Opinión | mujeres | Rural | uatre

Un largo y sinuoso camino hacia el empoderamiento

Por Carolina Llanos *- Integrante del Directorio de Renatre

En el sindicalismo sabemos que para poder cambiar la realidad hay que ser protagonistas, nada se cambia siendo testigos pasivos de la inequidad.

Por eso, en la Uatre creamos en 2001 la Red Nacional de Mujeres Rurales, desde la cual convocamos a trabajadoras y familiares de trabajadores y trabajadoras del campo con interés en participar a nivel sindical, político o social en sus comunidades.

Al comienzo, éramos un puñado de voluntades que buscábamos unirnos para darnos fuerza y coraje para iniciar un camino que sabíamos plagado de dificultades. Hoy somos más de 13 mil las integrantes de esta Red, y con esfuerzo, inteligencia y solidaridad vamos concretando objetivos, asumiendo nuevas responsabilidades y abriendo nuevos espacios.

En 2010 nuestro gremio creó la "Agencia de Desarrollo Rural" en el ámbito de la Secretaría de Igualdad de Oportunidades y Género, un espacio de investigación, información, asistencia técnica y gestión de recursos para potenciar proyectos destinados al mejoramiento de la calidad de vida de la familia rural.

En 2020, en la Agencia del Observatorio Nacional del Trabajo Agrario (ONTA) reunimos a dirigentes gremiales, profesionales, técnicos e idóneos en distintas temáticas para investigar y producir información sobre la producción y el trabajo en el campo argentino.

En la actualidad, el ONTA desa-rrolla tres grandes proyectos: el Mapa Federal del Trabajo Agrario, las Migraciones interprovinciales por razones laborales y, el más urgente y para nosotras fundamental, la "Situación de las Mujeres en el Sector Rural Argentino".

En el marco de este proyecto, y teniendo en cuenta la necesidad de informar sobre el Covid-19, el ONTA ha desarrollado la experiencia piloto de investigación y capacitación "Situación de las Trabaja- doras del Arándano en la Provincia de Entre Ríos", en la que participaron el Ministerio de Salud de la Nación, intendentes, dirigentes gremiales, técnicos del INTA, profesionales y miembros del ONTA y decenas de trabajadoras de Gualeguaychú y Concordia.

Dejé para el final algo que no puedo soslayar -porque me involucra personalmente y no es mi estilo la promoción individual- pero tengo que incluir dentro de todos nuestros logros. Recientemente me he convertido, por decisión de mis pares, en la primera mujer miembro del Directorio del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), desde donde estoy llevando una intensa actividad de apuntalamiento de las inspecciones en terreno, apuntando especialmente a la detección y la eliminación del trabajo infantil.

En la celebración del Día de la Mujer Rural, establecido el 15 de octubre, destacamos sus logros y ponemos el énfasis en la voluntad política de nuestro Secretariado Nacional, que, a lo largo de estos años, acompañó sin reservas las iniciativas y propuestas que emanan permanentemente de las bases de la Red de Mujeres Rurales, de sus referentes y líderes territoriales.

Me enorgullece ser la referente nacional de más de 60 mil trabajadoras rurales afiliadas a la Uatre y de los centenares de compañeras que hoy ejercen cargos sindicales en distintos niveles de nuestra organización.

Es un largo y sinuoso camino construir el empoderamiento de la mujer, y lo estamos transitando sin descanso pero con mucha fe y esperanza. Porque "Querer es Poder" y nosotras queremos.

* Secretaria de Igualdad de

Oportunidades y Género de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre).