Tranquera Abierta | Bolsa de Cereales de Buenos Aires | Soja | dólares

Otro recorte de la estimación de soja: ahora la Bolsa calcula 22,5 millones de toneladas

La entidad porteña advirtió que al ingresar las cosechadoras a los lotes, los resultados son peores que los esperados. En maíz se mantuvo estable

Mientras la cosecha de soja tiene un fuerte atraso en todo el país, a medida que las máquinas van ingresando a los lotes, los resultados que obtienen son inferiores a los magros que se estimaban.

Por eso, ayer la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio a conocer un nuevo reporte con un ajuste en los cálculos finales para la oleaginosa que la ubicaron en 22,5 millones de toneladas para este año, frente a los casi 44 millones del año pasado; prácticamente media cosecha.

La entidad bursatil indicó que “pese a un avance intersemanal de 12,4 puntos, la cosecha informa una demora interanual del 48%. En los últimos sietes días el avance de cosecha alcanzó 16,7% de la superficie apta reportando un rendimiento medio nacional de 15,7 quintales por hectárea”.

De acuerdo al detalle del relevamiento, se trilló apenas el 24,4% de la superficie apta de soja de primera, luego de registrar un avance intersemanal de casi 18,1 puntos. “Colaboradores reportan mermas de rendimiento sobre lo cosechado con respecto a lo esperado, siendo los cuadros sobre ambos núcleos (norte que incluye sur de Santa Fe, Este de Córdoba y oeste de Entre Ríos; más sur que engloba el norte bonaerense) los más afectados”, explicó al entidad.

Por eso remarcó: “Bajo este escenario reducimos a 22,5 millones de toneladas nuestra estimación de producción, con una caída 2,5 millones con respecto a nuestra anterior publicación y de 22,5 millones con respecto al promedio de las últimas cinco campañas”.

En particular, sobre el Núcleo Norte se registró un avance de cosecha de soja de primera de 55%, con un rinde medio de 17,8 quintales. Asimismo, en el núcleo sur la recolección de la oleaginosa alcanzó al 42% de la zona apta, con un rendimiento medio semanal de 15 quintales. En paralelo, la trilla sobre el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, alcanzó el 48% de la superficie de soja de primera sembrada, con un rendimiento medio de 17,2 quintales, valor por debajo de lo esperado.

Sobre el Centro-Norte de Córdoba, reportaron un rendimiento medio semanal de 13 quintales con mínimos de 3 quintales por hectárea en localidades como Oliva y máximos de 25 quintales sobre Rio Tercero.

Paralelamente, un 28,9% del área apta de soja de segunda se encuentra en madurez fisiológica.

Maíz

En las últimas semanas, la baja en la humedad de los granos permitió que las labores de cosecha de maíz con destino grano comercial avancen a buen ritmo. Al igual que sucede desde el inicio de la recolección del cereal, las productividades muestran una alta heterogeneidad. A la fecha el avance nacional se ubica en 14,7 % del área apta, marcando un rinde medio nacional de 41,1 quintales por hectárea.

“Frente a este panorama, mantenemos nuestra proyección de producción para la campaña 2022/23 en 36 millones de toneladas. Este volumen representa en números absolutos, 16 millones de toneladas menos que las recolectadas la campaña anterior, que alcanzó las 52 millones de toneladas”, remarcó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Nuevamente algunas heladas registradas en la provincia de Buenos Aires afectaron de manera parcial a los cuadros de maíz que transitaban el llenado de granos. Las siembras más tardías de los habitual provocaron que parte de los lotes del cereal estén ahora en el período de definición de rendimiento bajo condiciones subóptimas y se vean dañados por las bajas temperaturas. Hacia el norte del país, los rindes potenciales muestran una alta heterogeneidad producto de las lluvias variables que fueron recibiendo. A la fecha, los productores continúan realizado aplicaciones a fin de controlar diferentes enfermedades y ataques de lepidópteros.

En lo que respecta a la cosecha, los rindes se mantienen por debajo de las expectativas de inicios de campaña.

En los núcleos norte y sur la cosecha de lotes tempranos mantiene el buen ritmo, pero con productividades menores a las expectativas iniciales.

Hacia la provincia de Córdoba, ya se logró recolectar más del 70% de los cuadros sembrados en la primavera.

Hacia el Sudeste de Buenos Aires, heladas tempranas afectaron a parte de los lotes del cereal.