Salud | obesidad | Cirugía bariátrica | paciente

Cirugía bariátrica: un paso más para tratar la obesidad

Los cirujanos Guillermo Rebaudino y Javier Carranza explican de qué se trata este tipo de intervención como herramienta para contrarrestar la obesidad. "Hay que corregir cosas antes y mantenerlas después de la cirugía", señalan

Se conocen desde sus años de formación, se capacitaron en cirugía bariátrica a través de cursos por intermedio de la Sociedad Española de Cirugía, y adquirieron la práctica quirúrgica en Córdoba. Javier Carranza (JC) y Guillermo Rebaudino (GR), ambos con la especialidad de Cirujano General (MP34881 ME17242 y MP27443 ME11632, respectivamente), empezaron a pensar en la idea de trabajar juntos y luego formaron un equipo interdisciplinario para el abordaje del paciente obeso.

Hoy se desempeñan en Grupo Instituto Médico Río Cuarto y brindan un servicio abalado por estándares que son los mismos que se cumplen a nivel mundial en cuanto al grado de tratamiento logrado, disminución de complicaciones, entre otros parámetros. “Nuestro equipo está dentro de aquellos que cumplen con esas reglamentaciones mundiales para el tratamiento de la obesidad quirúrgica”, señalan.

Llevan 10 años operando juntos, y durante la entrevista con Salud & Ciencia de diario Puntal, aseguran que a veces no hace falta hablarse entre ellos para saber lo que necesita el que está al lado.

¿Qué es la cirugía bariátrica?

JC: Es una estrategia de tratamiento para pacientes que han llegado a cierto grado de obesidad y compromete su estilo de vida, su calidad de vida y sobre todo su expectativa de vida. Es una herramienta quirúrgica que genera un cambio anatómico en el paciente que le permite alterar la forma en la que absorbe los nutrientes que ingiere y, de la mano de eso, se genera un descenso de peso, que con el tiempo y con constancia logra disminuir esas comorbilidades y factores de riesgo que pueden generar un problema de salud importante para el paciente.

¿Cómo llega el paciente a la intervención?

GR: Por lo general llega derivado de su médico de cabecera, se trata de médicos clínicos que los evalúan o bien de los endocrinólogos, porque muchos tienen patologías asociadas al sobre peso como diabetes, hipertensión. Entonces están en tratamiento continuo con esos profesionales que son quienes los terminan derivando a nosotros. Pero también sucede desde otras especialidades como traumatólogos, neurólogos, y si no, se enteran por el boca en boca.

¿Cómo es el equipo con el que trabajan?

GR: Es un equipo interdisciplinario en el que hay psicólogos, nutricionistas, clínicos obesólogos, nosotros en lo quirúrgico y distintas especialidades que se extienden de acuerdo a la patología que cada paciente necesite, endocrinólogos, neumonólogos, etc.

Cirugía bariátrica, de qué se trata.

¿Qué conductas tiene que adoptar el paciente para que la cirugía funcione?

JC: Yo se los explico a los pacientes como un paso más. Generalmente es el paso más drástico el de llegar a la cirugía, pero en realidad es uno en un tratamiento largo que incluye una preparación previa en donde el paciente va generando un cambio de hábito, un cambio en su estilo de vida, lo internaliza. En ese momento llega la indicación de la cirugía, y luego llega una etapa de seguimiento, en donde de la mano del equipo interdisciplinario acompañamos al paciente para que siga manteniendo esos cambios y la cirugía bariátrica tenga el efecto deseado, es decir evitar la reganancia de peso una vez que descendió lo que el paciente necesita.

Y el paciente lo sabe, o cree que con la cirugía ya está…

JC: Algunos están muy informados, vienen con preguntas muy claras y en general conocen sobre la cirugía bariátrica, otras veces hay que reforzar en esto de que es un proceso largo, la obesidad es una patología crónica, donde hay que corregir cosas antes y mantenerlas después de la cirugía.

¿Qué condiciones tiene que tener la persona para pensar que la cirugía bariátrica es una opción?

GR: Esto está indicado al paciente que tiene obesidad mórbida, y la obesidad está dada por un índice de masa corporal que resulta de dividir el peso del paciente sobre su altura al cuadrado, eso da un número que si es de 40 para arriba tiene indicación de cirugía bariátrica y hay otros parámetros que se tienen en cuenta cuando es menor a 40, por ejemplo entre 35 y 40 si tiene una enfermedad asociada a su obesidad también entra en el plan de este tipo de cirugía. Menos de eso no sería un paciente candidato con menos de 35 de masa corporal, lo normal en masa corporal es entre 22 y 25. También está la edad, y la expectativa de vida, un paciente con obesidad mórbida pero con más de 75 años tampoco es candidato. Hoy el límite es 65 pero se analiza cada caso.

JC: Aquellos pacientes que tienen sobre peso, que tienen comorbilidades pero que no son candidatos a cirugía bariátrica también nuestro equipo se involucra en su tratamiento, la herramienta quirúrgica en esos casos no sería la principal pero si es muy importante para ellos el seguimiento con nutrición, con endocrinólogos, y psicólogos

¿Cómo evolucionó la cirugía a lo largo de los años en la tecnología aplicada?

JC: Hubo dos grande s evoluciones; uno con el desarrollo de la técnica, a lo largo de 30 años se afianzaron las técnicas que generaban un mejor descenso de peso y que tenían una menor tasa de reganancia, hoy las principales son el bypass gástrico y la manga gástrica, pero hay muchas otras; cada una tiene una indicación clara para cada paciente. Y la otra evolución es la técnica de abordaje quirúrgico, primero era una cirugía convencional con grandes incisiones abdominales, algo que ya fue dejado de lado. En este momento la cirugía es laparoscópica, y la recuperación del paciente es drástica, en dos días de internación se van a su casa.

¿Desde qué edad se puede operar?

JC: Hay bibliografía que habla de cirugía de la obesidad hasta incluso en adolescentes a nivel mundial, en Argentina nuestro problema de obesidad no es tan drástico como en países como Estados Unidos. Allí el problema es tan grave que los ha llevado a cirugía en adolescentes, en nuestro país, por suerte, esa etapa no ha llegado. Sí estamos operando pacientes mayores de 21 años que ya pasaron la adolescencia y están preparados psicológicamente para enfrentar y sostener estos cambios de los que hablábamos.

¿Y el paciente puede pasar por esta operación dos veces en su vida?

JC: Sí. Es lo que se llama cirugía de revisión en aquellos casos en los que el paciente tuvo un reganancia de peso, se puede plantear en el equipo la posibilidad de una nueva cirugía. La principal causa, a nivel mundial, de reganancia de peso luego de una cirugía bariátrica, no es una alteración anatómica que haya que corregir durante cirugía, sino que es una falla en la adherencia a las pautas nutricionales, es decir en el estilo de vida del paciente que hace que haga falta corregir.

Por Fernanda Bireni