Tranquera Abierta | Brasil | cerdos | Cortes vacunos

Carne de cerdo: algunos cortes ya valen más que los vacunos y hay alerta

Desde el sector advierten que eso hará frenar ventas y que todo puede terminar con un impacto negativo en los productores

Se encendieron las alarmas otra vez en el sector porcino argentino. Hace unos meses fue la importación de cortes desde Brasil que habían comenzado a inundar las góndolas de los supermercados fruto de una barrera cambiaria desfavorable. Ahora, en los últimos meses las sirenas sonaron porque el valor de los cortes en la góndola se fueron acercando rápidamente a los vacunos hasta que en las últimas semanas se pusieron a la par o incluso por encima. Esto tiene efectos muy negativos porque el diferencial del cerdo es su valor. En el sector hay una máxima: a igual precio, la mayor parte de los consumidores se irá hacia la vaca. Es lo que está pasando ahora.

Juan Luis Uccelli, analista y experto en el sector porcino, remarcó a Tranquera Abierta que “en lo que va del año el cerdo subió un 54,6%, mientras la media res vacuna subió menos de la mitad. Nos acercamos y ya los cortes al público están o igual o más caros. Dejamos de ser una posibilidad”, alertó.

Se espera que, luego de varios meses sin cambios, la carne vacuna reacomode sus valores en las próximas semanas, pero eso podría demorarse. “Creo que la carne vacuna va a corregir, pero posiblemente para fines de octubre o comienzos de noviembre. El problema es que este año la carne de cerdo alcanzó muy pronto los valores del vacuno y queda mucho por delante”.

“Hoy la carne de cerdo deja de ser opción porque el matambrito o el pechito están más caros. Eso podría tener una consecuencia muy negativa que es el pago de un precio cada vez más bajo al productor. Sería la peor situación. En eso hubo un giro de importadores que volvieron a comprar en mercado interno y para que les vendan tuvieron que convalidar precios mucho más altos que terminaron en las góndolas. El productor simplemente aprovechó eso después de mucho tiempo de precios alicaídos. El tema es cuál es el límite de esa situación para que no le juegue en contra”“, remarcó Uccelli.