Provinciales | transporte | AMBA | boleto

El AMBA vuelve a ampliar la distancia con el interior en el precio del boleto

Después de que se iniciara un proceso para acercar los valores quitando más subsidios al conurbano, hubo un nuevo giro y el proceso volvió a profundizar la desigualdad. Ya hay ciudades con pasajes a casi $ 1.600

En los primeros días del mes varias ciudades del interior del país volvieron a ajustar el precio del boleto de transporte urbano, como fue el caso de Santa Fe o Rosario, que hasta aquí venían moviéndose en tándem con Córdoba y Río Cuarto, pero esta vez se desengancharon. En las dos ciudades cordobesas el valor por ahora seguirá en $700, según confiaron tanto desde el Palacio 6 de Julio como desde el Palacio de Mójica.

Puntualmente en Río Cuarto, el cambio podría darse recién en julio y quedaría para el próximo intendente, como una de las primeras medidas a tomar.

Lo cierto es que más allá de lo que ocurre en las provincias de Córdoba y Santa Fe, que tienen un peso significativo en el concierto del interior y lideran los planteos por el tema de fondos para el transporte, hubo otras localidades que decidieron incrementar el valor que pagan los ciudadanos por usar el sistema urbano. Una de ellas fue la costera Pinamar, que ahora puso un valor de $1.591. En los valores juega una relación no explícita de lo que cada Municipalidad decide aportar por vía de subsidios: a mayores aportes municipales, menor precio paga el pasajero. En el segundo escalón de las ciudades con boletos más caros aparece la neuquina Centenario, con $1.147. Cierra el podio Corrientes con $990.

La distancia de esas tres localidades con el precio del boleto en el AMBA es significativa. En el conurbano, el precio sigue siendo de $270, el más barato del país.

En ese punto hicieron eje los intendentes del interior la semana pasada cuando llegaron al Congreso: “Los intendentes que representamos a las localidades del interior del país volvemos a reclamar por los subsidios al transporte. Representantes de todos los espectros políticos nos unimos, más allá de las ideas y banderas partidarias, en un legítimo reclamo por el federalismo y el fortalecimiento de la democracia, en contra de esta asimetría histórica que llegó a su punto culminante con la decisión del gobierno nacional de eliminar el Fondo Compensador, incrementando, además, los subsidios que recibe el área metropolitana”, remarcó Daniel Passerini, intendente de Córdoba, luego de la presentación ante diputados y senadores.

Allí apuntó contra un doble movimiento del gobierno nacional: aumentó los fondos destinados al AMBA mientras eliminó todos los recursos para las localidades del interior, cuyos sistemas pasaron a ser sostenidos por provincias y municipios, en las medidas de sus posibilidades. “Esta asimetría parece tener dos propósitos: seguir concentrando a la Argentina alrededor del Obelisco y eliminar un servicio público esencial en el interior del país”, explicó Passerini.