Salud | vacuna | Moderna | investigaciones

"Hoy estamos haciendo investigación de primera línea en el mundo"

El Dr. Ulises D'andrea explica el estudio que realizan de la vacuna antigripal Moderna en Río Cuarto y por qué este Centro fue elegido luego de Estados Unidos y Canadá. Con tecnología ARN mensajero, la vacuna cambiaría la prevención a nivel global

Hace investigación desde el año 1999, comenzó en el Hospital Infantil de Córdoba de la mano del prestigioso Dr. Tregnaghi. En 2005 se instala en Río Cuarto, sin embargo sigue investigando para aquel mismo centro de la capital provincial. Casi al mismo tiempo, se inicia aquí en la ciudad el Centro de Investigación del Instituto Médico Río Cuarto (IMRC), con la dirección de la Dra. Ana Ceballos. “Con este centro comenzamos desde muy poco, tuvimos la suerte de contar con un Comité de Ética Local de la mano de la Dra. Cristina Laje y un grupo de personas que tuvieron la visión de lo importante que es tener un comité de ética con el que se pueden llevar adelante todas las investigaciones. Este fue el primer comité fuera de la ciudad de Córdoba y eso es muy importante”, comenzó contando el Dr. Ulises D’andrea para Salud & Ciencia de diario Puntal. El médico pediatra (D’andrea - MP 9445), además es miembro del Centro de Investigación IMRC, desde donde hace aproximadamente un mes se viene probando la vacuna antigripal Moderna en su Fase 3, como primer lugar de testeo en Argentina.

En general de qué hablamos cuando hablamos de investigaciones en salud

-Hay dos tipos de investigación, una es la ‘sponsoreada’, que es la que viene paga y de la mano de los laboratorios, donde puntualmente se centran en probar medicamentos o tecnología; y la otra es ‘no-sponsoreada’ que es la que viene por iniciativa propia de quienes quieren investigar. Cuando surge una investigación tiene que primero ser aprobada por el comité de ética local, luego es el turno del CoEIS (Comité Institucional de Ética en Investigaciones de Salud) que es de Córdoba y luego la ANMAT, todas esas partes son autónomas, no se puede hacer investigación si las tres entidades no la aprueban. Eso más que burocracia, es una seguridad, porque hace que muchos ojos estén viendo tu trabajo y te da el soporte de que hay una mirada de parte de personas que no tienen intereses comerciales.

Las investigaciones internacionales, en qué Fase llegan a la Argentina para seguir avanzando

-Normalmente las Fases 1 y 2 no se hacen en el país, esas son las más peligrosas. En esa instancia las pruebas se hacen sobre voluntarios a los que se les paga, porque exponen su cuerpo en los inicios de la investigación, que antes pasó por animales (la fase pre-clínica). Acá en Argentina no se hacen porque no hay legislación que regule esa práctica, son muy pocos los centros aprobados. Generalmente llegan investigaciones al país ya en Fase 3. La gente cree que vienen a experimentar a Sudamérica, pero no, las experimentaciones se hacen en países desarrollados porque tienen mecanismos de control legalizados que acá no tenemos.

¿Qué es lo interesante de hacer investigación y consultorio?

-Creo que las dos cosas se complementan, el consultorio y el día a día es algo totalmente diferente a la investigación; pero cuando haces investigación, estas al día en todo lo nuevo y eso lo podes volcar a tu consultorio. Eso es lo que más me gusta y es una manera de diversificar la rutina del consultorio para no cansarte.

¿De qué se trata esta prueba que hace el laboratorio Moderna de la vacuna antigripal en Río Cuarto?

-Esa es una de las cosas que nos enorgullece, que Moderna, que tiene este desarrollo innovador de la vacuna ARN mensajero (ARNm), la esté probando acá. Esta tecnología fue descubierta por un científico de La Habana, y acá lo interesante es que para esto no hay fronteras ni ideologías geopolíticas. Alguien en La Habana descubrió esta forma de hacer vacunas y lo tomaron los laboratorios más prestigiosos del mundo, primero se usó para el Covid y ahora Moderna amplía su portfolio para muchas otras enfermedades, entre ellas la gripe. Es una vacuna que ya pasó Fase 1 y 2, o sea que es segura y eficaz.

Ulises D'andrea, pediatra e investigador del Ctro de Investigaciones de Insituto Médico Río Cuarto.

¿Por qué es importante que se esté probando acá?

-En Argentina para que se apruebe un medicamento las autoridades te exigen que haya investigación local, al menos en Fase 3, porque puede pasar que una vacuna aprobada en un país no genere los efectos en otros por causas genéticas de su población, eso pasó en África por ejemplo y generó un cambio a nivel mundial. Desde entonces se le exige a los laboratorios, que para aprobar un nuevo medicamento, tienen que hacer investigación local. Así Moderna amplía sus pruebas para la gripe en todo el mundo, y después de Estados Unidos y Canadá, el primer centro que eligen para poder desarrollar este proyecto fue el de IMRC. Dentro de otros centros también hay instituciones muy reconocidas del país, pero que comenzarán sus pruebas ahora, nosotros hace un mes que ya estamos trabajando.

¿Qué tiene que tener un Centro para ser elegido?

-Tiene que tener una trayectoria e ir demostrando la calidad de los datos y la calidad de cómo cuidas al paciente. Primero que el investigador principal sea un investigador serio y reconocido, en este caso la Dra. Ana Ceballos tiene una trayectoria inmensa. Y segundo, que el centro tenga la capacidad humana, hay personas que cargan datos, que hacen estadísticas, que extraen sangre, que hacen muestras, que hacen logística, y muchísimas personas más. Entonces cuando demostrás tu capacidad, ellos te van categorizando. Ya hemos tenido inspecciones de la ANMAT y de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos del Gobierno de los Estados Unidos), cuando pasas esas inspecciones exitosamente es lo que más te categoriza. También tuvimos la suerte de trabajar con el CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) de EE.UU., donde fuimos Top Enroller en los ensayos con células monoclonales que ya están a la venta y están salvando muchas vidas, eso nos sirvió para jerarquizar el Centro a nivel mundial, pero acá trabajan más de 40 personas y cada uno lleva esto a un objetivo común.

¿Cómo fue creciendo este Centro?

-Cuando yo llegué acá era una utopía pensar en esto, porque acá somos el interior del interior. Los obstáculos los ponemos nosotros mismos, los argentinos, primero porque los monitores de los sponsors que controlan lo que haces vienen de Buenos Aires y en 2005 no teníamos ni avión, y después porque tuvimos que competir con centros de Córdoba y Capital Federal que ya estaban posicionados. Sin embargo, el IMRC siempre nos apoyó y nos dio el lugar más todo lo que necesitábamos y por eso hoy estamos haciendo investigación de primera línea en el mundo.

Cuando decimos que esta vacuna antigripal Moderna es igual a la Moderna anticovid, es por esta tecnología ARNm…

-Exactamente, es revolucionaria, hace 10 años que viene en estudio, pero avanzó cuando vino la pandemia y vacunaron a millones de personas. Su tecnología, que es segura, implica que no estas metiendo al cuerpo el virus, o pedacitos de virus atenuados, sino que estas metiendo una información genética en un ARN que utiliza la maquinaria de tienen las células para producir el antígeno, es decir la proteína del bicho que vos querés atacar para que cree su anticuerpo. Entonces es muy natural y no afecta el código genético de las células porque no participa el ADN ni el núcleo celular, entonces no tiene mucha contraindicación.

Cada vez que sale algo nuevo en salud hay movimientos detractores…

-Es así, tenés todos los movimientos en contra para decir que va a pasar algo malo, como cuando salió la vacuna HPV para mujeres que decían que era para esterilizarlas para que EE.UU. gobierne el mundo. Sin embargo, esta tecnología no solo te permite tener una vacuna segura, sino que duplica la efectividad de otras vacuas y tiene una producción rápida que disminuye costos y brinda posibilidades a países poco desarrollados. Se cree que esto va a cambiar la prevención en el mundo.

¿Cómo se eligen los voluntarios en Argentina?

-Acá son pacientes de la misma institución a quienes les ofrecemos que vengan a escuchar la charla sobre la vacuna. Hay clínicos en el equipo, como el Dr. Fernando Bordese o el Dr. Gabriel Abrile, quienes leen el consentimiento a los pacientes, ahí te sacas las dudas, lo podes discutir en familia porque no hay apuro para vacunarse. En esta Fase 3 el estudio compara vacuna Moderna antigripal con las vacunas que aplica el Estado, es un estudio muy simple. Todo es voluntario pero el paciente no tienen que gastar un peso en este trabajo, se le da la vacuna gratis, se le pagan los traslados que necesite, se le hace un chequeo complementario gratuito, y se le da un año de atención gratuita con el clínico quienes van monitoreando si el paciente se engripa, ahí se tiene que investigar qué virus produce es estado, en teoría no tendría que ser el virus de la gripe si la vacuna es buena, así se mide la efectividad.

¿Qué perspectiva hay de tener una vacuna anticovid y antigripal en una sola dosis?

-Las combinadas son el objetivo de todas las compañías farmacéuticas, la que lo logre patentar verá incrementar sus acciones porque es lo que necesita la población. Moderna ya está en Fase 1 y 2 en Europa y EE.UU. Yo creo que en dos años más vamos a tener la vacu na.

Por Fernanda Bireni