Rostros y Rastros Argentina | Veganismo | alimentación

Aumentó el número de veganos en nuestro país en los últimos años

El veganismo es un estilo de vida, que promueve una alimentación sana y libre de maltrato animal. Según una reciente encuesta, se duplicó el número de veganos en la Argentina

Ser vegano o vegetariano, es una filosofía y un estilo de vida, que promueve una alimentación sana y libre de crueldad y maltrato animal. Esta se ha popularizado con el correr de los años y cada vez son más, las personas que eligen comer conscientemente, eligiendo una alimentación más saludable, generando cambios en los hábitos alimenticios.

Por supuesto que el mercado, tímidamente va acompañando esta filosofía de vida. En los últimos años se observa un crecimiento exponencial en casi todos los sectores que ofrecen opciones veganas. La tendencia indica un aumento de oferta gastronómica y emprendimientos que ofrecen alternativas vegetarianas y veganas, junto a otros productos que se adaptan a estos nuevos consumidores. Cabe destacar que las plataformas y redes sociales son una gran ventana de información que promueve esta acción, suma seguidores y dan a conocer nuevas opciones.

En nuestro país se ha dado en los últimos años, un aumento importante de personas que abrazan este estilo de vida. Lejos de constituir una moda meramente gastronómica, el veganismo y el vegetarianismo es una filosofía de vida que se basa en no consumir nada de origen animal, siendo más estricto en el veganismo.

Diferencias entre vegano y vegetariano

Antes de seguir avanzando, es importante aclarar, que veganos y vegetarianos no significan lo mismo. Si bien el vegetarianismo y el veganismo comparten como base una dieta que ofrece una gran variedad de vegetales, frutas, granos, legumbres y semillas, las personas vegetarianas no consumen productos que provengan de la matanza de animales, principalmente su carne; en cambio las personas que son veganas evitan consumir o usar cualquier producto o subproducto que derive de un animal.

Es importante destacar que dentro del vegetarianismo hay muchas variantes de dietas: ovo-lácteo-vegetariana (se consumen huevos y lácteos), lacto-vegetariana (consume lácteos), ovo-vegetariana (consume huevos) y pescatariana (consume pescados y mariscos), entre otras formas y variantes. En cambio, la alimentación vegana, no incluye ningún alimento que contenga carne, aves de corral, pescados y mariscos, huevos, productos lácteos, miel, quesos cuajados, gelatina y otros tipos de proteínas animales ni caldos o grasas que deriven de ellos.

El veganismo, también restringen productos que directa o indirectamente involucran el uso humano de animales, como artículos de cuero, lana, accesorios, cosméticos y hasta productos de limpieza que se testeen en animales. Las razones por las cuales las personas se hacen veganas son diversas, pero en la mayoría de los casos es por una opción ética en favor de los animales y sus derechos. Otro motivo es que es bueno para la salud, ya que reduce el riesgo de cardiopatías, diabetes, cáncer y la obesidad y los problemas derivados de esta.

El vegetarianismo en la Argentina

La Unión Vegana Argentina (UVA) es la primer ONG en Argentina creada para promover y difundir exclusivamente el veganismo, resaltando y promoviendo el respeto hacia los animales, el planeta y las personas. UVA estableció mediante una encuesta que fue realizada en el año 2020 que la población vegana y vegetariana en la argentina, había aumentado de 9% a 12%. Sin embargo, sondeos recientes de la misma ONG, siguen mostrando un importante aumento en estos porcentajes.

Según un estudio realizado por la consultora Kantar Insights Division a pedido de la Unión Vegana Argentina (UVA), 4.005.000 personas eligen este tipo de dieta en la Argentina. Por otro lado, a raíz de estos resultados, Manuel Alfredo Martí, de la UVA, afirmó que, según los últimos conteos y relevamientos realizados en 2022, la población vegana en el país pasó a ser el doble desde el 2019, representando entre un 20% y un 21% del total poblacional. Entre los vegetarianos, la mayoría pertenece al rango etario entre 35 y 49 años. Además, el 52% son mujeres, mientras que el 48% son hombres.

Si bien la mayoría de la población aún consume carne, datos de una encuesta realizada por la consultora Ecolatina, mostraron que muchos están adoptando una dieta con menos productos de origen animal. Esto significa un descenso del consumo promedio de carne en los últimos años en la población general y un aumento en la incorporación de vegetales y granos.

Actualización del código alimentario

Durante el año pasado, el Gobierno de las Nación, actualizó el código alimentario para incluir el rotulado de productos veganos y vegetarianos. La normativa tiene por objeto promover la competitividad, la generación de valor agregado, la diferenciación y la calidad de los alimentos, así como brindar acceso a la información clara y veraz para toda la población.

Con esta actualización, los productos aptos para veganos, deberán acreditar previamente dicha condición ante la autoridad sanitaria competente, y aquellos alimentos que no cumplan con las condiciones necesarias quedarán impedidos de llevar el rotulado.

Con esta nueva actualización del Código Alimentario Argentino, nuestro país se convierte en uno de los primeros en incluir los atributos “Vegano”, “Solo con ingredientes de origen vegetal”, “100% vegetal”, “Hecho a base de plantas” y “Vegetariano” en sus normativas nacionales.

De esta manera, varios productos en las góndolas de supermercados y otros comercios, que son de origen vegano o vegetariano, ahora se podrán identificar fácilmente gracias a este etiquetado. Esta actualización en la normativa de rotulado, brinda mayor y mejor información a los consumidores sobre el producto en sí, y ayuda a evitar publicidades engañosas en el packaging de los alimentos.

Una elección

Desde el Ministerio de Salud de la Nación, a través del Programa Nacional de Alimentación Saludable, se elaboró un estudio donde se muestra que una alimentación basada en vegetales de igual calidad nutricional que uno tradicional, son equivalentes en valores nutritivos. El menú de características vegetales es, incluso, un 23% más económico que el tradicional.

Sin embargo, es importante aclarar que para llevar una dieta vegana y a la vez mantener un buen estado de salud hay que tener más información, ya que puede generar una faltante de nutrientes que deterioren el organismo. La consulta y acompañamiento de un profesional de la salud es necesaria e imprescindible.

Por Julieta Varroni