Río Cuarto | UNRC | Conicet | investigadora

Premian a científica de la UNRC por su estudio en inmunología tumoral

La doctora María Julia Lamberti fue distinguida en el 17º Premio Nacional L'Oréal-UNESCO "Por las Mujeres en la Ciencia". La investigación que lleva adelante junto a su equipo se orienta a desarrollar una vacuna contra el melanoma

La doctora María Julia Lamberti, investigadora del Instituto de Biotecnología Ambiental y Salud dependiente de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) y del Conicet, fue distinguida recientemente por su labor científica en una de las categorías previstas en la 17ª edición del Premio Nacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia”, enfocado en “Ciencias de la vida”.

Bajo el lema “La ciencia cambia el mundo, ellas, las reglas. El mundo necesita ciencia, y la ciencia necesita mujeres”, la iniciativa tiene por objetivo distinguir la excelencia científica, al tiempo que promueve y estimula la participación de las mujeres en el ámbito de la investigación.

La científica local recibió tal distinción en la categoría “Beca” por su desempeño en el proyecto científico denominado “Desarrollo de vacuna a células dendríticas estimuladas con lisados tumorales generados por terapia fotodinámica para el tratamiento del melanoma”.

En diálogo con Puntal, Lamberti se mostró sorprendida y gratificada por el reconocimiento que a la vez hizo extensivo a todo el equipo de trabajo que la acompaña en la Universidad de Río Cuarto.

-¿En qué consiste el proyecto de investigación?

-Estamos trabajando en inmunología tumoral y estudiamos cómo nuestro sistema inmune puede reconocer al cáncer y eliminarlo del cuerpo. En el estudio observamos que durante su evolución, la célula tumoral o cancerígena desarrolla métodos para evadir la respuesta del sistema inmune. Entonces, conociendo los mecanismos de evasión que tiene el tumor, nosotros queremos desarrollar estrategias para ayudar al sistema inmune a que cumpla su función.

-¿Cómo evoluciona tal estudio?

-Cuando tratamos a las células tumorales con una terapia particular llamada fotodinámica, advertimos que cuando la célula tumoral muere libera ciertas moléculas que activan al sistema inmune. Y eso nos dio lugar a un montón de preguntas de las que surgieron respuestas que nos llevaron a estudiar otros mecanismos involucrados en estos eventos. Todo ello nos dio un nuevo puntapié para pensar en fundamentos de una posible vacuna contra el melanoma, que es el cáncer de piel, en el cual nosotros hacemos nuestro estudio. En eso estamos trabajando en este momento. Se trata de un proyecto de ciencia básica con una potencial aplicación, y estamos muy contentos que este aporte haya obtenido este reconocimiento.

-¿Es posible reorientar la investigación hacia otros tipos de cáncer?

-Sí, nosotros creemos que sí. De hecho tenemos previsto probar en otros tipos de tumores. Dentro de la inmunología tumoral hay tumores denominados “calientes” (“hot”, en inglés), que responden muy bien a las terapias que cubren el sistema inmune, y el melanoma es uno de ellos. Por sus características, responde bien a los protocolos de inmunoterapia que existen actualmente. Y también están los denominados tumores fríos (cool) que por diversos motivos suelen tener mayores recursos para evadir el sistema inmune. Y ése es un gran desafío y parte de nuestra idea es observar cómo lo que vimos en el melanoma puede activar el sistema inmune presente en tumores fríos, como en páncreas, mamas, entre otros, en lo que representa otra instancia que queremos dar en nuestra investigación.

Trayectoria

Lamberti recibió el reconocimiento que impulsa L’Oréal Argentina en conjunto al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), en un acto realizado en el Centro Cultural de la Ciencia (C3), en Buenos Aires.

Oriunda de la localidad de Serrano, en el sureste provincial, María Julia llegó a Río Cuarto para estudiar Microbiología en la UNRC y ya en el segundo año de la carrera pudo sumarse al grupo de investigación que encabeza la doctora Viviana Rivarola, en el Departamento de Biología Molecular. “Hice un doctorado en ese grupo con una beca Conicet e inicié también un estudio de inmunología tumoral, por el que me fui luego a especializar en laboratorios de Estados Unidos y de Italia. Ahora, estoy en los estadíos iniciales de mi carrera de investigadora científica dedicada exclusivamente a este tema”, sintetizó Lamberti a Puntal.

Y agregó: “En estos momentos, junto a mi equipo de trabajo estamos estudiando de qué forma todo esto que observamos puede revertir la inmunosupresión que se ejerce dentro del microambiente del tumor. Y, por otro lado, queremos ver qué parte de todo el tumor fotosensibilizado es el que genera una respuesta inmunogénica más fuerte, buscar la forma de aislarla y biopreservarla, para poder aplicarla posteriormente. Cada respuesta genera muchísimas preguntas nuevas y por suerte podemos seguir avanzando”.

Cabe agregar que la máxima distinción representada por la categoría Premio fue para la doctora Juliana Cassataro, investigadora del Conicet en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIBIO, Conicet-Unsam), por su proyecto “Evaluación de la respuesta de anticuerpos contra antígenos de SARS-COV-2”, que dio lugar al desarrollo local de la vacuna anticovid.