Rostros y Rastros piel | limpieza | rutina

Rutina skincare de belleza según tu edad

El cuidado de la piel es un hábito que debemos incorporar desde jóvenes, atendiendo sus necesidades según la edad que tengamos. La piel madura y crece conforme lo vamos haciendo nosotras, por eso hoy te contamos como cuidar la piel día a día según la década en la que nos encontremos

La piel va madurando según el paso de los años y por supuesto, sus necesidades van cambiando dependiendo del momento de la vida en el que nos encontremos. Para tener una piel radiante es importante mantener una buena rutina de cuidado de la piel desde temprana edad. Sin embargo, los problemas en la piel cambian conforme vamos creciendo, así como los productos que necesitamos.

Muchas veces, no le damos a nuestra piel lo que verdaderamente necesita ya sea porque no detectamos el problema o bien porque desconocemos cuales son esos productos que debo sumar a mi rutina. En dialogo con este medio, la Cosmetóloga, Cosmiatra y Estilista de cejas y pestañas, Carolina Capdevilla M.P: 332017/M.P: 332011 (@cuestion_dpiel), indicó, “algo importante para destacar es que, más allá de la edad de cada una, el tipo de piel que tengamos es un factor fundamental. No todas las pieles son iguales, por eso primero debemos identificar nuestro tipo de piel para poder elegir los productos adecuados para cuidarla. La regla básica del cuidado diario de la piel, indistintamente de la edad que tengamos, cuenta con tres pasos innegociables, estos son: limpieza, hidratación y el protector solar. Desde el inicio de nuestra rutina de cuidado hasta el final, estos tres productos deben estar presentes”. En la actualidad, existen millones de opciones para el cuidado de la piel, por eso te compartimos algunos tips básicos de skincare según la edad que tengas.

Desde los 13 años

“La primera edad en que debemos comenzar a cuidarnos es a los 13 años, en donde la piel y el cuerpo están en constantes cambios hormonales propios del crecimiento y es importante acompañar esos procesos del desarrollo con una rutina de cuidado. A esta edad las pieles se comienzan a manifestarse oleosas, con acné, entonces lo principal es limpiarse cada noche antes de acostarse para eliminar el exceso de cebo, las toxinas y la suciedad del día. Luego de la limpieza, una hidratación es el paso que sigue. En el caso de tener una piel grasa optar por productos que sean oíl free o de composición acuosa o geles de composición más ligera. En caso de que la piel sea más bien seca opta por cremas hidratantes más untuosas”, recomendó la profesional.

A los 20

A los 20 años el acné, la piel grasa, los poros abiertos, espinillas, la sequedad y los eccemas en la cara son la principal preocupación que, al tratarse generalmente de problemas hormonales, son difíciles de combatir. “Lo que necesitas es mantener siempre la piel limpia. Una rutina que comience siempre por la limpieza es fundamental, ya que ayudará a reducir la grasa de la piel tan propia de esta edad. A la hora de elegir un producto es recomendable inclinarse por aquellos que sean geles, cremas fluidas, no muy espesas, que contengan más agua que aceite. Las cremas de uso diario deben ser nutritivas e hidratantes, que te permitan cubrir con esta cuota de cuidado sin dejar un acabado oleoso”, destacó la experta.

A los 30

A partir de los treinta, se comienzan a manifestar los primeros signos de envejecimiento, comenzamos a ver las primeras líneas de expresión, signos de la edad y también algunas consecuencias del cansancio, debido a que nuestra piel va perdiendo la capacidad para formar colágeno y ya no se recupera igual.

“A esta edad además de respetar los tres pasos básicos que son la limpieza, la hidratación y el protector solar, se recomienda sumar un agua termal o un tónico después de la limpieza y antes de la hidratación. A partir de los 30, un producto que debemos sumar es el contorno de ojos, que se volverá uno de los tratamientos imprescindibles de tu rutina ya que esa zona es muy sensible. También las cremas hidratantes que contengan serúm, ácido hialurónico y vitamina C y E, por el efecto preventivo, hidratante y dan además luminosidad”, destacó.

A los 40

“A esta edad se reflejan todos los cuidados que veníamos teniendo en nuestra piel, por eso se recomienda empezar desde temprana edad”, declaró Capdevilla. Durante esta década, la pérdida de colágeno y elastina ya se hace más visible, a la vez que se palpan las consecuencias del daño solar, la dieta, las fluctuaciones del peso y el estilo de vida. Las arrugas están cada vez más pronunciadas, la piel va perdiendo tensión y luminosidad y los signos de la edad son cada vez más evidentes.

“Para este momento en el que el cuidado de la piel es crucial para que se mantenga lo más tersa y luminosa posible, podemos potenciar los activos en las cremas. Es necesario optar por cremas nutritivas, con retinoides, vitamina C, ácido hialurónico y el ácido retinoico, que tiene un gran poder anti edad y es un gran inductor de la renovación celular”, indico.

A los 50

A los 50 ya son más visibles los signos de la edad, la piel pierde elasticidad y necesitamos mantenerla hidratada y aportarle nutrientes que la regeneren constantemente. Los productos anti edad que ya usabas en los 40, es importante agregar una crema de ojos y un hidratante por las noches. “Los 50 la piel pierde el colágeno y la elastina por ende tiene cierta flacidez, por ello es importante dar firmeza con cremas y tratamientos antiage para estimular el colágeno y la elastina”, manifestó.

De los 60 en adelante

A partir de los 60, la piel necesita un cuidado intensivo en todos los sentidos, ya que es cuando la piel pierde toda su elasticidad y densidad, y por eso es importante mantenerla hidratada y aplicar nutrientes que le aporten agua y elasticidad, para evitar que ese envejecimiento se acelere aún más. El cuidado, la hidratación y los tratamientos tienen que intensificarse para conservar el colágeno y las vitaminas que nuestra piel produce, que cada vez son menos. Debemos aplicar productos muy emolientes con alto contenido en aceites. Se recomienda también que tengan alta concentración de ácido hialurónico, así como retinol.

“El producto que no puede faltar jamás, sin importar la edad que tengamos, es el bloqueador solar para proteger y cuidar la piel. Un fotoprotector es el mejor aliado que existe contra el envejecimiento de la piel”, manifestó la profesional.

“Es importante aclarar, que gran parte del proceso de nuestra piel depende del estilo de vida que llevamos, no solo reparar en el tipo de cremas y productos que usemos sino también en la alimentación, el consumir agua, el descanso correcto, fumar e ingerir alcohol también repercute en el estado de nuestra piel por ende siempre recomiendo acompañar las rutinas de belleza con una vida saludable”, concluyó.

Por Julieta Varroni