, con picos de derrumbe de 80%, el gobierno le agregó un congelamiento arbitrario del precio que ya lleva nueve meses y que pone a la industria al borde del colapso”, denunciaron.

La nota enviada al Ministerio de Economía, a donde ahora tiene sede Energía luego del cambio de conducción y de pertenencia dentro del organigrama del Gobierno -antes estaba bajo el ala de Matías Kulfas en Desarrollo Productivo- fue firmada por la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, las cámaras Argentina de Biocombustibles, de Bioetanol de Maíz, de Productores de Biocombustibles en Origen, Santafesina de Energías Renovables y el Centro Azucarero Argentino.

Y al detallar la situación de cada segmento de la actividad, precisaron que

- Todas las plantas de biodiesel que abastecen el mercado interno se encuentran paradas por el colapso consecuente del precio fijado en diciembre de 2019.

- Las plantas de bioetanol de caña de azúcar, en plena zafra, registran costos muy por encima del precio congelado, lo que, sumado al elevado costo financiero que origina la estacionalidad para distribuir el abastecimiento en 12 meses, configura un quebranto económico para la actividad.

- Las industrias de bioetanol de maíz operan intermitentemente, agravado por los fuertes aumentos del maíz (+35% desde mayo), materia prima que representa el 60% de sus costos de producción.

El planteo del sector de biocombustibles se fundamenta en que la ley 26.093 crea un Régimen de Promoción que prevé la obligación del Estado de establecer un precio oficial para esos productos, que compense los costos y una utilidad razonable, lo que se incumple desde hace varios años, agravándose al extremo desde el congelamiento de diciembre pasado.

Para urgir una solución, las cámaras solicitaron al ministro y al secretario una audiencia a la que “sería deseable que también sean convocados los ministros competentes de las provincias de la Liga de Provincias Bioenergéticas, quienes conocen perfectamente al sector”, indicaron.

A continuación el comunicado completo de la Cámara de Biomaíz que nuclea a las etanoleras a partir de maíz.

Los Biocombustibles y el Fantasma del Alconafta

Según pudo saber Tranquera Abierta, desde el Ministerio de Industria provincial también partió la semana pasada un pedido de reunión al flamante secretario de Energía, Darío Martínez. El flamante funcionario, que reemplazó a Sergio Lanziani, es oriundo de Neuquén, lo cual constituye un punto de partida negativo para los biocombustibles por su asociación al mundo del petróleo que, se supone, opera en contra del desarrollo de los renovables. De todos modos, esperan encontrar rápidamente caminos de diálogo y en particular atender la necesidad de recomponer el precio luego de que las naftas aumentaran en agosto.