Río Cuarto | merendero | Leche | talleres

Merendero del Alberdi pide ayuda para mantener copita para 80 niños

Desde el Rayito de Sol indican que ya no reciben asistencia y se le están acabando los insumos para poder brindar la comida a los pequeños del barrio. Leche, cacao y facturas son los productos más necesitados

Desde el merendero “Rayito de Sol”, que trabaja con los niños de barrio Alberdi, sobre el Pasaje Mestre, piden ayuda urgente a la comunidad para poder mantener la asistencia que brindan a diario en el sector con la copita de leche. Sostienen que les han recortado los insumos y ahora entregan a medias la merienda, con días salteados, mientras utilizan los productos que les quedan como reserva.

Las coordinadoras del merendero recordaron el origen del espacio, creado para dar contención a los jóvenes del barrio a partir de talleres y de la entrega de una copa de leche, para hacer frente a problemáticas como las adicciones.

Pedimos que el Estado se haga cargo de la situación de los barrios, que cuando hay un trabajo comunitario así se pueda aportar lo más posible. Pedimos que el Estado se haga cargo de la situación de los barrios, que cuando hay un trabajo comunitario así se pueda aportar lo más posible.

Indicaron que con el deporte y las actividades recreativas han podido mantener esta contención, con el reclamo por un espacio libre en el que pudieran llevar a cabo sus talleres.

Según lo que manifiestan desde el Rayito de Sol, desde el Municipio cortaron el suministro de los insumos y debieron salir a solicitar asistencia por parte de vecinos y empresas privadas que colaboren con el centro comunitario.

Fernanda Burgos, responsable del merendero, explicó que estaban recibiendo productos como leche, cacao y facturas, para entregar en la copita de leche, pero ante el corte en la entrega la respuesta fue que no estaban inscriptos como merendero sino como comedor (otro de los servicios que desarrollan desde el centro comunitario, para decenas de familias del sector).

Explicó a Puntal que son más de 80 los niños que reciben a diario en el merendero y que la necesidad de insumos es mucha. Los recursos que les quedan como reserva son pocos y las donaciones no logran cubrir los gastos que deben afrontar cada semana.

Los talleres por el momento no se están desarrollando por las normas sanitarias preventivas ante la pandemia, por lo que prácticamente toda la actividad de contención que realizan para niños y adolescentes pasan por el acompañamiento a la hora de la merienda con la copita.

“Pedimos que el Estado se haga cargo de la situación de los barrios, que cuando hay un trabajo comunitario así se pueda aportar lo más posible como profesionales o espacio para poder desarrollar talleres y acciones de contención”, indicaron desde el merendero que se encuentran muy preocupados.