El Estimador Mensual de Actividad Económica que publicó el Indec esta semana correspondiente al primer mes del año tuvo una particularidad: el único renglón en rojo, con caída, y significativa, fue el de la agricultura, ganadería, caza y silvicultura. La variación anual fue del 15,5% negativa. Un mes atrás, había arrojado un valor algo superior: -18%.

El dato fue en línea con lo publicado días atrás por la Bolsa de Comercio de Rosario en su Índice de Producción Agroindustrial Argentino (IPAA). Allí se remarcó que en el primer mes del 2023, la actividad de la agroindustria nacional tuvo un descenso del 3,2% respecto al mes inmediatamente anterior.

Los descensos mensuales se encontraron en la molienda de soja (-13,2%), girasol (-15%), trigo (-1,5%) y cebada (-0,4%), en la faena aviar (-3%) y producción de biodiesel (-10,3%).

Contrariamente, en enero, se registraron ascensos en la producción de leche (1%), la faena bovina (1,8%), la faena porcina (1,2%) y producción de bioetanol (6,8%).

Por el lado del sector pecuario, sólo la faena aviar experimentó una variación negativa con respecto al mes inmediatamente anterior, pero en términos interanuales se observa una suba de 2,4%. La faena bovina, la faena porcina y la producción de leche experimentaron una variación positiva con respecto a diciembre, también en términos interanuales las tres categorías presentan una variación positiva; para la faena bovina con un 22,5%, para producción de leche 3,5% y para faena porcina 19,1%.

En el sector de las oleaginosas se registró un panorama bajista, el procesamiento de soja que disminuyó un 13,2% entre meses, mientras que la merma entre años es del 24,3%. Luego, el girasol experimentó una baja del 15% respecto a diciembre, mientras que su comparación interanual arroja un aumento del 23,7%.

En el sector de los cereales se observó un panorama también bajista en enero, con bajas para la industrialización del trigo y cebada. El primero de estos sectores marcó un descenso intermensual de 1,5% pero un aumento entre años es del 8,9%. La cebada, en tanto, tuvo una caída intermensual igual al 0,4% y un crecimiento del 2% interanual.

Por último, la actividad de los sectores de biocombustibles finalizó dispar en diciembre. El biodiesel experimentó una merma de 10,3% respecto al mes de diciembre 2022, con una baja interanual del 68%. En cuanto al bioetanol a base de maíz, se observó una suba intermensual del 6,8% y un aumento del 28,2% interanual.