Economía | Precios | Carne | Daniel Urcía

Aseguran que este año no habrá nuevos aumentos de la carne

El titular de la Federación de Industrias Frigoríficas, Daniel Urcía, se reunió con Feletti, secretario de Comercio Interior. Dijo que hasta el año próximo no habrá más movimientos en los valores al público.

Daniel Urcía , presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), está convencido de que este año no habrá más aumentos en el precio de la carne . Es una dinámica que se repite, asegura. Se produce una suba fuerte, como la registrada este mes, y después no hay cambios por 90 o 120 días.

Urcía, junto con otros directivos de Fifra, se reunió en las últimas horas con Roberto Feletti , el secretario de Comercio Interior, que había mencionado la posibilidad de que volvieran a subir las retenciones a la carne para frenar los precios internos.

El titular de Fifra indicó que se está ante una recomposición de precios por el atraso que se acumuló en los últimos meses. “La recomposición de precios se produjo por la recuperación de precios de las categorías de consumo, que son vaquillona y novillito, que venían de por sí atrasadas. En un país con 50 por ciento de inflación anual la recomposición de precios pasa a ser algo normal. Incluso, si no hubiera recomposición no habría producción y, si no hay producción, por escasez de oferta los precios son caros. La recomposición de precios de los productos es la consecuencia, no la causa. Cuando hubo estabilidad los precios no aumentaban y no eran noticia. Ahora son noticia justamente por esta situación que es fundamentalmente por la situación económica del país ”, declaró.

- El problema de fondo sigue siendo la inflación. Mientras haya inflación no habrá artículos que estén congelados mientras el resto se mueve.

- Por supuesto. Hemos visto que la carne no tenía incrementos desde la primera quincena de junio. A la par hubo miles de millones de pesos de emisión, que, indudablemente, tiene un efecto sobre la economía, además de las otras variables. Entonces, en algún momento eso hace efecto y necesariamente todo productor al cual sus costos le han seguido creciendo tiene que recomponer sus costos porque si no va directo al quebranto. Eso ocurrió en el mercado de haciendas y se trasladó a la carnicería. Pero entiendo que, en función del aumento que se dio, no vamos a tener nuevos incrementos de precios hasta el año que viene porque también es una característica de la carne:pega una subida importante pero luego se estaciona durante tres o cuatro meses.

- En las últimas horas se reunieron con Feletti, secretario de Comercio Interior, que había planteado la posibilidad de incrementar nuevamente las retenciones a la carne. ¿Qué posibilidades les planteó Feletti?

-Fuimos invitados por la Secretaría de Comercio a participar de una reunión. Desde Fifra siempre estamos predispuestos al diálogo, tenemos muy buena relación aunque pensemos distinto. Acudimos a la reunión. Fue un encuentro de análisis de la situación actual. El secretario consultó sobre los fundamentos nuestros de por qué creemos que no va a volver a aumentar la carne. Hablamos de la oferta inmediata de hacienda, sobre cómo promover la oferta futura, porque en eso fuimos claros. Como lo venimos diciendo, la ganadería no ha tenido acciones de fomento desde el último medio siglo y se hace necesaria una política de incentivos fiscales para producir más. En ese marco, el proyecto de ley agrobioindustrial está encaminado, con amortización acelerada, con cambios en la valuación fiscal de la hacienda. Hablamos sobre posibles reformas impositivas que tendrían impacto en los precios al consumidor, como puede ser la equiparación del IVAdel servicio de faena al IVA de carnes, un acuerdo con las provincias para una alícuota única de Ingresos Brutos en el 1 por ciento, lo que representaría un ahorro de entre 30 y 40 pesos por kilo de carne. También planteamos un régimen simplificado para que el carnicero pueda gozar de los beneficios y pueda formalizarse. Todas cuestiones que tienen que ver con el precio. También hicimos notar que la preocupación por el precio no es sólo del Estado. Sabemos que esta recomposición implica menor actividad en una situación difícil. Se hace imposible al sector industrial, con una participación del 6 o 7 por ciento en el precio final, poder tener una intervención, mientras que el Estado tiene una participación por encima del 30% en la conformación del precio. Entonces, creo que se tiene que trabajar fundamentalmente sobre la presión fiscal para amortiguar ese impacto que tiene sobre el precio final a los consumidores.

- ¿Encontraron receptividad en Feletti ante estos planteos?

- Totalmente, tomó nota de muchas de las propuestas que hicimos, hizo a que el ministro Domínguez está trabajando en la definición de la política de carnes, no mencionó ninguna medida específica ni voluntad de intervención. presenta las visiones sobre el negocio, la realidad actual y la oportunidad hacia el futuro porque la producción pecuaria de las carnes mucho potencial para generar valor agregado tiene empleo genuino y no tenemos un problema de abastecimiento.