Nacionales | oposición | Diálogo | presidente

Fernández le anunció a la oposición un plan de reactivación pospandemia

Encabezó una videoconferencia junto a Sergio Massa y Máximo Kirchner, sólo con los jefes de bloques de Juntos por el Cambio. Acordaron dejar de lado las "peleas y agravios" para encargarse de temas más importantes.

El presidente Alberto Fernández, junto con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el jefe del bloque oficialista, Máximo Kirchner, mantuvo ayer una reunión con referentes parlamentarios de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos, en la que se coincidió en la importancia de dejar de lado "peleas y agravios" y en la necesidad de lograr acuerdos para la etapa posterior a la pandemia de coronavirus, al anunciar el envío al Congreso de un plan de reactivación económico.

El Presidente escuchó primero a los representantes de la oposición, después a los propios y finalmente dio su mensaje. Dijo que “no hay que tolerarse sino respetar”; pidió un diálogo con confianza y “honestidad intelectual” y reprochó: “¿Cómo se construye confianza si me levanto una mañana y quieren vincular a mi vicepresidenta con un crimen?”, en referencia al comunicado de hace dos sábados, tras la aparición del cuerpo de Fabián Gutiérrez, el exsecretario de Cristina Kirchner asesinado en El Calafate, en el que Juntos por el Cambio habló de “crimen de extrema gravedad institucional”.

“Nosotros elegimos no responder”, resaltó uno de los senadores que participó de la charla virtual.

“Quieren que dejemos

de pelearnos”

"Los argentinos quieren que dejemos de pelearnos", remarcó el Presidente al tomar la palabra luego de las exposiciones de los líderes opositores, y agregó: "Tenemos que ser cuidadosos con las palabras; porque necesitamos argentinos vivos. Entonces, que el debate político no nos lleve a decir que hay abusos contra la libertad individual".

En ese sentido, expresó: "Creo y valoro el diálogo, poder hablar, escucharse y respetarse. Eso es central para que el diálogo funcione, es un juego de ida y vuelta, una condición central y lo reivindico".

"Tenemos que recuperar la confianza, pero no podemos dejar pasar de largo que hay sectores de la oposición que dicen que los tenemos encarcelados. Tienen mil formas de protestar, pero no hace falta exponer a nuestro pueblo, porque cada marcha hizo que suban los casos (de coronavirus)", completó.

Fernández destacó que la de ayer fue "la tercera vez en siete meses" que se reunió con la oposición. "Tenemos que hacer las cosas juntos. No tenemos que maltratarnos, denunciarnos o difamarnos; porque podemos hacerlo dignamente, confrontando y poniéndonos de acuerdo", aseveró.

"Valoro mucho el apoyo a la cuestión de la deuda y tengo un plan para el día después (de la pandemia) que enviaremos al Congreso. Nunca intervine en el Parlamento y nunca intervine en la Justicia, así que a trabajar todos juntos pensando en la Argentina que el país necesita", amplió.

A continuación realizó un repaso de las acciones tomadas por el gobierno nacional en el marco de la pandemia, como "el congelamiento de tarifas, la suspensión de los despidos, el IFE, los ATP, la Tarjeta Alimentar".

"Nunca el Estado estuvo tan presente, también mantuvimos la asignación universal. Fuimos ecuánimes en los que mantuvimos, fuimos federales", destacó.

Por su parte, Massa agradeció "el tiempo y el nivel de diálogo logrado. Un diálogo franco y sincero con todos los bloques de la oposición y adaptándolo a los pedidos de las distintas fuerzas".

Por Juntos por el Cambio, el presidente del interbloque de Diputados, Mario Negri, sostuvo que "es imperioso, en tiempos de libertades limitadas por la pandemia, que se respete la división de poderes"

"Eso va a dar más robustez a la democracia. Cada uno debe hacerse cargo del pasado que tiene, esa es la única forma de dejar la tensión permanente y evitar el default político", dijo Negri.

Y enfatizó que "no venimos a buscar la uniformidad a esta reunión, ni tampoco hay que sobreactuar"; porque "las fotos son para luego de los acuerdos, no para antes, y el consenso hay que construirlo.Por ello -siguió- hay que dejar los agravios de lado. Tenemos que enfrentar los desafíos que tiene el país, que son muy grandes y urgentes".

Por su parte, el titular del bloque del PRO de la Cámara baja, Cristian Ritondo, destacó la importancia de "trabajar unidos" y aclaró que "cuando se logran consensos y se trabaja en equipo, desinteresadamente, la grieta pierde profundidad. Nosotros no andamos con la pala al hombro para agrandar la grieta, nadie puede dudar de nuestra predisposición a colaborar para salir adelante de esta situación que nos ocupa y nos compromete a unirnos en serio ", añadió.