Nacionales | Gobierno | senadores | iniciativa

Dos senadores pusieron en jaque al Gobierno, que confía en Lousteau

Son los santacruceños Gadano y Carambia, que propusieron no dar quorum hoy, votar primero el paquete

fiscal y quitar del temario el proyecto de ley Bases. Reclamaron además incorporar la movilidad jubilatoria

Sorpresivamente, dos senadores santacruceños, José María Carambia y Natalia Gadano, propusieron anoche no dar quorum para la sesión de hoy y quitar del temario el proyecto Bases. El objetivo es votar primero el paquete fiscal y que Diputados ratifique luego esos cambios. Y reclaman también que, en las próximas horas, se incorpore el proyecto sobre jubilaciones aprobado la semana pasada en la Cámara Baja para sancionarlo de manera exprés.

De esta manera, la sesión de hoy entraba en riesgo. Para conseguir quorum, el oficialismo y los dialoguistas dependen de dos radicales: Maximiliano Abad y Martín Lousteau. El primero no habla hace más de una semana, aunque dio a entender a su entorno que ayudará, mientras que el segundo confirmó anoche a Infobae que estará presente. Así, el encuentro arrancaría con el número justo.

Los jubilados, una proridad

En una serie de videos poco claros enviados a los periodistas acreditados en el Senado, Carambia -junto a Gadano- aseguró: “Desde nuestro bloque, nosotros hoy creemos que la prioridad no es el proyecto Bases. Son los jubilados, y entendemos que primero debemos tratar el tema de jubilados con el paquete fiscal, para el eventual caso que el paquete fiscal sea aprobado y el gobierno nacional no tenga ninguna excusa para pagarle a nuestros jubilados”.

“Por eso le pedimos a los senadores, nuestros compañeros, que mañana (por hoy) no demos quorum. Que primero se trate el paquete fiscal junto al tema de los jubilados y después, el proyecto Bases. La única forma de poder saber nosotros que el gobierno nacional va a cumplir con los eventuales cambios en una ley, si nosotros logramos salvar Aerolíneas, sacar Ganancias, es realmente que cumpla si primero se trata una ley que pasa a la Cámara de origen -en referencia a Diputados-; ellos ratifican lo que hizo Senadores y después tratar el resto. Si no, no hay ninguna seguridad de ningún tipo de que cumplan con los pactos y acuerdos”, manifestó el legislador.

Es decir, Carambia y Gadano quieren que hoy no se trate primero el proyecto Bases. Quieren quitarlo del temario. Luego, votar el paquete fiscal con los cambios que introdujo la oposición dialoguista en la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Seguidamente, incorporar al debate la iniciativa sobre jubilaciones y sancionarla. Después, que la Cámara Baja le “cumpla” a los senadores y ratifique -sin insistir con ningún punto de la versión original- el paquete fiscal. Y, recién ahí, retomar la discusión del proyecto Bases.

Sobre la jugada de Carambia y Gadano no se tiene un registro ni siquiera similar en el Senado. De hecho, el primero firmó en disidencia el dictamen del proyecto Bases tras lograr varios cambios, incluida la suba de retenciones mineras, así como el aumento del 22% del piso de Ganancias para los patagónicos.

Todos en la Cámara Alta entendieron, consumados los acuerdos, que los entendimientos significaban el apoyo en general al proyecto Bases y el paquete fiscal. Además, los libertarios se mostraron satisfechos con los consensos realizados con el santacruceño. Sin embargo, la desconfianza en general sobre Carambia nunca cesó. De hecho, le quedan más de cinco años como integrante de la Cámara Alta y su único objetivo es ser gobernador, sin importar lo que impliquen sus movimientos y consecuencias en el Senado o, en este caso, en la gestión de Javier Milei.

Sin Gadano y Carambia, el oficialismo y la oposición dialoguista suman 35 legisladores dispuestos a dar quorum y a votar. Por eso, necesita sí o sí de Abad y Lousteau.

Se movilizan frente al Parlamento

Mientras el Senado trate el proyecto de ley Bases, en la plaza del Congreso una protesta de gremios, movimientos sociales, organismos de derechos humanos, universidades y partidos de la oposición le reclamará a los legisladores que no aprueben la iniciativa del Gobierno.

Motorizan la manifestación un sector de la CGT, las dos CTA y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (Utep). El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, adhirió, La Cámpora viene haciendo volanteadas y charlas para sumar voluntades, movilizará además el Frente Patria Grande, de Juan Grabois, así como los partidos de izquierda y sus comisiones gremiales. La presencia en la calle, consideran todos, es clave para que el proyecto -rechazado por motivos que van desde el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (Rigi) a la pérdida de derechos laborales- no se convierta en ley.

Las centrales sindicales llamaron a concentrar a partir de las 9 de la mañana frente al Congreso, con la propuesta de permanecer en la calle durante todo el debate. “Tenemos que estar las horas necesarias para que los senadores que todavía están dudando, sepan que la gran mayoría del pueblo argentino está en contra de este proyecto”, planteó Pablo Moyano.