Opinión | Córdoba | Schiaretti | Hacemos Por Córdoba

Durante la campaña, el PJ militará el Modelo Córdoba

"Nuestro eje será mostrar la gestión cordobesa, la que puede ser exportable", adelantó el ministro Massei, en su visita a la ciudad. Con Schiaretti como centro, se buscará ganar la pulseada al Frente de Todos y proyectar al gobernador a nivel nacional

Cuatro alianzas se inscribieron de cara a las Paso del 12 de septiembre y a las elecciones legislativas del 14 de noviembre. Ellas son Hacemos por Córdoba, el Frente de Todos, Juntos por el Cambio y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad. Estas alianzas políticas más los partidos que también se presenten en los próximos comicios disputarán nueve bancas de diputados y tres de senadores, que son los lugares legislativos que renovará Córdoba en este año eleccionario. Lo que se desprende del vencimiento del plazo para las alianzas es que finalmente el peronismo irá dividido en la provincia:por un lado, el PJ cordobés liderado por Juan Schiaretti junto con sus socios políticos bajo la denominación de Hacemos por Córdoba y, por el otro, el Frente de Todos conducido por Alberto Fernández y Cristina Kirchner, quienes impulsan a Carlos Caserio y Gabriela Estévez para el Senado y a Martín Gill para Diputados. Ytambién que la UCR irá al final en alianza con Juntos por el Cambio. Su presidente, Marcos Carasso, estampó su firma junto con la de los representantes del Pro, el Frente Cívico y la Coalición Cívica, cuyos principales candidatos son Luis Juez, Gustavo Santos, Mario Negri, Rodrigo de Loredo, Ramón Mestre y Dante Rossi. Por último, la izquierda logró sellar una lista de unidad:la Izquierda Socialista, el Partido Obrero, el PTS y el MST acordaron ir como Fitu, aunque no pudieron sumar al Nuevo Mas.

Tras el cierre, se presentaron cuatro alianzas en la provincia. El PJ de Córdoba y el Frente de Todos van en forma separada.

Tras la oficialización de las alianzas, el PJ de Córdoba ya arrancó con la campaña. Por ejemplo, la diputada Alejandra Vigo, esposa de Schiaretti, y la legisladora Natalia de la Sota, hija del fallecido exgobernador José Manuel de la Sota, quienes suenan para encabezar las listas de senadores y diputados de Hacemos por Córdoba, respectivamente, tuvieron su primera foto juntas. La excusa del encuentro fue el lanzamiento oficial del programa “Mujeres a la Cancha”, que tiene como objetivo crear más de 50 potreros inclusivos. Como se puede advertir, ambas dirigentes justicialistas están haciendo campaña en los hechos. Vigo se muestra mucho junto al gobernador en distintos actos institucionales y Natalia también tiene sus propias apariciones públicas, una de las cuales resultó ser el video que grabó instando a los cordobeses a vacunarse. Pero no son las únicas que están saliendo al ruedo electoral para cosechar votos para el peronismo que predica la defensa de los intereses de Córdoba: también ministros y funcionarios schiarettistas están recorriendo por estos días la provincia, cumpliendo con distintas actividades de gestión pero que, en el fondo, se circunscriben a un clima de campaña.

Efectivamente, ayer visitó la ciudad de Río Cuarto el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Juan Carlos Massei, para hacer entrega de 2.900 tarjetas Alimentar en el Centro Cultural de El Andino. En la ocasión, el funcionario provincial destacó los beneficios de la herramienta social mencionada y agregó que en Córdoba ya hay 177 mil beneficiarios y que la misma inyectará a la provincia 1.400 millones de pesos mensuales. En su arribo a la ciudad, el ministro estuvo acompañado por el intendente Juan Manuel Llamosas y por el diputado Carlos Gutiérrez. Pero Massei no sólo habló de gestión sino que también se refirió a la actualidad política, más específicamente a cuáles serán los ejes de la campaña de Hacemos por Córdoba. “El eje de la campaña será mostrar el modelo de gestión Córdoba, que es un modelo que se puede exportar. Nosotros no peleamos con nadie. Nos sentamos a una mesa a dialogar para crear consensos con todos los sectores”, afirmó el ministro schiarettista. Yagregó:“Me gustaría que a nivel país pase lo mismo, como corresponde. Nosotros hemos presentado la alianza de Hacemos por Córdoba, en la cual van a ir los mejores hombres y mujeres como candidatos, que nos representen en esa situación”. “También nos representan 16 partidos políticos. Una coalición bien amplia que tiene un norte que es justamente que en Córdoba la educación, la producción y el trabajo son prioridad”, manifestó. La estrategia electoral del PJcordobés pasa por explotar la gestión del gobierno provincial y la alta imagen de Schiaretti en esta elección para traccionar votos hacia Hacemos por Córdoba, en el marco de estas legislativas en torno de las cuales las encuestas anticipan un triunfo de Juntos por el Cambio. Frente a este posible escenario político, el peronismo de Schiaretti intentará salir segundo y relegar al kirchnerismo al tercer lugar.

La estrategia del PJ pasa por explotar la gestión del gobierno provincial y la alta imagen de Schiaretti para traccionar votos hacia Hacemos por Córdoba.

La maniobra electoral también implica en sí misma la idea de ir proyectando a futuro la figura de Schiaretti a nivel nacional, a manera de un presidenciable moderado, que apuesta al diálogo y al consenso con otros sectores. Con Schiaretti como eje de la campaña, se buscará también un efecto puertas adentro:contener a la tropa justicialista en momentos en que se viene el recambio dirigencial, habida cuenta de que el mandatario provincial no podrá ser reelecto nuevamente. De esta forma, se apuntará a neutralizar la teoría del pato rengo, que hace referencia al gobernante que todavía está en funciones pero sin poder.

Marcelo Irastorza. Redacción Puntal