Salud | Psicología perinatal | Personalidad | Mujeres

Desde la gestación se construye el 'edificio de la personalidad' del niño

De qué se trata la psicología perinatal y cómo puede ejercer un rol preventivo para la preparación integral familiar ante la llegada de un nuevo ser

Daniela Gastaldi es psicóloga perinatal (MP 00560), asegura que eligió la psicología porque siempre le gustó ayudar a las personas a vivir mejor. “La psicología perinatal significa todo aquello que rodea al nacimiento. Es una especialidad nueva en nuestro país que se aboca al acompañamiento de las familias en todo el proceso que va desde la pre-gestación hasta los 3 años de vida del niño o niña. Acompañamos tanto a la mujer, a su pareja y a la familia en su conjunto respecto del nacimiento y llegada del bebé. Incluye todo lo que tiene que ver con la búsqueda del embarazo, hoy también abarca el acompañamiento de técnicas asistidas, y cuando se requieren procesos de adopción, acompañamos embarazos que se transitan de manera normal, tanto como el que tiene algunos inconvenientes, también el proceso de parto, acompañamiento del posparto y los primeros años de crianza”, resume la profesional que asegura son pocos los profesionales en el país con esta especialidad.

¿En qué instancia llega el paciente?

-Tradicionalmente la gente busca un psicólogo ante algún problema ya instalado, la gente asocia que para ir a un psicólogo o psiquiatra tiene que haber un problema, puede ser así, pero no necesariamente. A veces consultan por depresión posparto, una situación frecuente que requiere de atención y urgente, pero también nuestra labor es preventiva, nos referimos a que no tiene por qué haber un problema ya instalado. Recibimos consultas por ansiedad en el embarazo, entonces despejamos dudas para que llegue más preparada al parto, pero también instancias más críticas como nacimientos prematuros, con bebes que irrumpen antes de lo esperado y tal vez la familia aún no estaba preparada, acompañamos duelos y todo lo que puede pasar alrededor de un nacimiento.

¿La atención mejoró con los años?

-Cuando yo comencé a trabajar las que derivaban eran las escuelas teníamos niños de 6 años como algo ‘temprano’, con los años se fue tomando conciencia y empezó a ser el jardín el que mandaba a hacer alguna consulta, entonces pasamos a niños de 3 o 4 años. Hoy lo que sucede es que llaman cada vez más temprano, llaman mujeres diciendo ‘quiero buscar un embarazo y me quiero preparar para eso’ y esa es la función preventiva. Algo que ayuda muchísimo, porque se observan problemas de desinformación o la romanización de la maternidad y el golpe duro que nos llevamos cuando llega el bebé y la cosa no era como los soñábamos.

¿También informan sobre los derechos que hay en Argentina?

-Así es, contamos con una Ley Nacional de parto y nacimiento respetado, se debe aplicar en todo el territorio y a veces no se lo aplica y las mujeres sufren por malos tratos, tratos inadecuados; eso deja secuelas a nivel de su psiquismo, tanto como el de su bebé.

¿Qué implica esta ley?

-Que la mujer o gestante a parir tiene derecho de estar acompañada por la persona que ella decida, este fue todo un tema en pandemia por los protocolos y donde se restringía el acceso, causó muchos problemas emocionales de muchas mujeres. También la ley promueve el derecho de elegir la posición al momento de parir, antes se usaba que la mujer estaba horizontal, se le ataban las piernas y/o las manos, eso está prohibido, es violento. Además es fundamental esperar a que el proceso de parto surja naturalmente y no acelerar con oxitocina, la ley contempla esperar los tiempos fisiológicos de la mujer y del bebé. Y la ley implica el contacto inmediato piel con piel que ayuda a esa conexión inicial, bajar el estrés, y disminuir la invasión de estímulos que el bebé vive al pasar de un medio acuático a otro aéreo.

Lo que padece un niño de 6 años, por ejemplo, tiene que ver con cómo fue gestado

-Un niño a los 6 puede venir por una consulta puntual de algo que aconteció, puede ser el fallecimiento de un ser querido, un accidente o situación traumática. Nuestra historia pesa, por supuesto, desde que fue deseado o no deseado, todo deja su impronta y las primeras experiencias también, por eso la importancia de respetar el parto. El parto deja una huella el bebé, no tendrá un registro consciente de lo que pasé ese día, pero sí queda una memoria a nivel corporal y si es un parto traumático ese nivel de angustia en la mamá también lo vivencia el bebé. La salud de nuestros niños se gesta en los primeros años de vida, toda su salud de manera integral, se sientan las bases en los primeros años de vida de lo que va a ser el edificio de su personalidad, mientras más acompañada está su familia crecerá en un entorno saludable.

¿Cómo son los síntomas de una depresión posparto, cuando es normal y cuando no?

-Eso es importante y hay que hacer una distinción. Una cosa es la tristeza posparto que es muy común, y se da en los primeros días del parto, se siente tristeza, extrañar la panza, tener un poco de angustia, altibajos emocionales, y esto tiene que ver con el duelo por la situación de vida perdida, pensemos que una mamá primeriza extraña cuando era ella sola y tenía sus tiempos y ahora está siendo requerida por un bebé, pero esa situación pasa con el correr de los días y al mes desaparece.

DANIELA GASTALDI | PSICOLOGÍA PERINATAL

Cuál es la otra situación…

-La depresión posparto, como la palabra lo indica, es un cuadro grave, porque la persona esta deprimida, desmotivada, desganada, con sensación de desesperanza, con mucha angustia que no puede manejar, llanto incontrolable y una sensación de ensimismamiento que no lo permite conectar con su bebé. La depresión posparto es común, no todo es depresión, la tristeza es común, la depresión también pero no quiere decir que sea normal, no quiere decir que va a pasar sola, no se cura espontáneamente, requiere de tratamiento psicológico y a veces psiquiátrico, no le sucede solo a las mujeres, también hay varones que pueden padecerla, pero si no se repara en la salud mental de las mujeres madres mucho menos en los varones padres.

Cómo es la relación medicación psiquiátrica y lactancia

-Hay psiquiatras formados en psiquiatría perinatal y los últimos avances indican que hay medicamentos compatibles con la lactancia, pero algunos médicos indican esto y también suspender la lactancia, entonces muchas mujeres se angustian porque no quieren suspender la lactancia. Yo les recomiendo que busquen psiquiatras menos ortodoxos que puedan conjugar ambas cosas.

Porque cada vez más parejas están en tratamiento para buscar un embarazo

-Acá inciden muchos factores, el estrés es uno, otro que es crucial es la edad en que a veces comienza a pensarse la maternidad, en nuestra sociedad se ha postergado bastante, y hoy es muy común que eso comience a los 35 de años y a veces el reloj biológico juega en contra. Es importante hacerse un estudio para conocer la reserva ovárica de la mujer, y tenemos que desterrar la idea de que a esa edad los óvulos son viejos, a veces eso sucede desde mucho antes, uno puede pensar que una mujer de 30 no tendría óvulos con alguna deficiencia, pero a veces sí, por eso es recomendable realizar este estudio para ver la calidad y la cantidad de los mismos. También existe la crio-preservación de óvulos, puede crio-preservar sus óvulos para utilizarlos el día de mañana para cuando quiera ser mamá.

¿Cómo ves el impacto de esta des-romantización de la maternidad?

-Hasta hace poco la mujer que decía ‘no quiero ser madre’ era juzgada y muy mal vista, hoy cada vez más las mujeres se permiten decir ‘no tengo por qué ser madre’, ‘no es mi proyecto de vida’ o ‘no creo que tener un hijo me impida desarrollarme como mujer’. Creo que ya hay cambios sociales y los veremos aún más, también hay que tener en cuenta la diversidad familiar que hoy tenemos, ya una familia no es un hombre y una mujer, sino que hay toda una variedad y una sociedad que cambia constantemente.

Más información.

Por Fernanda Bireni