Innovación Embryoxite | fertilidad | Inteligencia Artificial

Embryoxite revoluciona los tratamientos de fertilidad asistida con el uso de la inteligencia artificial

La empresa argentina, que utiliza la IA para impulsar la eficacia de los tratamientos de fertilización asistida, comparte sus avances y objetivos en un imperdible mano a mano con Puntal

En la constante búsqueda por mejorar las tasas de natalidad en el mundo de la reproducción asistida, Embryoxite emerge como una compañía pionera que apunta a cambiar el paradigma de los tratamientos mediante la aplicación de inteligencia artificial, es decir, buscan aumentar la tasa de éxito de los tratamientos de fertilización asistida con el uso de IA. ¿Cómo lo hacen? La compañía mide moléculas consumidas por embriones, generando un pronóstico para los médicos sobre qué embrión tiene mayor posibilidad de éxito.

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 1 de cada 6 personas, en el rango de edades comprendido entre los 25 y 35 años, enfrenta dificultades para concebir. Con el objetivo de potenciar las tasas de natalidad a nivel global, Embryoxite se dedica a optimizar la eficiencia de los tratamientos correspondientes.

En el año 2020, Ivan Anduaga Marchetti, fundador de la Sociedad Argentina de Embriología Clínica, enlazó su camino junto a Ana Paula Sacur Silvestre, embrióloga, y Federico Díaz, ingeniero biomédico, para adentrarse en la investigación de los metabolitos embrionarios con el objetivo de obtener datos predictivos sobre tratamientos.

En el transcurso del año 2021, ingresaron al prestigioso programa de Gridx, una aceleradora de startups en biotecnología, dirigida por Miguel Galuccio y respaldada por inversores destacados, como Marcos Galperin, CEO de Mercado Libre. Durante su participación en Gridx, Anduada Marchetti conoció a Delfina Vilieri, una apasionada ingeniera industrial y actual CEO de la empresa. Gridx brindó un respaldo financiero de US$200.000, sumándose a otros premios que ascendían a US$80.000, representando así la inversión inicial en este ambicioso proyecto.

Iván Anduaga Marchetti, actual director del laboratorio en Embryoxite, compartió en un imperdible mano a mano con Puntal, la motivación detrás del proyecto y cómo funciona este proceso revolucionario que desarrollaron.

¿Qué los llevó a embarcarse en este proyecto?

Soy biólogo, con 19 años de experiencia en reproducción asistida. Mi motivación surge al observar que solo alrededor del 30% de las parejas logran el embarazo con técnicas de reproducción asistida. La búsqueda de mejorar estas tasas fue el motor principal de todo.

¿Cómo es el proceso que desarrollaron en Embryoxite?

Los embriones crecen en un recipiente, es como un cultivo. Nosotros desarrollamos un test molecular que mide las moléculas consumidas por los embriones. Esta información se ingresa en una plataforma de IA que analiza diversos factores del paciente. La inteligencia artificial juega un papel crucial al interpretar toda la información y generar un pronóstico sobre qué embrión tiene más posibilidades de éxito. Es muy complejo, porque por un lado analizamos moléculas y por el otro lado, la información del paciente.

Lo que están haciendo, ¿Reduce costos?

Sí, al aumentar la tasa de embarazo por encima del 30%, las familias reducen costos al consolidar tratamientos. Si logramos el éxito en el primer intento, en lugar de realizar dos tratamientos, solo se necesita uno.

¿Cuál es el porcentaje de éxito que han tenido hasta ahora?

Tenemos modelos de algoritmos que pueden predecir alrededor de un 70% a 78% las probabilidades de embarazo.

¿En cuántos países están trabajando actualmente?

Trabajamos con clínicas en Chile, Perú, Argentina, España e Italia. Además, estamos en una nueva ronda de inversión para expandir nuestras operaciones y poder escalar un poco más.

¿Cómo fue el proceso para pasar de una base científica a una startup operativa?

La investigación científica llevó años, desde 2014 hasta 2019. Luego, nos presentamos al programa de aceleración en 2021, recibimos la primera inversión de 200.000 dólares en julio de 2022 y comenzamos operaciones en noviembre del mismo año. Después de una intensa fase de crecimiento en el último año, pasamos por un comité de ética para demostrar la transparencia en todo lo que hacemos.

¿Cuáles son los objetivos que se plantearon a corto, mediano y largo plazo en Embryoxite?

A corto plazo, buscamos desembarcar en Europa y alcanzar más del 75% de efectividad en biotecnología. En cuanto a la inteligencia artificial, queremos globalizar su comercialización y seguir incorporando nuevos algoritmos. Económicamente, estamos en busca de una ronda de inversión de 3 millones de dólares para continuar mejorando.

¿Cómo crees que Embryoxite beneficia a Córdoba, Argentina y el mundo?

Las empresas biotecnológicas pueden llegar a manejar un volumen mucho más grande de exportaciones que empresas de otros rubros, con mucho más valor agregado. Eso tiene un impacto positivo para la sociedad. Córdoba tiene algo muy bueno y es que, dentro de Argentina, es una de las provincias pioneras de un montón de cosas. Está entre una de las tres provincias de Argentina, dentro del área de desarrollo biotecnológico, ese potencial es increíble porque desarrollamos todo acá. Esto genera un impacto positivo a nivel local, económico y de conocimiento, genera más inversores en un futuro.

Avance internacional para startups argentinas

En una destacada colaboración, la empresa anunció su participación en la séptima edición del programa Acelerar España, liderado por Leandro Sigman. Esta aceleradora, enfocada en apoyar la internacionalización de startups argentinas durante su entrada al mercado español, proporciona una oportunidad única.

Desde el lunes 11 hasta el miércoles 20 de marzo, Anduaga Marchetti participará activamente en una formación presencial en Madrid. Este periodo culminará con la presentación de la startup ante un panel de expertos que evaluará y seleccionará las dos startups ganadoras. “Estamos emocionados por el inicio y listos para aprovechar esta gran oportunidad. Esta experiencia representa algo muy significativo en la trayectoria de la empresa”, comentaron desde Embryoxite.

Por Mariano Migliazzo