Río Cuarto | planta | intendente | residuos

Planta de reciclaje: aseguran que Escudero nunca dio explicaciones

Tres concejales de la oposición presentaron pedidos de informes. Señalan que el intendente, que está imputado e irá a juicio en la Justicia Federal de Buenos Aires, no presentó documentación sobre los gastos que se hicieron

El intendente de Las Higueras, Alberto Escudero, deberá rendir cuentas ante la Justicia Federal de Buenos Aires por los casi 5,1 millones de pesos que recibió entre 2013 y 2014 para construir una planta de reciclado de residuos que, hasta ahora, no se concretó. El juez Julián Ercolini lo envió a juicio junto con otros 53 imputados.

Esas explicaciones que Escudero tendrá que dar en Buenos Aires son las que nunca se escucharon en su pueblo, ya queel intendente jamás respondió los pedidos de informes ni explicó formalmente al Concejo en qué gastó esos recursos que, según Ercolini, han tenido un destino desconocido.

Dos concejales opositores que presentaron un pedido de informes por el escándalo de la planta de reciclado señalaron que Escudero ha evitado sistemáticamente brindar información. El juez Ercolini indicó que cuando el intendente debió rendir cuentas ante la Justicia presentó facturas que no se correspondían con el programa nacional de manejo de los residuos, como por ejemplo, 34 comprobantes por asesoramientos que no contemplaba el plan financiado con recursos federales.

Pero a los concejales de su localidad ni siquiera esas facturas les fueron presentadas.

Marisa San Martín, concejala del bloque Las Higueras Unida, señaló que espera que se haga justicia. “Nunca se hizo nada de lo que debió hacerse. La planta no está. Además, el intendente nunca hizo ninguna presentación;no ha habido una rendición de cuentas. El intendente debería responder ante el Concejo, pero ha tomado la decisión de no dar ninguna explicación”, manifestó la concejala.

Tres miembros de la oposición -San Martín, Fernando Sinarle y Gian Lucchesi- presentaron pedidos de informes y, ante la falta de respuestas, tienen pensado recurrir a la Justicia para que Escudero presente la información formal.

Junto con Escudero hay otros 53 imputados en la megacausa por los residuos sólidos,entre ellos, Aníbal Fernández y Jorge Capitanich.

Gian Lucchesi manifestó que en el lugar donde supuestamente debió estar la planta de reciclado sólo hay un galpón que ahora hace las veces corralón.

“Cuando esta noticia salió en 2018, con Sinarle presentamos un pedido de informes para que la Municipalidad nos demuestre y detalle en qué se gastó el dinero que vino desde la Nación. A raíz de que la Municipalidad está haciendo la reforma del edificio municipal, atrás del edificio está ubicado el corralón municipal, que es donde los empleados hacen su parada, donde está todo el parque automotor. En ese galpón hay un cartel grande que dice Girsu (Gestión Ambiental de Residuos Sólidos Urbanos), es decir, ahí debería estar la planta de reciclado. A raíz de eso, presentamos otro pedido de informes para que el intendente nos dé informacion sobre este tema, sin embargo nunca nos respondieron ni nos dieron detalles, y el pueblo está conmocionado con esta información”, aseguró el concejal opositor.

“Un millón de dólares”

Lucchesi remarcó que los fondos que se gastaron en una planta que no está representan mucho más que los 5 millones de pesos actuales. “En la elevación a juicio dice que los 5 millones se depositaron. Yquiero recalcar que esos 5 millones no tienen el mismo valor en 2012 que hoy. Si tomamos el valor de la construcción, el dólar en esa fecha estaba 4,5 o 5 pesos. Los fondos representaron un millón de dólares. Con ese millón de dólares, se hizo solo un galpón que hoy está destinado a otra cosa. Los fondos llegaron porque el intendente presentó proyectos a nivel nacional, planteando lo que pensaba hacer. Estamos hablando de fondos nacionales que se han destinado directamente del Tesoro Nacional a los municipios, y los intendentes rindieron cuentas ante el gobierno federal e hicieron declaraciones de que las obras se habían concluido. Se han presentado los finales de obra, pero está a la vista que nunca tuvimos una planta de reciclado de residuos, que no se generó un puesto de trabajo ni nada”, manifestó Lucchesi.

En el expediente judicial consta que Escudero admitió no haber construido la planta;sin embargo, adjudicó la falta de avance a un conflicto vecinal. Para Ercolini esa explicación no fue convincente ni creíble.

Cuando se produjo la primera imputación, en 2018, Escudero mostró una cinta transportadora y una compactadora. Sin embargo, la planta no arrancó.

“Esos elementos no son prueba suficiente para demostrar en qué se gastó el millón de dólares que se recibió”, planteó Lucchesi.