Rostros y Rastros primavera | frutas | alimentación

Primavera, cuáles son las frutas de estación que se pueden aprovechar

Consumir las frutas de esta época del año nos garantiza aprovechar su punto óptimo de maduración para incorporar sus nutrientes a nuestro organismo. Hoy te contamos cuáles son esas frutas que te conviene consumir durante la primavera

Con la primavera no sólo cambia el clima y el paisaje. Con su llegada, un nuevo abanico de posibilidades se abre ante nosotros. Es que en esta temporada muchas frutas y verduras comienzan a aparecer ofreciendo una gran variedad de opciones para disfrutar.

Beneficios de consumir frutas de estación

El consumo de frutas de estación tiene muchos beneficios. Por un lado, al ser cosechadas en el momento adecuado su aporte de vitaminas, minerales y otros nutrientes es máximo; además de tener la textura adecuada, su apariencia, color y sabor es mucho más intenso.

Elegir productos de la temporada es una manera de incentivar la agricultura tradicional y local, ya que permite que los alimentos sean consumidos mientras están frescos. Por otro lado, como deben ser transportados, contribuye a reducir las pérdidas y desperdicios alimentarios y se necesita menos energía para su conservación y transporte.

Los alimentos fuera de temporada son aquellos que no son cultivados siguiendo y respetando su ciclo natural, produciendo mayor cantidad de gases de efecto invernadero que los alimentos de temporada. En consecuencia, su crecimiento y su maduración se logran forzando los procesos naturales con tecnologías, por ende, comer alimentos de temporada siempre tiene mayores beneficios para el organismo.

La temporalidad de la fruta es importante para su consumo, ya que cada tipo de frutas se cosecha de mejor forma en ciertas temporadas, y a pesar de que hoy en día, la agricultura ha cambiado y podemos encontrar casi todos los tipos de fruta a lo largo del año, algunas pueden estar alteradas.

Frutas estrella de primavera

Los productos de estación, son alimentos que están en su punto justo de maduración, es decir, que van a ser mucho más ricos, pero también sus nutrientes van a estar en estado óptimo para ser aprovechados por nuestro organismo. Según informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca en su página oficial, estas son las frutas que debes consumir en primavera:

Frutilla. Nada grita tanto “primavera” como las frutillas. Esta fruta, ofrece una amplia gama de nutrientes. Sus vitaminas y minerales ayudan a prevenir la artritis, controla los niveles de colesterol y fortalece el sistema óseo. Son ricas en vitaminas y minerales y actúan como antiinflamatorios, desintoxicante y anticoagulante. Son aconsejable para diabéticos y muy beneficiosas para reducir el estrés, el estreñimiento, la hipertensión y el colesterol alto.

Arándano. Los arándanos tienen muchos beneficios para la salud. Ayudan a combatir la infección urinaria, previenen la diabetes e incluso hay estudios que indican que mejoran la memoria. Tiene efectos beneficiosos sobre la visión, ya que mejoran la pigmentación de la retina y la visión nocturna. Tienen un alto contenido en antioxidantes, lo que previene el envejecimiento celular y son bajos en calorías, ya que cada 100 gramos, nos aportan 46 calorías.

Manzana. La manzana es una de las frutas más consumidas a nivel mundial, y con buena disponibilidad a lo largo del año. Su piel contiene la mayor concentración de antioxidantes, de 4 a 7 veces superior respecto a la pulpa del fruto. Desde un punto de vista nutritivo, la manzana es una fruta muy completa, ya que, a su bajo aporte calórico (una manzana media contiene unas 80 kcal) se une su riqueza en determinados nutrientes como vitaminas C y E, potasio, fibras y flavonoides. El 85% de su composición es agua, por lo que resulta una fruta muy refrescante e hidratante.

Cereza. De sabor dulce, la parte carnosa de esta fruta tiene antocianinas, un potente antioxidante que protege al corazón y disminuye el colesterol en sangre. Es una de las frutas más ricas en melatonina, hormona relacionada con la regulación del sueño y fortalece el sistema inmunológico. Las cerezas tienen un alto contenido en potasio, fibra y distintas vitaminas (vitamina A, C y vitaminas del grupo B). Además, contienen fósforo, magnesio y calcio.

Frambuesa. Cultivada en la Patagonia argentina, la frambuesa es una baya con muchos nutrientes. Uno de sus beneficios es que aporta vitamina C y ácido fólico, lo que lo hace un excelente alimento para embarazadas. Al igual que otros frutos rojos, tienen propiedades antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento y prevenir enfermedades cardíacas. Las frambuesas son ricas en calcio y potasio. Favorece la salud ocular, de la piel y ayuda a controlar la diabetes. Otro de sus beneficios es que mejora los síntomas alérgicos y de asma.

Naranja. Las naranjas están entre las frutas más populares del mundo. Es que, además de ser deliciosas, son una fuente saludable de fibra, vitamina C, tiamina y antioxidantes. Las naranjas pueden beneficiar la salud del corazón y ayudar a prevenir los cálculos renales. Aumentan la absorción de hierro y son un alimento clave para fortalecer el sistema inmunológico. Si bien nos acompañan en todas las estaciones, las naranjas abundan en la primavera.

Ananá. De exótico aroma y refrescante sabor entre dulce y ácido, es una buena fuente de vitamina C. Es una fruta que posee alto contenido de agua y es muy baja en calorías, aporta además A, B1, ácido fólico y es libre de sodio. Respecto al contenido en minerales, cabe señalar que es muy rica en potasio, y aporta también, en menor cantidad, magnesio y hierro. Por su alto contenido de fibra, otorga sensación de saciedad.

Banana. La banana es muy baja en sodio, una buena fuente de vitamina A, C, E y B6 que fortalecen la salud del aparato óseo, muscular y el sistema nervioso. Contiene minerales como potasio, magnesio, selenio, calcio y hierro. Tiene un alto contenido en triptófano, el cual es un aminoácido esencial, que otorga saciedad. La banana es la preferida de miles de personas por su practicidad y versatilidad, y a pesar de que la encontramos en todas las estaciones, se trata de una fruta principalmente primaveral.

Según las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA), se recomienda siempre consumir las frutas y verduras de estación, preferentemente crudas para mantener el contenido de nutrientes y sugiere, además, un consumo de al menos 5 porciones de frutas y verduras por día, de diversas variedades y colores para cubrir los nutrientes necesarios para reforzar nuestro sistema inmunológico y lograr un buen estado de salud.

Por Julieta Varroni