Economía | sequía | actividad económica | INDEC

Por la sequía, la actividad económica en abril cayó con fuerza: 4,2 por ciento

Con un retroceso del 73,1 por ciento, el sector pesquero fue el que más se contrajo, seguido por el rubro agricultura, ganadería, caza y silvicultura con 36,8%

La actividad económica cayó 4,2% interanual en abril último, como consecuencia del impacto de la sequía en la actividad agropecuaria, informó el Indec.

Cinco sectores de la actividad registraron caídas en la comparación interanual, entre los que se destacan pesca (-73,1%) y agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-36,8%), siendo este último, además, el de mayor incidencia negativa.

En abril, el estimador mensual de actividad económica (Emae) registró una caída de 4,2% en la comparación interanual, y de 1,9% respecto de marzo en la medición desestacionalizada.

Con relación a igual mes de 2022, diez sectores de actividad que conforman el Emae registraron subas en abril, entre los que se destacan explotación de minas y canteras (+9%) y hoteles y restaurantes (3,7%).

A su vez, el sector explotación de minas y canteras (+9,0%) fue el de mayor incidencia positiva en la variación interanual del Emae, seguido por industria manufacturera (+1,6%).

Estos dos sectores aportaron 4 puntos porcentuales a la caída interanual del Emae.

Explicación oficial

La Secretaría de Política Económica explicó que la caída de la actividad "refleja el impacto de la sequía".

"Quitando el impacto de estos sectores afectados por la sequía, la actividad habría continuado mostrando avances, con una suba cercana al 1%", señaló Economía.

En tanto, la minería y los hidrocarburos crecieron 9%; la industria y la construcción, 1,6%; hoteles y restaurantes, 3,7%, y el comercio, 1,2%.

"En conjunto, 10 de los 15 sectores relevados continuaron creciendo, lo cual es consistente con el proceso sostenido que observamos en la creación de empleo", destacó el Palacio de Hacienda.

Los analistas esperan que la tendencia negativa se mantendrá en el segundo cuatrimestre, aunque hay sectores que siguen reaccionando y evita que la baja en la actividad sea mayor.

Economías regionales

En otro orden, el Ministerio de Economía presentó ayer un informe con los datos correspondientes al nivel de actividad de las economías regionales.

Según los datos, estas economías representaron en 2022 un ingreso por exportaciones de US$ 7.000 millones y conformaron el 50% del empleo total en el sector agroindustrial, con más de un millón de puestos de trabajo.

De acuerdo con la información relevada, la Argentina lidera las exportaciones mundiales de una importante cantidad de producciones regionales que cuentan, además, con el mayor valor promedio por tonelada exportada (US$ 1.500/tn).

Los que mejor andan

Entre los productos destacados, se incluyen aceite de soja y maní, jugo de limón, yerba mate, porotos secos, salvado y residuos de cereales, entre otros.

Asimismo, el informe indica que la actividad está compuesta principalmente por mipymes que actúan como uno de los motores para el desarrollo federal. Por eso, aseguraron, "desde el Estado nacional se lleva adelante una serie de políticas públicas para estimularlas, sostenerlas y fortalecerlas".

En este sentido, el Gobierno estableció una serie de medidas que impulsan la producción, entre ellas, derechos de exportación al 0%, incremento de los reintegros a la exportación, planes de financiamiento a través del Programa de Incremento Exportador, asistencia para enfrentar la emergencia agropecuaria, reducción de contribuciones patronales y la implementación del Programa Nacional de Agregado de Valor para Cooperativas Agroindustriales (Coopar), que fomenta las inversiones en bienes de capital e infraestructura.

De esta manera, se busca estimular producciones específicas como el olivo, algodón, frutas frescas y apicultura y fomentar el crecimiento de las industrias vitivinícola y de yerba mate.

Además, cuentan con el beneficio adicional de generar arraigo, exportaciones y empleo.