Policiales |

Piden que la mujer que chocó, mató y huyó no acceda a la domiciliaria

Es el planteo de la querella. Sostienen que, pese a ser madre de niños pequeños, no cumple todos los requisitos legales. El 28 de agosto, Ana Lucía Flores Macia (31) embistió con su auto a Gustavo Picotto y le causó la muerte

El fiscal Miralles deberá decidir en breve sobre las condiciones de privación de libertad de Ana Lucía Flores Macia, la riocuartense acusada de homicidio simple tras chocar y matar a Gustavo Picotto, y la querella rechaza de plano que pueda acceder a la prisión domiciliaria, tal como solicitó la defensa. En este sentido, el abogado César Avendaño, que representa a la familia de la víctima fatal, sostiene que la joven de 31 años y madre de 3 niños no reúne los requisitos para acceder a tal beneficio.

En diálogo con Puntal, Avendaño relató que fueron notificados de la prisión preventiva contra Flores Macia, a fines de la semana pasada. Más allá de esto, detalló que la semana pasada, la defensa de la imputada pidió el beneficio de prisión domiciliaria.

El letrado sostuvo que, a su criterio, “no le cabe el beneficio de prisión domiciliaria, más allá de que tiene tres hijos, porque no cumple el resto de los requisitos”.

“Nosotros nos vamos a oponer al planteo de la domiciliaria. Todavía no lo hicimos porque fuimos notificados hace algunos días. Vamos a pedir que se sostenga la prisión preventiva de cumplimiento efectivo hasta el momento del juicio”, amplió el abogado querellante.

La querella entiende que Ana Lucía Flores Macia no reúne las condiciones para acceder al beneficio de la prisión domiciliaria y pide que siga en la cárcel.

Avendaño acuerda con la calificación legal del hecho que impuso el fiscal Miralles por considerar que es acorde al caudal probatorio del expediente.

“No fue un accidente ordinario, sino que es un desenlace de gran factibilidad. Esta mujer nunca tuvo carné de conducir, no contaba con seguro, no estaba en condiciones de manejar, e incurrió en exceso de velocidad y conducción peligrosa”, argumentó el letrado.

Y agregó: “Además, demostró desinterés por la vida de los terceros, durante la producción del hecho, la fuga y el entorpecimiento del accionar de la Justicia. Todos estos elementos hacen a la calificación legal y a la preventiva”.