Opinión | Schiaretti | medidas | provincia

No es momento para hacer política con la pandemia

Si bien se atraviesa un año electoral, la dificilísima coyuntura que se vive por estos días a raíz de la segunda ola del coronavirus no deja margen para poner palos en la rueda. Ayer Schiaretti hizo referencia al tema y Llamosas se sacó una foto con la oposición

En un contexto de pandemia como el que está viviendo la humanidad, donde se contagian y mueren muchísimas personas, entre ellos jóvenes y niños, no hay margen para hacer un uso político del tema del Covid-19. Así parece haberlo entendido la clase política, o al menos una parte de ella, tras conocerse declaraciones públicas de algunos dirigentes que gobiernan distritos importantes del territorio argentino. Ayer, por ejemplo, al dar a conocer las nuevas medidas restrictivas que regirán en la provincia por el lapso de 14 días, el gobernador Juan Schiaretti hizo alusión a dicha cuestión:remarcó en dos oportunidades que no buscó hacer política con el coronavirus. “Estamos hoy aquí para anunciar las nuevas medidas. Diciendo la verdad y siguiendo lo que dicen nuestros científicos. No politizando las medidas ni entrando en polémica”, dijo el mandatario cordobés, en su aparición pública más importante, luego de que fuera operado de un quiste renal, intervención que lo obligó a hacer reposo y lo alejó por dos semanas de la función pública. Y, al final de su mensaje, agregó:“Córdoba no hace política con la pandemia, sino lo que dicen nuestros científicos”.

“Córdoba no hace política con la pandemia, sino lo que dicen nuestros científicos”, dijo ayer el gobernador Schiaretti, al hacer los anuncios.

Los dichos de Schiaretti fueron interpretados como un tiro por elevación al gobierno de Alberto Fernández, luego de una semana en la que volvió a tensarse la relación entre la Provincia y la Nación en torno de la presencialidad en las escuelas. Como se recordará, tanto el Presidente como el ministro de Educación, Nicolás Trotta, cuestionaron la vuelta a clases en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las provincias de Mendoza y Córdoba, al sostener que es “jugar con fuego” y que pone “en riesgo a toda la sociedad”. Pero el gobierno cordobés no se quedó callado y le contestó a través del ministro de Educación de la Provincia, Walter Grahovac: “Somos una provincia responsable”. Pero el sistema de educación presencial sólo duró una semana debido a la contundencia de la realidad misma:la curva de contagios fue creciendo cada vez con el correr de los días, aumentando significativamente la ocupación de camas en los hospitales y clínicas de la provincia hasta alcanzar el nivel de internación del 80 por ciento. En ese sentido, el ministro provincial de Salud, Diego Cardozo, había advertido que, de llegarse a ese porcentaje, se iban a tomar nuevas restricciones. Yasí fue.

En el anuncio oficial, Schiaretti afirmó que la provincia ya está en el pico de la segunda ola (“Estamos atravesando un momento crítico”, sostuvo) y que, tal estado de situación, amerita la toma de nuevas medidas. Entre otras cosas, desde el lunes próximo y hasta el viernes 18 inclusive, no habrá clases presenciales ni tampoco reuniones sociales. En rigor, durante este fin de semana regirán en Córdoba las restricciones dispuestas en el DNU nacional y, a partir del día 7 y por dos semanas, estarán vigentes las medidas anteriormente citadas, anunciadas cerca del mediodía por el gobernador y sus ministros. Por su parte, el titular de la cartera de Gobierno, Facundo Torres, comentó que el acta acuerdo fue firmado por los 427 municipios y comunas que integran la provincia de Córdoba. “Esta semana tuvimos que afrontar el peor momento y hoy suscribimos el acta con los 427 intendentes. Con ellos trabajamos la detección de casos tempranos a través de los testeos y también el calendario de la vacunación. Yahora hemos recibido nuevamente su apoyo para estas medidas”, expresó el funcionario provincial. Cabe aclarar que el gobierno provincial contempló, entre las medidas adoptadas, el reclamo de los intendentes de permitir la apertura de los comercios no esenciales, a los fines de evitar que éstos terminen cerrando su puertas.

Llamosas comunicó oficialmente su adhesión a las medidas provinciales y destacó además el acompañamiento de la oposición y de las instituciones.

Entre los intendentes que acordaron las nuevas restricciones que empezarán a regir desde el lunes venidero está el riocuartense Juan Manuel Llamosas. Ayer, el mandatario municipal comunicó oficialmente su adhesión a las medidas provinciales y destacó además el acompañamiento de la oposición y de las instituciones de la ciudad, como el Cecis. “Quiero agradecer a Gonzalo Parodi, presidente del bloque de Juntos por Río Cuarto, a Miriam Salvatierra, de la bancada de Política Abierta, y a Atilio Lunardi, del Cecis. Sólo juntos podemos afrontar lo que viene por delante”, indicó. Antes de informar su apoyo a las nuevas restricciones, Llamosas tomó una serie de previsiones. Por un lado, lanzó ayudas económicas para los sectores afectados por los efectos de la segunda ola y dispuso asimismo medidas sanitarias, como la ampliación de los días de vacunación y la compra de nebulizadores para complementar las tareas de la carpa prehospitalaria que funciona al lado del Nuevo Hospital. La foto de ayer que muestra tanto al oficialismo como a la oposición juntos en esta cruzada contra el Covid-19 habla a las claras de todo un gesto de madurez política entre las dos principales fuerzas de la ciudad, que no en todas las ciudades se da. Dejar de lado las chicanas, la politiquería barata y los palos en la rueda para enfrentar en forma conjunta los embates del virus es una buena señal para una ciudadanía cada vez más escéptica.

Marcelo Irastorza. Redacción Puntal