Rostros y Rastros Consumo | productos | alimentos

Productos ecológicos, una alternativa para una alimentación saludable

Cada vez más, los productos ecológicos marcan tendencia, siendo los más elegidos y preferidos por el consumidor

Por su gran calidad y métodos de producción más esmerados, los productos ecológicos y orgánicos siempre se han catalogado como productos gourmet, manteniendo un cierto halo de exclusividad. Sin embargo, esta tendencia está cambiando gracias el gran cambio social que se está dando en materia de ecología y comportamiento sustentable.

Los alimentos ecológicos, que antes eran exclusivos en tiendas naturistas, hoy se están extendiendo y han pasado a ocupar estanterías en grandes supermercados, haciendo que estos productos se puedan comprar con más facilidad y a precios competitivos, dejando de ser productos que únicamente se pueden adquirir en tiendas especializadas, lo que sin duda está provocando la generalización de su consumo.

Muchas veces nos preguntamos ¿qué comemos? ¿cuál es el efecto que ese alimento tiene en nuestro cuerpo? En esta nota te contamos cuales son los beneficios de consumir productos ecológicos y orgánicos, por sobre aquellos de producción estandarizada.

¿Qué es un producto ecológico?

Los productos ecológicos son aquellos que, en todo su proceso de producción, no utilizan ningún producto químico, como pesticidas, herbicidas, fertilizantes artificiales u hormonas del crecimiento.

Los alimentos ecológicos de origen animal (carne, huevos y lácteos) proceden de animales alimentados al 100% con alimentos ecológicos, que no han recibido antibióticos ni hormonas y han tenido acceso al aire libre.

Para poder ser considerados verdaderamente ecológicos u orgánicos, los productos deben cumplir una serie de requisitos y condiciones, el cual va más allá de la producción y elaboración del alimento o producto, ya que recoge también determinadas condiciones de manipulación o envasado.

Estos requisitos tienen por objeto garantizar un producto natural y respetuoso con el medio ambiente.

Beneficios de los productos ecológicos

Estudios llevados a cabo sobre los alimentos ecológicos, muestran que tienen un mayor contenido en vitaminas y minerales que los productos convencionales. Las principales ventajas del consumo de alimentos y otros productos ecológicos son:

- Son más nutritivos. Varios estudios han respaldado esta afirmación a partir de investigaciones que han comparado a nivel de nutrientes, alimentos producidos de manera orgánica versus convencionales (con tecnologías de insumos químicos). Se trata de productos naturales y, por lo tanto, desprovistos de cualquier elemento tóxico.

- Son alimentos que mantienen intactas sus propiedades nutricionales. Por ejemplo, las verduras y frutas producidas con métodos ecológicos conservan más vitaminas y una cantidad mayor de hierro y magnesio que las que llevan productos químicos.

- En el caso de los alimentos de origen animal, también las carnes y los pescados ecológicos conservan un nivel más elevado de proteínas u Omega 3, es decir, que su composición de ácidos grasos, es mucho más equilibrada que los provenientes de producción convencional.

- Las frutas ecológicas pueden ser consumidas sin pelar sin que suponga ningún riesgo para la salud, mientras que no es recomendable hacerlo con las frutas tradicionales para evitar la ingestión involuntaria de productos químicos. Esta cuestión es muy importante porque es precisamente en la cáscara donde se encuentran las mayores cantidades de vitaminas y otros nutrientes.

- Tienen mayor sabor. La mayoría de personas consideran que los productos ecológicos son más sabrosos y más intensos.

- La producción de productos ecológicos se basa en el respeto a la naturaleza, el medio ambiente y los métodos de explotación sostenibles.

- La desventaja es que se obtiene mediante un proceso caracterizado por ser de menor producción, necesidad de más mano de obra y un tiempo menor de conservación respecto a las frutas tradicionales.

Cambio en el consumo

Si bien los productos de este tipo que tienen mayor aceptación, son las frutas y las verduras, últimamente se está notando un significativo crecimiento en el consumo de carne y también de vinos ecológicos.

Los productores de alimentos ecológicos utilizan recursos renovables que conservan el suelo y el agua para generaciones futuras. Este tipo de producción protege el medio ambiente y favorece la biodiversidad. Se utilizan métodos y técnicas que siguen los ritmos de la naturaleza y no contra ella.

Es una forma de producir alimentos sostenibles que se ha llevado a cabo durante miles de años. La agricultura ecológica, al no utilizar abonos inorgánicos, pesticidas y otros elementos químicos los residuos que elimina no contaminan el agua ni las tierras, preservando el medio ambiente.

Como consumidores podemos forzar cambios en la industria para que se desarrollen productos más sostenibles y que generen menos impactos sobre el medio a través de nuestros hábitos de consumo. Los beneficios nutricionales de los alimentos producidos orgánicamente nos convocan como consumidores a asumir un rol protagónico para premiar este tipo de producción con su compra y a alentar y promover este comportamiento que asegura alimentos sanos y nutritivos.

Por Julieta Varroni