Policiales | Ministerio de Seguridad |

Desarticulan una megabanda en Córdoba que tendría vínculo con el robo en Elena

Tras la muerte del expolicía baleado en Tancacha se aceleró una investigación y se concretaron unos 40 allanamientos. Hubo 8 detenidos, entre ellos, un policía

A horas de conocerse el desplazamiento del ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, y tras la muerte del expolicía baleado en Tancacha que protagonizó un raíd delictivo iniciado en Elena, se agilizó una investigación que se venía llevando a cabo sobre una megabanda y en las últimas horas se concretaron unos 40 allanamientos en domicilios de la capital provincial y localidades del interior.

El megaoperativo culmina por estas horas con la detención de al menos 8 personas, uno de ellos policía en funciones identificado como Damián Peñaloza, quien sería hermano del cabecilla de la banda.

Según publica el sitio Cadena 3, la maniobra delictiva que asumía la banda se desprende "una sospecha tremenda": policías y ladrones juntos, robando vehículos y luego simulando operativos para "recuperar" estos rodados sustraídos y volver a venderlos de manera ilegal.

"Entre los detenidos, según indicaron las fuentes consultadas por Cadena 3, figura Jorge Peñaloza, sindicado como el supuesto cabecilla de esta organización. El hombre había viajado a San Luis y fue sorprendido justo cuando regresó a Córdoba de casualidad. Su hermano también fue detenido: se trata del policía en actividad Damián Peñaloza, quien trabaja en una unidad judicial y está abocado a diferentes investigaciones. De acuerdo al prolijo organigrama elaborado por los detectives de Investigaciones Criminales de la Policía, esta megabanda operaba en "células". La principal sospecha es que se dedicaban a robar autos y motos en la ciudad de Córdoba, vehículos que luego vendían o trasladaban a San Luis y Santiago del Estero", señala el sitio informativo.

Y agrega el sitio, en la nota que lleva la firma del periodista Juan Federico: "En algunos casos, se los vendían a delincuentes y luego, aprovechando que tenían acceso a los uniformes policiales, simulaban operativos de control y ahí les 'secuestraban' estos mismos rodados a los otros ladrones, para luego volver a venderlos", describió un investigador. O sea, se engañaban entre delincuentes. No es menor el dato que se baraja en este punto: la utilización de móviles oficiales en estos controles "truchos". Al mismo tiempo, en la causa se sostiene que una parte de la banda también cometía suculentos robos, también simulando falsos allanamientos. En el organigrama de la causa se sostiene que la banda que copó el pueblo de Elena hace ocho días era una "célula" que respondía a esta megaorganización".

Fuente: Cadena 3