Río Cuarto | UNRC | investigador | distinción

Premian a un investigador de Exactas en un Congreso de Química Analítica en San Juan

Se trata del microbiólogo Matías Cardenas, cuyo trabajo fue elegido entre más de 400. Su póster titulado "Determinación electroquímica de neonicotinoides totales en miel" se adjudicó una de las secciones

Un estudiante del doctorado en Ciencias Químicas de la Facultad de Ciencias Exactas (UNRC) fue distinguido entre más de 400 propuestas presentadas por los asistentes al XII Congreso de Química Analítica Argentina, llevado a cabo recientemente en la Universidad Nacional de San Juan.

Se trata del microbiólogo Matías Cardenas, quien presentó un póster titulado “Determinación electroquímica de neonicotinoides totales en miel”, que resultó ganador de la sección electroquímica en el marco del encuentro que reunió a investigadores de todo el país.

“En mi tema de tesis doctoral desarrollo metodologías analíticas, es decir, desarrollo métodos que permiten la detección y la cuantificación. Mi tesis implica desarrollar tres metodologías y en el Congreso de Química Analítica yo presenté una de esas tres que se basó solamente en la parte de electroquímica. Y la presentación de ese póster dentro de la sección de electroquímica resultó ganadora como mejor póster en el Congreso”, explicó Cardenas en diálogo con Puntal.

Y añadió: “Se trata de un póster en el que uno plasma de forma gráfica los datos de manera acotada y sencilla de entender para que cualquier persona que lo vea pueda entender lo que se quiere mostrar. La presentación tiene una mención, y el jurado y el comité científico evaluaron la formulación y el entendimiento del mismo”.

Una amenaza latente

Cardenas sostiene que la agricultura representa una de las fuentes más significativas de emisión de plaguicidas al medioambiente y que se estima que, en algunos casos, sólo el 0,1 por ciento de los plaguicidas aplicados alcanzan a la plaga de interés, mientras que el 99,9 por ciento restante se distribuye en el medioambiente.

Entre los insecticidas usados en agricultura, los sistémicos del grupo neonicotinoides se han convertido en los plaguicidas más utilizados, ocupando el 25% del mercado mundial.

“La metodología consiste en determinar un tipo de plaguicida, que son de la familia de las neonicotinoides. A esos plaguicidas se los relaciona de manera directa en los últimos años como una de las causas principales de la muerte de las abejas a nivel mundial y son muy temibles en la apicultura porque actúan en el sistema nervioso central de los insectos y no discriminan entre los insectos que se quiere controlar en la plaga y los insectos que no representan una amenaza”, precisó el microbiólogo.

Para agregar: “Mata a todos por igual, y como se los aplica de una forma que se aloja en el néctar y en el polen que consumen las abejas en sus actividades diarias, esa presencia hace que el néctar esté contaminado y que la misma abeja se intoxique y sufra un despoblamiento la colmena en presencia de esos plaguicidas”.

En el póster que presentó en el Congreso de Química Analítica Argentina, Cardenas compartió una innovadora metodología para la determinación de neonicotinoide en miel de forma electroquímica, “la cual podría utilizarse como screening para posteriores ensayos de detección o como monitoreo ambiental en muestras de miel de manera rápida, económica y sencilla”, según precisó.

Y dijo: “Siendo Argentina el tercer productor mundial de miel, lo que representa el 70% de la producción del hemisferio sur del continente americano y la importancia de las abejas como polinizadores en el medioambiente, la detección de estos plaguicidas en el entorno de la colmena se vuelve cada vez más importante”.

Además, mencionó que “imidacloprid (IMI), tiametoxam (TMX) clotianidina (CLO) y dinotefuran (DNT) son los neonicotinoides más aplicados y se ha demostrado que son tóxicos para especies no objetivo, como las abejas". Varios países como Canadá y también de la Unión Europea han prohibido el uso de estos plaguicidas en todo su territorio. Argentina todavía no tiene una regulación, a pesar de que ya se demostró que es una de las principales causas de la muerte en abejas a nivel mundial.