Río Cuarto |

La industria, preocupada por navegar "una tormenta con olas cada vez más grandes"

En el encuentro anual de la central fabril se destacó el "clima de Córdoba" y el diálogo. Pero se advirtió un cúmulo de problemas crecientes en el país

La industria describió ayer su contexto como un barco acorazado en medio de una fuerte tormenta en alta mar. Así comenzó el 14° Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) que este año se realizó en un salón de eventos en la zona sur de la capital provincial. En las pantallas gigantes, una embarcación de gran porte lidiando con enormes olas en la oscuridad y bajo rayos que caían de un cielo embravecido fue la gráfica que enmarcó desde las pantallas gigantes el comienzo de la principal jornada industrial de la provincia.

En la primera fila seguían las imágenes de cerca el gobernador Juan Schiaretti, el anfitrión y presidente de la UIC, Marcelo Uribarren; el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, y unos 600 empresarios que se encontraron luego de dos años de interrupción por la pandemia.

“Gran parte del desarrollo y la diversificación del sector privado de Córdoba tiene que ver con un modelo de gestión de gobierno que se muestra abierto a dialogar y a apoyar la actividad privada. Son logros que hoy podemos exhibir”, dijo Uribarren

Quien comenzó a hablar sobre las imágenes del barco fue el propio Uribarren, aún cuando el salón terminaba de acomodarse. “Variables fuera de control, baja visibilidad, maquinaria sobreexigida, tripulación bajo estrés, peligro de naufragio. Esta es, creo yo, la situación de las empresas hoy en la Argentina”, comenzó describiendo Uribarren.

Y siguió: “Por lo menos es como yo siento, gestionar día a día una empresa industrial, y el contexto con el que lidian, seguramente, todos ustedes. Todos los días una ola más grande y más agresiva que la anterior”.

Luego, analizando el escenario con miras a 2023, Uribarren les habló a sus pares y remarcó: “Tenemos un año por delante para las elecciones, tenemos que definir qué rol vamos a jugar. Porque quienes quieran ser candidatos deben tener una verdadera vocación federal” y reclamó: “Hay que terminar con la estafa del Estado protector”.

En esa línea, Uribarren indicó que “debe quedar claro que la salida es con el sector privado y la inversión privada”. Más tarde, el titular de la UIC habló en nombre de los empresarios: “No vamos a tolerar corrupción ni corruptos que aspiren a gobernarnos (y arrancó allí el primer aplauso de la tarde)”. Entusiasmado, siguió: “Tampoco dirigentes que no sepan lo que es gestionar con eficiencia. Los recursos públicos no son para dilapidarlos”, agregó Uribarren.

Con el foco en la provincia, el industrial planteó críticas por Ingresos Brutos, el alto costo de la energía eléctrica en la provincia y la necesidad de convertir la matriz productiva en una política de estado que perdure más allá de quien gobierne, a través de la publicación de una ley.

En la mesa principal, con forma de living, en una particular disposición de los lugares en el salón, Schiaretti tomó nota. Y cuando trepó al escenario recogió el guante. El gobernador destacó la pujanza del sector productivo de Córdoba y mencionó a los industriales, pero también a los productores agropecuarios. Pero respondió los planteos de Uribarren. “Coincido que Ingresos Brutos es un mal impuesto y debe ser eliminado. Es más lógico tener un IVA provincial. Pero es una decisión del país. No la puede tomar un Estado provincial solo. Es una materia pendiente en relación al federalismo”, comenzó Schiaretti.

Y agregó: “No le escapo a ningún tema. Hablemos del costo de la electricidad. Ojalá a nosotros nos dieran la plata que le dan al AMBA para electricidad. Acá Epec paga impuesto a las ganancias. Edenor y Edesur tienen déficit crónico que pagamos todos los argentinos. Hay que equilibrar eso. Pero además venimos de equilibrar un planteo de mucho tiempo que había con respecto a las diferentes tarifas que la industria pagaba de acuerdo a si le proveía Epec o una cooperativa. Hoy todos pagan los mismo”, recordó.

Sobre el tema, Schiaretti remató: “Empresa estatal no quiere decir que sea deficitaria y subsidiada. Como cualquier empresa, debe ser superavitaria si quiera subsistir”.

Por último, añadió la necesidad de impulsar una ley para consolidar el desarrollo de una matriz energética y pidió “ponerse a trabajar ya” para que antes de fin de año “la aprobemos en la Legislatura; vamos para adelante”, pidió.

En las conversaciones del salón el análisis de la coyuntura se imponía con la particularidad de que más allá del rubro de actividad industrial de los más de 600 empresarios que se reunieron en Córdoba, las dificultades planteadas eran muy similares, con matices: trabas a las importaciones de insumos o bienes de capital, nivel muy elevado de inflación y señales de deterioro en el nivel de actividad.

Funes de Rioja: “No podemos seguir rezando por dólares para importar insumos”

El presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, fue el tercero en trepar al escenario para hablar ante el empresariado cordobés. Destacó el empuje productivo de la provincia y el clima de diálogo entre distintos sectores, pero después avanzó en la situación nacional. Y allí planteó la serie de dificultades que afronta el sector fabril e hizo foco en las trabas a la importación: “No podemos seguir rezando por dólares para importar insumos”, exclamó ya casi al final de su disertación.

El presidente de la UIA remarcó luego que hay “consecuencias de la pandemia y de la invasión rusa que no podemos ignorar. Pero hay elemenos que nos preocupan mucho y son argentinos”.

Luego, en diálogo con Puntal, el directivo nacional de la industria se refirió a las expresiones de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre los márgenes excesivos de ciertos sectores empresarios: “Que diga dónde. En medio de este proceso inflacionario y suba de costos, me parece bien que se preocupe por la situación. Ahora, en medio de todo esto, la madre de todos estos males se llama inestabilidad económica, inflación sin control. Eso hace que una cosa sea el precio industrial y otra el precio de venta”, sugirió Funes de Rioja en otra alusión a los eslabones comerciales. “En el medio puede haber cualquier cosa”, admitió.

Luego agregó: “Argentina necesita recuperar la estabilidad macroeconómica, hay que recrear las condiciones para eso. Teniendo en cuenta que hay una volatilidad internacional de los insumos, de fletes e incluso de imposibilidad de tener insumos porque el norte demanda mucho y no llega lo que debe llegar. Sumemos costos fiscales y las tasas de interés”, puntualizó Funes de Rioja.

El titular de la UIA también se quejó de la informalidad económica y recordó que un alimento tiene en promedio un 37% de costo impositivo y una bebida, un 50%. Alguien por fuera es una clara competencia desleal”, planteó.

Y luego insistió: “Hay que priotizar la importación de insumos por sobre el resto”.

Gonzalo Dal Bianco. Redacción Puntal