Regionales | reclamos | ruta nacional N° 35 | accidentes

Más accidentes en la ruta 35 reavivan los reclamos por el mal estado del asfalto

Por los baches, los conductores hacen peligrosas maniobras. En uno de los últimos casos, terminó en la banquina. Los vecinos señalan que son 50 kilómetros que quedaron pendientes después de obras ejecutadas en 2018

Pasan los años y las gestiones y la ruta nacional N° 35, en el sur provincial, sigue acumulando reclamos de vecinos, que, a diario, notifican de despistes o accidentes provocados por el mal estado de la carpeta asfáltica que obliga a realizar peligrosas maniobras.

Un despiste a causa de un bache vuelve a alzar las voces de los vecinos del departamento Roca que esperan hace años una solución. La traza muestra deterioro es la carpeta asfáltica y las reparaciones que se hicieron lejos de mejorar empeoraron el estado de esta vía de comunicación que atraviesa el sur provincial hasta el límite con La Pampa. Sumado a ello, en las banquinas, las malezas ganan espacio y altura.

El accidente ocurrió el pasado martes cunado una vecina de Villa Huidobro, Mariana Mateos, quien se dirigía de norte a sur por la mencionada ruta pasando el cruce de Del Campillo, debió realizar una maniobra para esquivar un bache y terminó despistando hacia la banquina y quedó en medio de las malezas.

La conductora resultó ilesa pero la camioneta en la cual se dirigía presentó daños materiales importantes, poco después la mujer fue auxiliada por la policía y bomberos de Del Campillo.

Tras lo ocurrido, Mateos realizó un descargo a través de las redes sociales que reavivó la polémica:

“Esta vez me tocó a mí en la ruta 35. No sé qué esperan para arreglarla”, señaló la vecina, quien precisó que no tuvo lesiones pero sí hubo daños materiales en el vehículo a causa del accidente. Y agregó: “Venía despacio, si no, no sé qué hubiese pasado”.

Actuaron la policía y bomberos de Del Campillo en el rescate.

50 kilómetros abandonados

Es un tramo de unos 50 kilómetros que quedaron inconclusos de la obra integral que se ejecutó durante 2018. Se ubica entre Del Campillo al límite con La Pampa. Pero la parte más complicada se ubica en el kilómetro 540, donde existen amplios baches y hasta pozos de importante profundidad, los cuales cuando llueve se llenan de agua y representan una especie de trampa para el conductor que no los advierte a simple vista.

El riesgo aumenta en vacaciones cuando se percibe un mayor tránsito por el sector debido a la habilitación del turismo. Los riesgos incrementan para quienes circulan por allí y no conocen el mal estado del tramo.

En cambio, quienes son de la zona ya saben que, o bien deben cruzarse a la calzada del sector este (en el caso de que no venga nadie por el sentido contrario) o reducir notoriamente la velocidad para evitar un despiste, sufrir accidentes o roturas en los vehículos.

Los reclamos se hicieron sentir desde diferentes entidades del departamento y hasta hubo manifestaciones en la ruta.

Si bien el sector está señalizado y demarcado, los accidentes siguen sucediendo y, pese a que Vialidad ejecutó algunas tareas de mantenimiento y, en el medio, hubo un proceso de licitación de obra, hasta el momento la ruta sigue siendo un peligro para los conductores.