Río Cuarto | UNRC | Universidad | Servicios

La UNRC trae tecnología de avanzada que cuesta 66,7 millones de pesos

Con la llegada de un equipo de resonancia magnética nuclear crearán un centro de alta complejidad para el estudio de estructuras moleculares. También se incorporará un poderoso microscopio electrónico

La Universidad Nacional de Río Cuarto sumará equipamiento tecnológico de punta con una inversión de 66 millones 784 mil pesos, que le permitirá crear el Centro de Alta Complejidad para el Estudio de Estructuras Moleculares y dotar de una poderosa herramienta de alcance científico al Centro Regional de Microscopía Avanzada que funciona en el campus.

Se trata de un equipo de resonancia magnética nuclear avanzado, cuyo costo es de 37 millones 196 mil 280 pesos y un microscopio electrónico de transmisión de alta complejidad, que demanda una inversión de 29 millones 587 mil 950 pesos.

Son financiados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y en parte costeados con recursos propios de la UNRC.

Surgen a partir de la presentación de proyectos de modernización de equipamiento de laboratorios de investigación que fueron aprobados en 2015 por el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (Foncyt), cuyos subsidios ahora debieron ser reforzados para acceder a la compra debido a los efectos de la devaluación.

Estarán al servicio de los investigadores locales y de otros centros científicos, como así también de las empresas que lo requieran.

El equipo de resonancia magnética nuclear (RMN) marca Bruker modelo Avance III HD 400 MHz fue conseguido a partir de la presentación del proyecto titulado “Creación de un Centro de Alta Complejidad para el Estudio de Estructuras Moleculares”, que con la nueva adquisición comenzará a funcionar en la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales.

Permite analizar la estructura molecular de la materia, ver cómo son las conexiones entre los átomos. Es uno de los mejores y más modernos que hay en el país. La frecuencia de resonancia es de 400 MHz.

Lo van a usar todas las áreas de investigación que hagan ciencia experimental, veterinaria, agronomía, química, biología, microbiología, ingeniería, entre otras. Además, va a brindar servicios. Los demandantes externos pueden ser otros centros de investigación. Por la parte privada será menos requerido porque es de muy alta tecnología, aunque será de utilidad para la industria farmacéutica, la de los agroquímicos, para el análisis de la composición de pesticidas y algunos otros.

Es un equipo de origen norteamericano. Una vez que se concrete el pago, comenzará su fabricación, puesto que no son dispositivos de los que haya stock. Por eso, se espera que esté listo dentro de dos o tres meses.

Es un instrumento de alta tecnología que permite analizar muestras de compuestos químicos puros o en mezclas. La técnica de RMN posibilita obtener información acerca de la estructura molecular de los materiales analizados. Esto incluye acceder a conocimientos sobre las conectividades entre los átomos que conforman las moléculas analizadas y la disposición espacial de los mismos, como así también adquirir datos que permiten entender las interacciones entre las moléculas y el medio que la rodea.

Hace posible conocer con precisión estructuras moleculares y la caracterización de pequeñas moléculas, análisis indispensables para la síntesis de compuestos de bajo peso molecular.

El microscopio electrónico de transmisión de alta complejidad y accesorios elementales, como bombas y cámara fotográfica, se logró a partir de la presentación del proyecto “Desarrollo del Centro Regional de Microscopía Avanzada de la Universidad Nacional de Río Cuarto”, que incluye a investigadores de Exactas, Ingeniería y Agronomía y Veterinaria.

Está hecho en Japón, marca Jeol, es de avanzada y permite ver mucho más allá que con un microscopio óptico. Se suma al que adquirió la UNRC en los 70 y que continúa en funcionamiento, aunque con grandes esfuerzos de mantenimiento, puesto que se trata de un equipo de muy vieja data; y a otros que fueron llegando en los últimos tiempos, aunque este es el primero de transmisión, con capacidad para atravesar la muestra.

El nuevo microscopio de transmisión electrónica permite ver la estructura de sólidos átomo por átomo. Da información sobre la cristalografía y cómo está la estructura cristalográfica del material del que se trate.

Sirve para todos los que hacen materiales. Por ejemplo, la industria metalúrgica, metal-mecánica y la del plástico lo requieren para tener un análisis exhaustivo de cómo es el material con el que trabajan. Sirve para todo lo que es caracterización de materiales. No sólo sirve para química y física. También para agronomía, para biología, para determinar el crecimiento celular. Se puede usar, por ejemplo, para determinar las características de la composición y la estructura ósea para el caso de los investigadores de veterinaria, entre otras muchas aplicaciones, puesto que tiene una gran resolución.

“Salto de calidad”

El secretario de Ciencia y Técnica de la UNRC, Luis Otero, expresó: “Esto le da a la Universidad un salto de calidad, en cuanto a la capacidad de estudiar materiales, con distintas aplicaciones, microbiología, biología, agronomía y veterinaria, química. Son equipamientos que están únicamente en los centros más avanzados del mundo. Es un salto de calidad para la Universidad”.

“Es para toda la Universidad y también para dar servicios a toda la región, a otros centros científicos y a sectores de la producción”, agregó el funcionario.

Las áreas beneficiadas son todas las relacionadas con tareas experimentales de la UNRC y de la región, porque serán laboratorios de servicios.

“Es para toda la Universidad y es para dar servicios. No es de un grupo de investigación, ni de un instituto. La UNRC pone la contraparte, los recibe y los maneja”, sostuvo el doctor Luis Otero.

Con estos equipos se va a beneficiar en general toda la Universidad, fundamentalmente aquellas disciplinas de ciencias básicas y aplicadas, de las facultades de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agronomía y Veterinaria. Servirán para prestar servicios internos y externos. Estarán disponibles para la totalidad de los docentes investigadores de la Universidad, más allá de quienes participaron en la presentación de estos proyectos.

Estas iniciativas surgidas en el ámbito de la UNRC fueron evaluadas positivamente en el marco de la convocatoria pública denominada Proyectos de Modernización de Equipamientos, que tiene por objetivo financiar la adquisición o mejora del equipamiento y la modernización de la infraestructura de laboratorios o centros de investigación y desarrollo pertenecientes a instituciones públicas o privadas sin fines de lucro, radicadas en el país, lanzada por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, organismo nacional dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, dedicado a promover el financiamiento de proyectos tendientes a mejorar las condiciones sociales, económicas y culturales en el país.

Debido al desfasaje cambiario, fue necesario un refuerzo económico para la compra de estos equipos. A la UNRC le acaban de adjudicar 41 millones 217 mil 337 pesos, que sumados a los 18 millones 888 mil 470 pesos asignados inicialmente por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación hacen un total de 60 millones 105 mil 807 pesos de subsidio del gobierno nacional, a lo que se agrega el aporte de 6 millones 678 mil 423 pesos con recursos propios de la UNRC, que permite alcanzar el monto total de la inversión, que es de 66.784.230 pesos.

El equipo de resonancia magnética nuclear (RMN) marca Bruker modelo Avance III HD 400 MHz, que está consignado para la creación de un Centro de Alta Complejidad para el Estudio de Estructuras Moleculares, cuenta con un aporte de 33.476.652 pesos por parte de la Agencia y de 3.719.628 de la UNRC.

Y el microscopio electrónico tiene 26.629.155 pesos provenientes de la Agencia y 2.958.795 pesos aportados por la casa de estudios.

Deolinda Abate Daga. Prensa UNRC