Nacionales | Provincia | Buenos Aires | kicillof

Reapertura gradual de actividades en el territorio bonaerense

Kicillof anticipó las características de la cuarentena y pidió muchísima más responsabilidad colectiva.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció ayer una reapertura "gradual" de actividades comerciales, empresariales y profesionales en la provincia desde el lunes y pidió "muchísima más responsabilidad colectiva", al tiempo que señaló que se está "aprendiendo a convivir con el virus".

Durante la conferencia de prensa que compartió con el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Kicillof destacó el aumento de camas de terapia intensiva y de testeos en la provincia de Buenos Aires y habló de una etapa de "cuarentena intermitente".

"Ahora se redujo la velocidad de contagio, entonces estamos en posibilidad de volver de manera escalonada a la etapa anterior, que vamos a poder sostener sólo en la medida de que no vuelvan a aumentar los contagios y saturar las camas", explicó el mandatario.

En este sentido, precisó: "Vamos a volver gradualmente el día lunes a la apertura de las empresas que teníamos abiertas antes, con protocolos estrictos y transporte propio. El miércoles vamos a volver a los comercios barriales, con protocolos y cuidado, y recién el lunes que viene, a las actividades profesionales permitidas".

Llamamiento

Frente a esa reapertura, el gobernador bonaerense pidió a los ciudadanos de la provincia "muchísima más responsabilidad colectiva" y agregó: "Estamos aprendiendo a convivir con el virus, lo que deseamos es que esto se termine, es lo que queremos y deseamos, pero las decisiones no dependen ni de sueños ni de voluntarismo, dependen de datos".

En ese contexto, remarcó la necesidad de mantener la coordinación de las medidas de prevención entre la provincia y la ciudad de Buenos Aires, al señalar que "en este tiempo se comprendió más que nunca que la General Paz no es una frontera, es una avenida y de un lado y el otro hay situaciones iguales".

"Sería desquiciado pensar que se puede descoordinar la política de un lado y el otro", sentenció el gobernador bonaerense durante la conferencia en la quinta de Olivos.

Kicillof indicó que en la etapa de aislamiento más estricto que se estableció entre el 1° y el 17 de julio la provincia alcanzó "los objetivos que se propuso" y que "tienen que ver con mejorar y profundizar diversas capacidades" del sistema de salud.

Al respecto, el mandatario resaltó que hubo un aumento de las camas de terapia intensiva de la provincia de Buenos Aires, que pasaron de 2.590 en diciembre, cuando asumió la gestión, a 3.700 y que "hoy ya hay 4.100 camas" en toda el AMBA.

"Por eso hoy el sistema no está saturado", subrayó el mandatario bonaerense, al tiempo que informó que también "aumentó la capacidad de testeo" y detalló: "Teníamos 2.500 test que podíamos hacer y hoy estamos en capacidad de 5.100 test por día".

De la misma manera, especificó que los rastreos de los contactos estrechos de casos de Covid-19 confirmados pasaron "de 10 mil a 50 mil llamados por día" y que entre todos los municipios del Gran Buenos Aires hay "13 mil camas de aislamiento", mientras que ya se empezó a atender a "internados leves" en Tecnópolis.